Publicado 12/05/2022 14:52

La demanda de vivienda en propiedad en Catalunya dobla la oferta de 2021 a 2025, según un estudio

El profesor, coordinador del equipo de trabajo y director de la cátedra, Josep Maria Raya; el director general de la Fundació TecnoCampus Mataró-Maresme, Josep Lluís Checa, y el presidente de la Apce, Xavi Vilajoana
El profesor, coordinador del equipo de trabajo y director de la cátedra, Josep Maria Raya; el director general de la Fundació TecnoCampus Mataró-Maresme, Josep Lluís Checa, y el presidente de la Apce, Xavi Vilajoana - EUROPA PRESS

Vilajoana (Apce) pide más esfuerzos de la administración en políticas de generación de suelo

BARCELONA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

La demanda de vivienda en propiedad en Catalunya dobla su oferta durante el periodo 2021-2025, ya que la demanda se estima entre 21.000 y 30.000 viviendas anuales y el actual ritmo de construcción de nuevas viviendas ronda las 11.000, según un estudio.

Así se extrae del estudio monográfico 'Estimación de la demanda solvente de vivienda nueva en Catalunya y en sus provincias' presentado por la cátedra de empresa 'Vivienda y Futuro' de la UPF y la Asociación de Promotores de Catalunya (Apce).

Lo han presentado el profesor Josep Maria Raya, coordinador del equipo de trabajo y director de la cátedra; el director general de la Fundació TecnoCampus Mataró-Maresme, Josep Lluís Checa, y el presidente de la Apce, Xavi Vilajoana.

El estudio recoge la proyección de creación de nuevos hogares entre 2021 y 2025 del Institut d'Estadística de Catalunya (Idescat), que en un escenario alto lo sitúa en 237.850 hogares nuevos, y en un escenario de baja de población lo sitúa en 89.040.

Para determinar la demanda efectiva de viviendas en régimen de propiedad, el estudio analiza el escenario medio (el considerado más probable por el Idescat con referencia a la estimación de la demanda efectiva de vivienda en régimen de propiedad para el año 2025) y el más pesimista, el de baja población.

Teniendo en cuenta estos dos escenarios, la demanda efectiva de vivienda en propiedad en Catalunya para 2025 se encontrará entre los 43.000 (escenario de baja de población) y los 80.000 hogares (escenario medio), lo que suponen entre 8.000 y 16.000 anuales.

DEMANDA DE HASTA 150.000 VIVIENDAS

Sin embargo, si se tiene en cuenta la demanda de inversión o de vivienda secundaria, la demanda total podría situarse entre 104.000 y 150.000 viviendas en 2021-2025, lo que supondría entre 21.000 y 30.000 viviendas anuales.

El estudio concluye que el escenario actual se sitúa en una producción "muy por debajo" de estas necesidades de entre 21.000 y 30.000 anuales, ya que en los últimos años la construcción de nuevas viviendas en Catalunya oscila alrededor de 11.000, lo que supone que la demanda dobla la oferta.

El informe sitúan varios elementos como factores de limitación de la demanda, como la compra de vivienda no principal; cambios legislativos, por la nueva Ley de Vivienda y el nuevo Plan de Vivienda; cambios de preferencias, con nuevos modelos de vivienda como el coliving, y el conflicto de Ucrania.

JÓVENES

"Falta oferta de vivienda nueva, de alquiler, y de alquiler social. Todo es una falta de oferta que redunda en el precio", ha dicho Raya, y ha apuntado que los jóvenes no están incluidos en estas cifras porque no acceden a la demanda en propiedad al requerirse un 30% de ahorro para comprar una vivienda.

Ha llamado a reflexionar sobre ello y encontrar soluciones, que vengan del sector bancario o de la administración pública, como la copropiedad con el Estado, de manera que éste facilite la entrada a estas viviendas, todo ello con el objetivo de bajar la edad media de emancipación.

URBANISMO Y SUELO

Vilajoana ha sostenido que la materia prima de la vivienda es el suelo y ha dicho que en Catalunya hace muchos años que el urbanismo está parado: "Esto pasa a ser una responsabilidad de la administración".

"Los suelos urbanos son los que son, a este ritmo se acabará y se deben hacer políticas de generación de suelo, se debe trabajar el urbanismo y mirarlo a medio y largo plazo. Si seguimos a este ritmo la diferencia se irá ampliando cada vez más y habrá más tensión en los precios y el mercado", ha añadido.

Cree que la administración debe hacer de catalizador de políticas de suelo y ha criticado que en los últimos años no se está haciendo como se debería, que es teniendo en cuenta sus plazos, que son muy largos, y esto lo que según él hace que se genere este tapón en la generación de suelo: "Las administraciones podrían poner más de su parte".