Publicado 24/07/2020 14:56:24 +02:00CET

Barcelona pide a Sánchez y Fiscalía investigar el presunto espionaje a políticos independentistas

La alcaldesa de Barcelona y líder de BCComú, Ada Colau, durante un pleno extraordinario del Consejo Municipal del Ayuntamiento de Barcelona dedicado al uso del superávit de 2019 para la crisis del COVID-19.
La alcaldesa de Barcelona y líder de BCComú, Ada Colau, durante un pleno extraordinario del Consejo Municipal del Ayuntamiento de Barcelona dedicado al uso del superávit de 2019 para la crisis del COVID-19. - Marc Brugat - Europa Press

   BComú, ERC y JxCat piden una investigación en el Congreso y que Fiscalía actúe de oficio

   BARCELONA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El pleno municipal de Barcelona ha aprobado este viernes dos proposiciones con contenido de declaración institucional para que el Gobierno central y la Fiscalía investiguen el presunto espionaje a políticos independentistas a través de sus dispositivos móviles con el programa Pegasus.

   Las proposiciones, presentadas por separado por ERC y JxCat, han sido transaccionadas con BComú en ambos casos --y las ha apoyado--, mientras que PSC, PP y BCN Canvi han votado en contra y Cs se ha abstenido.

   El texto de ERC pide apoyar a los políticos supuestamente afectados, entre los que se encuentran su líder en Barcelona, Ernest Maragall, el presidente del Parlament, Roger Torrent y la exdiputada de la CUP Anna Gabriel; rechaza el uso de programas de espionaje, e insta al Gobierno central a investigar la adquisición de Pegasus.

   Asimismo, solicita a la Fiscalía a abrir una investigación de oficio y una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados, así como depurar responsabilidades políticas, incluyendo dimisiones y ceses.

   El concejal de ERC Jordi Coronas ha insistido en que se debe acabar con estas prácticas, que ha calificado de inadmisibles: "Es un 'todo por la Patria', absolutamente", y ha pedido a PSC, Cs, PP y BCN Canvi que no se pongan de perfil en este aspecto.

   Jordi Marti (JxCat) ha enmarcado estos casos de presunto espionaje en la "guerra sucia" que, según él, empezó en la época en la que gobernaba el expresidente del PSOE Felipe González, y ha dicho que la unidad de España no puede pasar por encima de las libertades democráticas.

GOBIERNO MUNICIPAL

   La alcaldesa, Ada Colau, ha tomado la palabra para mostrar su apoyo a Maragall y rechazar los hechos, y el concejal de BComú Marc Serra ha asegurado que piden investigarlo porque hay indicios, y ha asegurado que no se trata de un "caso aislado".

   La concejal del PSC Laia Bonet ha explicado que no han apoyado las proposiciones porque el Gobierno central "ya se ha desmarcado y se ha mostrado favorable a abrir una investigación", y ha calificado los hechos de graves.

    Bonet también ha dicho que no se han admitido las transacciones que han presentado los socialistas: "No lo hemos apoyado porque pedía investigar, pero daba por hecho quién era los culpables. Presenta como hechos lo que, por ahora, no son más que suposiciones. Es un error".

JUGAR AL "VICTIMISMO"

   Paco Sierra (Cs) ha asegurado que su formación está en contra del espionaje contra políticos, pero ha lamentado que ERC y JxCat "votaron en contra de investigar supuestos espionajes hechos desde la Generalitat a políticos del entorno constitucionalista".

    El líder del PP en Barcelona, Josep Bou, ha convenido en que los hechos son muy graves y les ha pedido que los denuncien a la justicia, mientras que Manuel Valls (BCN Canvi), a pesar de mostrar su solidaridad con Maragall, ha dicho que "se hacen las víctimas".

   "Os hacéis las víctimas y jugáis al victimismo. Habéis roto y dividido en Catalunya y venís aquí a haceros las víctimas y a decir que os han escuchado", y ha reprochado a las fuerzas independentistas acusar al Estado español sin tener ninguna certeza, según él.

Contador