Publicado 25/10/2022 14:10

Elin Cullhed trata el reto de las mujeres escritoras de combinar arte y vida familiar en 'Euforia'

A la izquierda, la escritora sueca Elin Cullhed en rueda de prensa este martes
A la izquierda, la escritora sueca Elin Cullhed en rueda de prensa este martes - EUROPA PRESS

Cree que aún se debe avanzar en la conciliación: "Tienes muchas voces en contra"

BARCELONA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La escritora sueca Elin Cullhed reflexiona sobre las dificultades que encuentran las mujeres que combinan la vida doméstica y la creación artística en su novela 'Euforia' (Navona), e incide en la "fatiga profunda" que sienten cuando tratan de cumplir sus sueños y atender a las obligaciones familiares.

En rueda de prensa este martes, ha explicado que con esta novela quiere dar voz a la experiencia vital de la escritora Sylvia Plath: En su escritura "siempre hay un poco de reflexión de cómo puede encontrar espacio para su propia escritura, porque se siente limitada y encorsetada por la sociedad, su madre y cómo la gente la ve por el sistema en el que el ha tocado vivir".

"Muchas veces ella se dice 'mi pareja es Ted Hughes pero yo también puedo escribir'. Plath quería ser perfecta en todos los roles que se le ponían delante: el de ser una gran madre, poetisa y mujer. Con la novela he querido explorar todo esto", ha afirmado.

Cullhed ha señalado que en 1950 las autoras femeninas eran consideradas "una anomalía dentro del sistema, y Silvia Plath se sentía sola porque no tenía referentes ni otras autoras en las que reflejarse".

EXPERIENCIA PERSONAL

El libro aborda las vivencias de una pareja de escritores que comienza un vida aparentemente bucólica en una casa de campo con el objetivo de criar allí a sus dos hijos pequeños, y explora las diferencias entre el proceso creativo del hombre, que goza de libertad y tiempo, mientras ella frustra "su deseo de escribir constantemente por las obligaciones de madre y esposa".

La autora ha reconocido que se sintió muy relacionada a nivel personal con las vivencias de Plath, y que esto también fue lo que la llevó a escribir la novela: "Me encontré en un episodio de mi vida muy peculiar, había tenido a mi tercer hijo y estaba muy cansada y fatigada, no tenía fuerzas cuando más las necesitaba".

"Me sentía incomprendida en términos generales por la gente que me rodeaba y por mi propio marido, que en aquel momento tenía ansias de libertad. Entonces en aquel contexto tuve un sueño de que escribía una novela sobre Silvia Plath, es como que ella me habló", ha añadido.

CONCILIACIÓN

Preguntada por cómo ve la conciliación familiar y laboral en la actualidad, ha considerado que aún queda camino por recorrer y cree que "la sociedad en general no está preparada para los hitos de una mujer y que una escritora debe luchar de forma permanente para librarse de cosas que la presionan y la rodean".

Para ella, es complejo ser mujer escritora pero si además se añade el concepto de madre esto se incrementa aún más: "Hay una lucha por intentar crear tu espacio, hacer escuchar tu voz y compartir algo. Tienes muchas voces en contra; de manera muy intensa yo he sentido en mi propio cuerpo la idea de culpabilidad, de querer escribir y tener mi tiempo".