Universitarios de Málaga y MENA compartirán en julio un campamento de inmersión educativa de una semana en Ceuta

Publicado 12/05/2019 15:35:10CET

CEUTA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

La Internacional de la Educación (IE), la Federación de Enseñanza Comisiones Obreras (Feccoo) y el Sindicato Europeo de Estudiantes reunirán en julio durante una semana en un complejo rural de Ceuta a 48 menores extranjeros no acompañados (MENA) y 20 alumnos de primero de Pedagogía de la Universidad de Málaga (UMA) en una experiencia "sin procedentes" con la que sus promotores pretenden que los participantes "tengan la oportunidad de interactuar con otros adolescentes sobre sus retos, inquietudes y preocupaciones comunes".

Según ha explicado la coordinadora del proyecto, Begoña López, para garantizar el derecho a la Educación de la juventud migrante y refugiada la IE y Feccoo desarrollan el "campamento de inmersión educativa" que se inscribe en el marco teórico desarrollado por el catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la UMA Miguel López Melero, cuya metodología de enseñanza está basada en la cooperación, el trabajo en grupo y el razonamiento deductivo.

A la propuesta se han sumado CCOO de Ceuta, la asociación Pedagogía Ciudadana, la Fundación Investigación y Desarrollo de Estudios y Actuaciones Sociales (Fideas), la Asociación Kera de Valencia y el Área de Menores de la Ciudad Autónoma, que aporta una ruta en kayak y un paseo en barco por el litoral y se encargará de cubrir la manutención de los jóvenes migrantes que tutela.

"Se trata de un campamento de inmersión educativa, pero no para incidir de forma extraescolar en materias del currículo formativo", ha distinguido Begoña López en declaraciones a Europa Press, "sino para que los universitarios, con 18 o 19 años, y los menores migrantes, con entre 15 y 17, puedan aprovechar ese espacio de interacción, encuentro, convivencia y empoderamiento para aprender, algo que también haremos los docentes, y desarrollar sus identidades y proyectos vitales".

Para los promotores de la cita, "la educación es la clave" y los beneficiados no son solo los propios menores que pueden ver lesionado su derecho a ella. "Obtendremos un rendimiento positivo también en términos de interacción social, de convivencia, de combate del racismo y la xenofobia y hasta de riqueza a la hora de aprovechar el potencial de esos jóvenes", ha subrayado López especialmente satisfecha por haber logrado "llamar la atención y conseguir el respaldo de organizaciones internacionales, estatales y locales para un proyecto en el que los estudiantes universitarios también se comprometen, como los docentes, con la defensa del derecho a la Educación".

La Ciudad Autónoma tiene actualmente bajo su tutela a alrededor de 350 menores extranjeros no acompañados, la mayoría con 16 ó 17 años y, por lo tanto, fuera de la edad de escolarización obligatoria. Durante el presente curso los más jóvenes han sido matriculados incluso en colegios concertados, algo que no se había hecho "nunca", pese a las reticencias de parte del Gobierno de Ceuta que preside Juan Vivas (PP) y de formaciones como Vox, que defiende que los menores migrantes no deben mezclarse con los "niños normales".

Contador

Para leer más