El juicio por los 111 bienes de Barbastro-Monzón queda visto para sentencia


Publicado 17/05/2019 18:16:55CET

ZARAGOZA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El juicio por la demanda civil presentada por el Obispado de Barbastro-Monzón contra el obispo de Lérida, monseñor Salvador Giménez, y el Museo de Lérida Comarcal y Diocesano para reclamar la devolución de los 111 bienes de arte sacro de 40 parroquias aragonesas que se encuentran en depósito en Lérida ha quedado visto para sentencia.

Este jueves y viernes se ha celebrado la vista oral en el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Barbastro (Huesca). El abogado de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Joaquín Guerrero, ha explicado en declaraciones a Europa Press que se han hecho los alegatos finales y ha estimado que, al menos, podrían pasar dos meses y medio hasta que se conozca la sentencia, para apuntar que se han entregado al juez más de 12.000 folios.

Guerrero se ha mostrado esperanzado de ganar el juicio, para apuntar que es una cuestión de "justicia" para las parroquias aragoneses, si bien ha añadido que habrá que esperar a conocer la sentencia.

Ha indicado que el objetivo es el retorno de esas piezas, una cuestión en la que los tribunales eclesiásticos ya han dado la razón a la diócesis que defiende, si bien desde el Obispado de Lérida "no quisieron cumplir" y ha sido preciso llevar el asunto a la jurisdicción civil.

Sobre la propiedad, Guerrero ha subrayado que los tribunales de la Iglesia sí tienen validez porque "el Derecho Canónico es estatutario" y ha recordado que es una cuestión entre dos obispos, para añadir que además hay unos acuerdos suscritos entre la Santa Sede y el Estado español.

PROPIEDAD

El abogado de la Diócesis de Barbastro-Monzón ha comentado respecto a la compra de algunos de esos 111 bienes por el Obispado de Lérida que "no hay ningún documento que sea un contrato de compra-venta", algo que no niega la parte demandada, ni tampoco existe una autorización de la Santa Sede para transmitir esos bienes.

Por ese motivo, ha estimado que es un argumento que "no creo que sea importante en este pleito". Sobre la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 2008 que indica que esos bienes no pueden sacarse de esa Comunidad, Guerrero ha remarcado que en años posteriores el Tribunal Supremo dictaminó que esa sentencia no tiene validez porque se trata de unos bienes de parroquias aragonesas.

El abogado de la Comunidad autónoma de Aragón, Alberto Gimeno, ha incidido en que "no hay ningún título que acredite, ni las compraventas, ni las permutas" de esos bienes, para recordar que la posición del Gobierno aragonés en este juicio es la de coadyuvar al legítimo propietario, "que es la Diócesis de Barbastro-Monzón y sus parroquias".

A su entender, ha quedado claro que "hay argumentos jurídicos y argumento de justicia, tanto formal como material" para reivindicar el regreso de estos 111 bienes a las parroquias aragonesas y ha deseado que la demanda civil presentada por la Diócesis de Barbastro-Monzón se estime y se ejecute, "igual que pasó con los bienes del Monasterio de Sijena, un caso muy equiparable y asumible".

Según ha incidido, se trata "de una serie de piezas en depósito en el Museo de Lérida respecto a las que no está acreditada en modo alguno la propiedad" por parte de Cataluña.

ACLARAR Y REVISAR

El letrado del abogado del Obispo de Lérida, Javier Gonzalo, ha opinado que el juicio ha servido para "aclarar y revisar muchas cosas", un litigio que se remonta a hace 25 años y en el que "se ha ido poniendo cada cual en su sitio", para remarcar que "ha quedado muy claro que quien no entrega las obras no es el obispo de Lérida".

Además, ha añadido, el prelado "reivindica su propiedad en base al Derecho Civil" porque "ya no estamos en el Derecho Eclesiástico y por tanto se tiene que aplicar el Código Civil".

El abogado del Consorcio de los Museos de Lérida Diocesano y Comarcal, Jordi Vives, ha esgrimido que el obispado de Barbastro "apela a unas resoluciones canónicas que según la Audiencia Provincial de Huesca no son eficaces en España".

Ha señalado que "se acostumbra a omitir que hay otra sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 2008 que declara que esas piezas no pueden salir en las condiciones que propone el Obispado de Barbastro".

A su entender, es una cuestión "zanjada" sobre la que "no puede haber discusión" y que "no corresponde revisar", para añadir que también ha defendido la propiedad de Obispado de Lérida de varias de esas 111 piezas.

Jordi Vives ha reconocido que esta es una "causa muy compleja", a pesar de lo cuál "estamos convencidos de que se han aportado argumentos sólidos y robustos" y ha destacado el trabajo realizado para cada una de las 111 piezas con cerca de 4.000 folios donde se documenta su origen y las razones de la propiedad del Obispado de Lérida, para concluir que "entendemos que el juicio ha ido muy bien y podemos ser francamente optimistas".

Contador

Para leer más