Publicado 27/07/2021 12:00CET

Marín (PP) resalta la "dejadez" del Gobierno de Aragón con la Atención Primaria

La diputada del PP, Ana Marín
La diputada del PP, Ana Marín - PARTIDO POPULAR

ZARAGOZA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Sanidad del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Ana Marín, ha señalado la "dejadez" del Ejecutivo de Javier Lambán con la Atención Primaria, la "tabla de salvación" de los ciudadanos en esta sexta ola de contagios porque sus profesionales son "quienes están vacunando, haciendo las pruebas PCR, los test de antígenos, el rastreo de los contactos, además de la atención que les es propia".

La diputada ha añadido que debido al periodo estival, "en muchos centros de salud se ha triplicado la población que tienen que atender y están solos". Para Marín, el Gobierno de Aragón "no les está prestando ayuda, no solo no los ha reforzado sino que además se han cerrado muchos consultorios locales, los consultorios de proximidad, la primera puerta de atención".

Ha puesto como ejemplo la provincia de Huesca, en la que ha enumerado se han cerrado los consultorios locales de Chía, Sahún, Eriste, Villanova, Cerler, Sotonera, y "los que no se han cerrado se ha reducido la atención, se ha reducido el número de días que estaban abiertos". La parlamentaria ha apostillado que "esto es lo que el Gobierno de Aragón hace por la Atención Primaria cerrar consultorios locales y reducir la atención sanitaria que prestan".

Ana Marín ha señalado que el Ejecutivo aragonés "está actuando muy tarde, y lo estamos pagando en aplicar unas medidas que eran urgentes y necesarias para la situaciónde pandemia que estamos viviendo, y no ha ejercido su responsabilidad en dar cobertura a las necesidades".

Así, el PP ha pedido al Gobierno de Aragón que sea capaz de adoptar las medidas necesarias de forma inmediata para poder parar esta ola, "no con quince días de retraso, que preste apoyo y la debida atención a todos los profesionales que están trabajando sin descanso en la Atención Primaria, y que proceda a la inmediata apertura de todos los consultorios locales que ha cerrado".

Marín ha trasladado su preocupación por el "altísimo número de contagios" en esta sexta ola y como están empezando a afectar "de manera muy preocupante a las residencias de mayores". En este sentido, ha pedido al Ejecutivo de Lambán que se realicen pruebas serológicas a todos los residentes y a todos los trabajadores de esas residencias para poder determinar el grado de inmunidad que cada uno de ellos tiene. "Las personas mayores fueron las primeras en vacunarse, algunas casi hace ocho meses, y ese grado de inmunidad ha podido reducirse, con lo cual sería muy importante que se hagan estas pruebas para determinar la inmunidad de los mismos".

En cuanto a las personas que trabajan en las residencias y que no se han querido vacunar, y que han de hacerse una PCR cada 72 horas para ver si están o no contagiados, Marín ha precisado que en la orden al respecto no se determina quién se hace cargo de esa realización de pruebas, si lo tiene que hacer la Atención Primaria, si van a ir a cargo de las propias residencias o si corren a cuenta de los que no quisieron vacunarse en su día.

"Todo esto ha quedado en el aire y está provocando muchos problemas a la hora de la seguridad de las propias residencias, y entendemos desde el PP y así se lo pedimos al Gobierno de Aragón que tome cartas en el asunto, que sea más claro a la hora de determinar estas cuestiones que lo único que crean es una inseguridad en los ciudadanos".

La diputada popular ha incidido en la "tardanza" en la toma de decisiones por parte del Departamento de Sanidad. "El pasado 8 de julio tuvimos una reunión con la consejera de Sanidad, Sira Repollés, y desde el PP le pedimos tres cuestiones fundamentales: la ampliación de la edad de vacunación, que se abriera para los menores de edad, para los niños de 12 a 17 años; que solicitara de nuevo la ayuda del Ejército para el rastreo, con el fin de descongestionar la Atención Primaria y que valorara el cambio de los horarios de cierre en la restauración".

Marín ha continuado diciendo que "el 21 de julio el Gobierno de Aragón decide solicitar al Ministerio de Defensa el apoyo del Ejército, trece días después, casi dos semanas en las que Aragón ha superado en muchos días los 900 casos de contagios y en algunos incluso el millar. Al Gobierno le ha costado trece días reaccionar y, mientras tanto, la Atención Primaria estaba colapsada".

El día 22 de julio, el Ejecutivo autonómico "decide retrasar el cierre de la restauración, y también catorce días después decide abrir la vacunación para los menores de edad, para los que han cumplido este año o cumplirán 17 años".

Están subiendo desde la semana pasada "de forma alarmante los ingresos en los hospitales y en las UCI y el Gobierno tarda catorce días en tomar unas medidas que solicitamos, y que si se hubieran llevado a cabo de forma rápida a lo mejor podríamos estar ya viendo sus resultados", ha declarado.

La portavoz de Sanidad del Partido Popular ha manifestado se han abierto los calendarios de vacunación, que estos menores ya pueden acceder al sistema de vacunación, "pero es imposible que se pueda solicitar una cita porque o no sale o remiten todas las vacunas a la capital aragonesa".

Según Marín, "no hay vacunas y es responsabilidad del Gobierno de Aragón solventar esta situación, pedir al Gobierno de España que mande el mayor número posible de vacunas. Está muy bien abrir los periodos de vacunación, pero si no se puede acceder a esa vacunación por la falta de vacunas no adelantamos nada".