Afammer pedirá al Gobierno mediar para que la PAC dé protagonismo a mujeres

Camen Quintanilla, Afammer
AFAMMER
Actualizado 14/10/2018 12:47:15 CET

CIUDAD REAL, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (Afammer), Carmen Quintanilla, ha avanzado que pedirá al Gobierno del Estado en una reunión prevista para el día 24 de octubre con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, con el fin de que medie en las instituciones europeas para reivindicar en la negociación de la nueva Política Agraria Común un mayor protagonismo de las mujeres, instando a que se pongan en marcha políticas que sirvan para favorecer su empoderamiento, su liderazgo y su desarrollo personal y profesional.

"La PAC tiene que tener en cuenta a la mujer rural y reconocer su importante rol a la hora de fijar población, tiene que implementar medidas para reducir la brecha de género en el medio rural y favorecer así el relevo generacional", ha considerado Quintanilla en una entrevista con Europa Press con motivo del Día Internacional de las Mujeres Rurales que se celebra este lunes.

Para conseguir este objetivo, Quintanilla promoverá desde el Grupo Popular en el Congreso de los Diputados una iniciativa legislativa en forma de Proposición No de Ley para que el Gobierno de Pedro Sánchez cuente con las mujeres de cara a esa negociación en Europa.

Entre otras propuestas, Quintanilla ha adelantado además que otra de las reivindicaciones pasa por exigir al Gobierno el impulso de la ley de Titularidad Compartida en las explotaciones agrarias.

36 AÑOS DE AFAMMER

La también diputada nacional del PP por la provincia de Ciudad Real ha recordado que Afammer nace en un momento de la historia de España en el que "hablar de mujer rural era hablar de una mujer estigmatizada, de una mujer que venía del pueblo, de las películas de Martínez Soria", coyuntura en la que nace la asociación para dar voz "a los seis millones de mujeres rurales, que son las que mantienen las explotaciones agrarias, las que prestan servicios a mayores y dependientes y que cada día se levantan para hacer posible que haya vida y futuro en el mundo rural".

Quintanilla ha rememorado cómo el nacimiento de Afammer "marca un antes y un después" en cuanto al reconocimiento de los derechos de las mujeres rurales". "Así es como empezamos a trabajar para romper el estigma que había con las mujeres rurales".

Eran años en los que "los pueblos tenían calles sin asfaltar, tenían centralitas telefónicas de cable o no contaban con agua potable, y desde entonces se han conseguido logros como que la ONU escuchara a las mujeres rurales y declarara el 15 de octubre como el Día Internacional del sector".

"Y todo a través de grandes proyectos, tomando conciencia de la importancia de la formación para el empleo, que es lo que hace más libre a las mujeres y les da una herramienta para, por ejemplo, romper con la violencia de género", ha incidido.

La formación y el empleo han sido por tanto los "principales pilares" de la acción de Afammer, y ahora que se ha avanzado mucho en ese camino, las estrategias pasan por fomentar el empoderamiento de las mujeres rurales.

En este punto, ha lamentado que todavía hay poca presencia femenina en los consejos rectores de cooperativas, por lo que todavía hay mucho trabajo por desarrollar. "Hay que desarrollar el liderazgo de las mujeres para que su voz cambie mentalidades y eduque a la sociedad rural".

LAS MUJERES, CLAVE PARA EVITAR LA DESPOBLACIÓN

Los problemas derivados del envejecimiento de la población y la pérdida de habitantes en zonas rurales son otros de los desafíos que pueden solventarse dando más protagonismo a las mujeres rurales, según Carmen Quintanilla.

Para ello, apuesta por "corregir" la brecha digital en los pueblos, brindar más oportunidades para fomentar el autoempleo y potenciar los servicios públicos en zonas con menos habitantes.

"Hay despoblación porque no hemos apostado por que el liderazgo de las mujeres en las cooperativas. Darles poder puede ser un arma. ¿Por qué el relevo generacional se pone en manos de hombres y no de mujeres? Tenemos ingenieras, veterinarias, mujeres muy preparadas. Pero en 50 años no se han tomado medidas para fomentar el liderazgo de las mujeres", ha lamentado Quintanilla.

Carmen Quintanilla ha puesto en valor que más de la mitad del autoempleo en zonas rurales lo están creando las mujeres, ejemplo de su capacidad de emprendimiento; mientras que apenas el 3% de los cargos directivos en grandes empresas del medio rural están ocupados por el sector femenino.

En este punto, ha abogado por premiar desde las administraciones a aquellas empresas que den cabida a mujeres en sus directivas.

MENSAJE OPTIMISTA PARA EL MEDIO PLAZO

Quintanilla ha querido mandar un mensaje optimista para el medio plazo: "Creo que habremos parado la despoblación, habremos conseguido que las mujeres jóvenes se hayan quedado en el mundo rural porque tendrán oportunidad de crear empleo y se habrá conseguido hablar de conciliación también en los pueblos".

Una mayor participación en la toma de decisiones y más presencia en las directivas de las grandes empresas son otros de los objetivos para los próximos años.