Publicado 15/06/2021 12:23CET

Junqueras asegura que no tutela a Aragonès: "Entre otras cosas porque estoy en la cárcel"

El líder de ERC, Oriol Junqueras,  llega a la Generalitat para la toma de posesión de Pere Aragonès
El líder de ERC, Oriol Junqueras, llega a la Generalitat para la toma de posesión de Pere Aragonès - PAU VENTEO - EUROPA PRESS

   Había hablado de su artículo con Sànchez (Junts) y afirma que no dijo nada nuevo

   BARCELONA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado este martes que no ejerce ninguna tutela sobre el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès: "Yo no tutelo a nadie, apenas puedo tutelar a mis hijos, entre otras cosas porque estoy en la cárcel".

   Lo ha dicho en una entrevista de Ser Catalunya recogida por Europa Press, después de que la semana pasada el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, acusara a Junqueras de tutelar a Aragonès por su carta en la que tachaba la vía unilateral de indeseable y inviable.

   Así, Junqueras ha celebrado que el dirigente de Junts pueda expresar su opinión, y ha confiado en que Sànchez celebre que él también lo pueda hacer.

   Sobre si cree que Aragonès debería acudir este miércoles a la cena de inauguración de la Reunión Anual del Círculo de Economía con el Rey Felipe VI, ha insistido: "El presidente tiene todo mi apoyo en todo lo que haga, diga y decida", y ha garantizado que no tiene ni idea de qué hará con su agenda.

   Sobre su artículo, ha destacado que hubo mucha gente predispuesta e interesada en interpretar "como nuevo algo que tiene poco de nuevo", porque siempre ha defendido el diálogo y la negociación como principal instrumento, por lo que su postura fue de continuidad, más que una novedad.

   Ha remarcado que defender el diálogo es justo y necesario, y que la comunidad internacional pide siempre defender la bandera del diálogo y de la negociación: "Si queremos tener algún reconocimiento, algún apoyo y alguna simpatía en la comunidad internacional, es evidente que es necesario escuchar su ruego, su sugerencia, su opinión y su consejo".

   Preguntado por si su artículo era lo que necesita el Gobierno de Pedro Sánchez para los indultos, ha replicado que no sabe lo que necesita nadie ni es su trabajo saberlo, más allá de saber lo que necesitan los ciudadanos, y ha sostenido que lo que defendió "puede ser compartido perfectamente por la inmensa mayoría de la sociedad".

   Ha explicado que había hablado sobre su artículo con Sànchez, y también sobre la réplica que publicó él un día después, pero ha negado que los pactaran: "Teniendo en cuenta la interpretación que algunos han hecho, sería muy extraño que la conclusión fuera que lo habíamos pactado".

MULTILATERALIDAD

   El líder republicano ha defendido que "cualquier proyecto político complejo es siempre multilateral, porque afecta a muchos ámbitos de decisión", entre los que ha citado a los ciudadanos con su voto, a las instituciones catalanas, a las internacionales y a privadas.

   "Hay unilateralidad, porque cada uno de nosotros decide servir al bien común y a la justicia social", ha señalado desde la prisión de Lledoners (Barcelona) después de que afirmara la semana pasada en un artículo que la vía unilateral no es viable ni deseable.

   "Una cosa es nuestro compromiso individual, que es absoluto, como prueba el hecho de que estemos donde estamos, y otra es la conciencia de que, precisamente porque tenemos proyectos profundamente ambiciosos, tenemos que saber que estos proyectos implican muchos niveles de decisión", ha agregado.

INDULTOS Y MESA DE DIÁLOGO

   Ha afirmado desconocer si se concederán los indultos y cuándo se decidirá, y ha dicho que no tienen la opción de estar o no preparados: "Lo que sí que sé es que me encarcelaron el día del cumpleaños de mi hijo, y me llamaron a declarar la víspera de Reyes, y la víspera del cumpleaños de mi hija".

   Sobre si quiere formar parte de la mesa de diálogo entre el Gobierno central y el de la Generalitat, ha respondido: "Yo soy irrelevante en este sentido. Ayudaré en todo lo que pueda ayudar, y ya está. Si puedo ayudar en este ámbito, ayudaré en este, y si puedo ayudar en otro, lo haré en otro".

   Preguntado por si está dolido con los socialistas, ha asegurado que están "muy alejados de aquellos que aplauden la represión con entusiasmo", y ha admitido que le gustaría poder responder a una entrevista en otras condiciones, y no desde un cubículo que no llega a los dos metros cuadrados de superficie, ha dicho.

   Sobre su nuevo libro 'Contra l'adversitat' --'Contra la adversidad'-- (Ara Llibres), en el que dice que la cárcel forma parte del camino a la libertad, ha resaltado los costes familiares e individuales, pero ha afirmado que asumen la prisión orgullosamente y pagan "gustosos" el precio, porque el premio al que aspiran es la libertad colectiva y la república, según él.