Actualizado 16/05/2007 21:25 CET

El dramaturgo Joan Ollé trae al Centro Cultural de la Villa su adaptación "experimental" de "Soldados de Salamina"

El dramaturgo catalán Joan Ollé presenta, a partir de mañana en el Centro Cultural de la Villa, una adaptación "experimental" de la novela de Javier Cercas, 'Soldados de Salamina'. Cercas se mostró hoy muy contento con esta adaptación teatral "rara" de una texto "raro", que mezcla biografía, ensayo e historia y que describe cómo el falangista Sánchez-Mazas se libra de ser fusilado gracias a que un miliciano republicano le perdona la vida.

La figura del escritor falangista Rafael Sánchez-Mazas, resucita en esta versión teatral de la mano del televisivo Lluís Marco, mientras que el actor Carlos Álvarez-Nóvoa, interpreta al miliciano republicano que perdona la vida a Sánchez-Mazas. Junto a ellos, figura el argentino Gonzalo Cunil que da vida a la voz de Javier Cercas. El elenco se completa con Isabelle Bres, Karla Junyent, Xavier Ruano, Manel Sans, y las voces del coro.

Cercas, orgulloso de las sucesivas "interpretaciones" de su novela-- David Trueba realizó una versión cinematográfica con Ariadna Gil y Ramon Fontserè-- reconoció hoy en rueda de prensa, que la "lectura" de Ollé de su texto era "muy buena" aunque nada "convencional" porque "juega con la formas" y le da excesiva importancia a la palabra.

AZARES ENCADENADOS

La palabra se convierte en el principal instrumento de esta puesta en escena de la mano de una actores "extraordinarios", dijo Cercas, hasta convertir el texto en una "adaptación valiente".

En este sentido, Ollé resaltó que no importa tanto el argumento sino la "arquitectura" del texto y cómo "muchos azares encadenados llevan a Cercas a interesarse por lo que ocurrió en el pasado".

El director catalán explicó que Soldados de Salamina se inicia con una parte coral, sin acción, en que se repiten las frases esenciales que después volverán a surgir en la obra como metáfora de la tragedia griega.

Ollé decidió llevar este texto a las tablas de un teatro este texto de Cerca, cuando se surmegió en sus páginas durante un viaje por el mar Egeo. Su objetivo era trasladar al espectador algunos de los grandes "secretos esenciales" que Cercas, a través de su "altísima escritura, nos invita a descifrar: ¿qué leyó Miralles en la mirada de Sánchez-Mazas? ¿Por qué el pasodoble "Suspiros de España" es una de las músicas más tristes del mundo? ¿Por qué los héroes son aquellos que no matan?".

SUSPIROS DE ESPAÑA

En esta misma línea, el actor Carlos Álvarez-Nóvoa reconoció que el trabajo de Joan Ollé es muy "meticuloso" y comparó su tarea con este texto como "encaje de bolillos" en donde todo tiene que encajar con precisión y en donde la música juega un papel protagonista.

Por ello, el pasodoble 'Suspiros de España aparece y desaparece sutilmente, durante la obra, bien sea en la versión de Paco Ibáñez o en la voz a capella de Joan Manuel Serrat.

Esta obra, que ya se estrenó en el Teatro Romea de Barcelona y que permanecerá en Madrid hasta el 3 de junio, llegará a Girona en octubre para después iniciar un recorrido por algunas ciudades españolas.