Actualizado 02/04/2021 12:34 CET

Los positivos de alumnos y docentes se mantienen en el segundo trimestre con un pico de 407 aulas confinadas

Patio de un centro escolar de Valladolid.
Patio de un centro escolar de Valladolid. - EUROPA PRESS

   VALLADOLID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El número de positivos entre alumnos y docentes en el segundo trimestre se ha mantenido en la misma proporción, prácticamente, que en el arranque de curso, con 1.090 contagios entre los estudiantes y 76 entre los profesores, si bien el pico de aulas confinadas, 407, duplicó las del primer trimestre (201).

   En concreto, en este segundo trimestre, que ha coincidido con la tercera ola de la pandemia, un total de 568 alumnos se han contagiado en el centro escolar, por los 522 contabilizados entre septiembre y diciembre. En cuanto a los docentes, si en el primer trimestre dieron positivo 41, entre enero y marzo han sido 35, según los datos que refleja la web de la Junta consultados por Europa Press.

   Si tenemos en cuenta que este curso hay matriculados más de 347.500 alumnos en las diferentes etapas no universitarios, el porcentaje de positivos es del 0,31 por ciento; un porcentaje que se reduce al 0,21 entre los profesores.

   En cuanto a las aulas, el trimestre acabó con 34 de las 16.318 aulas confinadas, un 0,20 por ciento. En cuanto a los centros, después del primer semestre se continúa sin "cuarentenar" ninguno.

   Por provincias, Valladolid es la que más positivos acumula entre el alumnado, con un total de 238, seguida de Burgos con 222 y Palencia con 155. Salamanca, contabiliza 111, León 102, Ávila 85, Soria 61, Segovia 49 y Zamora 57.

   En cuanto a los docentes, también es Valladolid la que acumula más casos, con un total de 24 positivos, casi el doble que Zamora, que registra un acumulado de trece y Segovia que contabiliza diez. Además, Ávila ha registrado seis profesores con Covid, cinco en Burgos, León y Palencia y cuatro en Soria.

   Por último, el trimestre acabó con 34 aulas cerradas --por las 30 con las que se llegó a las vacaciones de Navidad-- de las que diez correspondían a Burgos, ocho a Palencia y Soria, tres a Salamanca, dos en León y Segovia, una en Valladolid, mientras que en Ávila y Zamora terminaron todas abiertas.

   El pico de aulas confinadas se alcanzó el 29 de enero, con 407, mientras que cuatro días antes, el 25, se produjo el mayor cierre diario de clases en lo que va de curso, con un total de 120 aulas.

ESPACIOS SEGUROS

   La consejera de Educación, Rocío Lucas, reconoce que la tercera ola también tuvo "cierto reflejo" en el sector educativo. "Sin embargo, y a pesar de que nada más iniciarse el segundo trimestre escolar, la incidencia de aulas cuarentenas sufrió un lógico repunte, la incidencia en el sector educativo puede seguir considerándose muy baja. Los centros escolares han vuelto a demostrar que son lugares muy seguros, y los son gracias al gran esfuerzo realizado por los docentes y los trabajadores de los centros, y del compromiso de los alumnos y sus familias", ha explicado a Europa Press.

   "De un contingente total cercano a los 350.000 alumnos, los equipos COVID puestos a disposición de los centros por la Consejería de Educación han detectado un acumulado de 1.088 casos. Y en el caso del profesorado, de un total de más de 35.000 docentes, la incidencia, a finales de marzo, ha supuesto una cifra de 76 contagios detectados en el ámbito escolar. Por tanto, podemos considerar que las aulas y la presencia en las mismas han sido seguras desde el inicio de curso, y lo siguen siendo a día de hoy", ha incidido.

CRÍTICAS DE SINDICATOS

   Estas cifras, sin embargo, son poco "creíbles" para los sindicatos. En este sentido, desde CCOO, su portavoz, Elena Calderón, ha asegurado que estos datos "no reflejan la realidad" porque no se tienen en cuenta aquellos que se producen "fuera del aula", algo que corrobora la responsable del área en CSIF, Isabel Madruga a la que no le "cuadran" estas cifras. "Hemos pedido otra serie de datos de acuerdo a lo que hemos visto en otras comunidades autónomas, pero no se nos han facilitado y se nos remite a Salud Pública, por lo que no nos convencen", subraya.

   Calderón ha advertido de que, hasta el momento, los centros escolares son entornos "seguros" por la implicación de "profesores, alumnos y equipos directivos". "Aquí las normas se están cumpliendo y esto debe ser un ejemplo para la sociedad", ha incidido.

   Sobre cómo encaran el último trimestre del curso, Madruga se muestra escéptica y pide que se adopten las medidas que han venido reclamado en el inicio de los dos anteriores. "No tenemos mucha confianza porque parece que una cuarta ola es inminente y por eso volvemos a pedir lo mismo que en el arranque de los dos trimestres anteriores, que se establezca un número de casos por el que se cierra un centro y que no arranque la actividad lectiva presencial para no arriesgarnos a que se den brotes en los centros escolares".

   Desde CCOO temen el repunte de casos que puede haber después de Semana Santa, si bien son más optimistas. "Las vacunaciones están ahí, no solo de personal docente, si no general. La vacunación avanza y habrá menos trasmisión. Además jugamos con el buen tiempo que hace que la gente esté en las calles y no en los interiores y eso es una ventaja importante", ha añadido.

   En cuanto a la llegada de los medidores de CO2, tanto CCOO como CSIF entienden que no han ayudado mucho a mejorar la situación en los centros. Calderón considera que las ventilaciones se estaban haciendo "bien", por norma general" en las aulas, mientras que Madruga ha advertido de que la mayoría de ellos han llegado "finalizado el segundo trimestre", por lo que no han podido analizar su rendimiento.

   También han lamentado la "falta de información" sobre el proceso de vacunación entre los docentes. En este sentido, Madruga ha señalado que se ha dejado a mucho personal no docente sin dosis, a profesores que estaban de baja y a interinos que se incorporarán y que están sin vacunar, al margen de "grandes diferencias" entre provincias. "La segunda dosis de la vacuna va a coincidir con las oposiciones y eso está generando mucha incertidumbre tanto en los opositores como en aquellos que pueden formar parte de los tribunales", ha añadido.

   En este sentido, Elena Calderón ha reconocido que, en provincias como Zamora, ha habido "rechazo" por parte de los docentes. "La publicidad que se ha hecho a la vacuna de Astra Zeneca ha generado rechazo, ya no solo en los docentes, sino también en el público general. El miedo es libre", ha subrayado para lamentar la "falta de información" y el proceso "caótico" de la vacunación.

   Dudas y críticas que trasladarán a la Consejería de Educación en la mesa sectorial que se celebrará el próximo 6 de abril y en la que se plantearán las medidas a tomar en las oposiciones de Secundaria del 19 de junio, al margen de abordar la reducción del horario lectivo y de las ratios. "No nos puede pasar lo de este año y tenemos que llegar al inicio del próximo curso con los protocolos claros porque la Covid va a seguir con nosotros", ha apostillado Madruga.

Contador