Publicado 17/02/2021 13:14CET

Una investigación desvela que el cambio climático altera la floración de las plantas o la migración de las aves

Archivo - Una investigación desvela que el cambio climático altera la floración de las plantas o la migración de las aves
Archivo - Una investigación desvela que el cambio climático altera la floración de las plantas o la migración de las aves - UNIVERSIDAD DE OVIEDO - Archivo

OVIEDO, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una investigación liderada por la Universidad de Oviedo, junto a la Universidad de Helsinki (Finlandia) y la Universidad de Ciencias Ambientales de Suecia, ha detectado una pérdida de sincronización entre eventos periódicos como la floración de las plantas o la migración de las aves vinculada al cambio climático.

El estudio revela que la descoordinación es mayor conforme aumenta la temperatura. El calentamiento global, explica la Universidad en nota de prensa, está provocando que las especies no se encuentren actualmente sincronizadas con las señales de su entorno, produciéndose, por ello, una pérdida de sincronización entre eventos periódicos como la floración de las plantas, la migración de las aves o la eclosión de los insectos.

El estudio, en el que han colaborado con la Universidad de Helsinki y la Swedish University of Agricultural Sciences, aborda esos eventos periódicos que se observan en la naturaleza y que se conocen como fenología. Los resultados se han publicado en las revistas 'Nature Climate Change' y 'Proceedings of the National Academy of Sciences of America'.

Los investigadores han recogido observaciones de cientos de eventos fenológicos durante décadas en más de 150 áreas protegidas en toda la región de la ex Unión Soviética. Los resultados evidencian grandes diferencias locales en la forma en que las especies responden a las variaciones de un año a otro.

La autora principal del estudio, María del Mar Delgado, ha explicado que cuentan con información sobre eventos fenológicos muy diferentes de aves, mamíferos, anfibios, plantas, o reptiles. "Lo que se ha observado es una rigidez general en la respuesta de las especies a las variaciones del clima de un año para otro. En particular, cuanto más cálido es el año, mayor es la desincronización entre los eventos fenológicos y las señales del entorno", ha explicado.