El Colegio de Psicólogos de CyL ofrece pautas para explicar a los niños qué ocurre a sus abuelos cuando tienen Alzheimer

Publicado 20/09/2018 14:39:54CET

VALLADOLID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Oficial de Psicólogos de Castilla y León (Copcyl) ha elaborado un informe sobre el Alzheimer en el que analiza las necesidades de las familias en las que conviven niños con abuelos que padecen esta enfermedad y ofrece algunas pautas sobre cómo explicar la situación.

El Alzheimer --cuyo día mundial se celebra este viernes-- afecta a más de 100.000 personas en Castilla y León, según el Colegio, que cuenta con un grupo de trabajo de 'Psicología del Envejecimiento', que tiene como una de sus preocupaciones cómo ayudar a los más pequeños a afrontar el Alzheimer y ha elaborado un informe sobre las necesidades de las familias afectadas por esta enfermedad.

El grupo de trabajo de 'Psicología del Envejecimiento' del Copcyl lleva años recopilando información sobre las demandas de las familias de Castilla y León en distintos centros de día, residencias y a través de sus colegiados.

"Los cuidadores reclaman compañía a la hora de cuidar del enfermo y espacios de respiro que les aporten descanso y distancia, pero si en algo coinciden es en la sensación de soledad", ha asegurado el Colegio, que ha detectado que entre las preocupaciones generales más comunes se encuentra cómo actuar cuando se desorientan y cómo contribuir a mantener la memoria.

Sin embargo, han explicado que cuando más perdidas se encuentran las familias que conviven con enfermos de Alzheimer es a la hora de explicarles a los niños qué les ocurre a sus abuelos, ha señalado el Colegio en un comunicado recogido por Europa Press, en el que ha señalado que la principal duda es si se mantiene a los niños aislados o se les da información.

El colectivo profesional considera que se debe implicar a los niños en lo que ocurre en la familia porque "pueden ayudar y suelen estar deseosos de hacerlo hasta donde pueden", pero "si se esconde la enfermedad llegan a imaginarse situaciones más dolorosas".

A este respecto, el Colegio ha advertido de que es "importante" ajustar la ayuda a su edad para evitar que adopten un rol de cuidador llevando a cabo tareas que no son propias de niños.

"Los cuentos suelen ser un recurso valioso y efectivo para entender la situación y compartir sentimientos en familia", señala el informe, que hace hincapié en que los familiares no olviden que el niño "siempre puede dar su cariño, ya que será muy bien recibido por el abuelo, aunque éste no recuerde su nombre". "La unión niño y abuelo siempre es positiva para ambos", concluye.

Los psicólogos han insistido en que no conviene esconder a los niños las emociones y es "mucho más útil explicarles de manera abierta y sencilla cómo y por qué nos sentimos como nos sentimos y que siempre hay algo bueno y constructivo que podemos hacer cada miembro de la familia".

El colectivo profesional ha señalado que la finalidad de presentarles la realidad a los más pequeños es ayudarles a construir sus propias herramientas para afrontar las dificultades de la vida como las enfermedades, la fragilidad o el duelo.

El estudio del Colegio no sólo detecta las demandas de las familias, que en la mayoría de los casos se centran en cómo explicarles la enfermedad a los más pequeños de la casa, también tiene en cuenta cómo afrontarlo en función la edad de los niños.

CONSEJOS

En concreto, hasta los seis años, los profesionales recomiendan contestar a sus preguntas con sinceridad, con explicaciones como "al abuelo se le olvidan muchas cosas, se le puede olvidar cómo te llamas, cuántos años tienes, quién eres... Tiene una enfermedad que se lleva sus recuerdos poco a poco, pero esto no significa que no te quiera. Y lo más importante es que tú le quieres y se lo puedes demostrar con besos y abrazos".

De los seis a los doce años se puede ampliar un poco la información sobre cómo funciona el cerebro y ponen como ejemplo indicar que "la enfermedad de Alzheimer empeora con el tiempo" y decir que aunque "el abuelo no se pondrá mejor", y recordar al niño que aunque no le conozca "siempre" será su abuelo.

Además, aconsejan explicarles a los niños de esta edad lo que va sucediendo en cada momento de la enfermedad y cómo pueden ayudarle: "(En fase avanzada) Aunque no te hable, te siente. Puedes cogerle de la mano, llamarle por su nombre y estar con él sin decirle nada más".

El Colegio ha recordado que a pesar de que el Alzheimer no tiene cura existen actividades que retrasan la progresión de la enfermedad, sobre todo en fases iniciales y moderadas.

Así, han apuntado que para los niños ayudar a sus abuelos puede convertirse en un juego. "Existen ejercicios muy positivos como taparle los ojos y que reconozca objetos sencillos o compartir actividades cotidianas como regar las plantas, pasear, doblar y recoger ropa, pintar juntos, resolver puzles, escuchar música o bailar", han explicado.

En la adolescencia los padres pueden investigar y compartir sus descubrimientos con sus hijos. Además, es recomendable que participen en algunas tareas de supervisión del abuelo como ayudarle a vestirse, asearse u ordenar su habitación.

"Con estas edades, los nietos pueden colaborar a estimular su memoria y a afianzar su identidad, pidiéndole que les cuente su historia, preguntándole por las épocas de su vida que mejor y más gratamente recuerda o ver álbumes de fotos con él, por ejemplo. Eso sí, con cuidado de que esta actividad no represente un 'examen' para la persona con Alzheimer", ha advertido.

DEMANDAS DE LOS ENFERMOS

En cuanto a las demandas de los propios enfermos de Alzheimer, la mayoría giran en torno a la dignidad de la persona.

El grupo de trabajo de 'Psicología del Envejecimiento' aconseja no hablar de las personas que padecen esta enfermedad en su presencia como si no estuvieran delante.

"Es uno de los errores más comunes que los familiares cometen sin darse cuenta. Debemos tratarles como adultos y no usar un tono infantilizado, ya que anularemos toda su historia de vida", han señalado. "Es importantísimo dignificar a la persona por encima de la enfermedad y mantener su gustos, preferencias y valores, porque éstos nunca desaparecen", ha agregado.

Precisamente, el próximo martes 9 de octubre (a las 19.00 horas) los profesionales del Copcyl ofrecerán una charla en la sede del colegio en Valladolid donde enseñarán pautas y herramientas con las que tratar esta patología en los hogares.

Contador