28 de marzo de 2020
 
Publicado 09/01/2015 13:13:39CET

Cardenal y arzobispo de Tegucigalpa dice que la solución a la crisis no es la austeridad sino la ética y la honestidad


TOLEDO, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, ha dicho que la solución a la crisis no es la austeridad que plantea el Fondo Monetario Internacional (FMI), pues a su modo de ver, se necesita devolver "la ética y la honestidad a la economía que han sido marginadas".

"Sin ética no hay receta del FMI ni de ninguno de estos organismos que pueda funcionar", ha dicho Maradiaga, preguntado sobre si la crisis ha quedado atrás.

Y es que el también presidente de Cáritas Internacional y presidente de la Comisión de Cardenales que asisten al Papa Francisco en el gobierno de la Iglesia y en el estudio de la Reforma de la Curia ha defendido que la solución de la crisis pasa "por la persona", pues no son los sistemas económicos los que están equivocados o son correctos, sino la manera en la que las personas aplican estos sistemas.

Ha recordado que en la década de los 90 estos organismos financieros aplicaron unas medidas, que se llamaron ajustes estructurales de la economía, que aunque provocaron una recuperación de los índices macroeconómicos empobrecieron más a las personas.

"Esas mismas recetas son las que se han querido aplicar a Europa ante la crisis, pero si las personas no las cambian solo trae más pobreza. A mi juicio, Europa tiene muchas posibilidades de superar la crisis pero requiere de la ética y la honestidad", ha concluido.

Lo más leído

  1. 1

    Fallece el jefe del GAR, unidad de élite de la Guardia Civil, víctima del Covid-19

  2. 2

    El Gobierno prohíbe por ley los despidos por fuerza mayor y otras causas por la crisis del coronavirus

  3. 3

    Muere la madre de Antonio Montero

  4. 4

    Ángeles Grobas, auxiliar de enfermería ingresada por covid-19 y dada de alta: "Tardaron cinco días en hacerme el test"

  5. 5

    La Policía halla dos muertos en una residencia psiquiátrica religiosa en Madrid afectada por Covid-19