La hija adolescente de Sarah Palin rompe con el padre de su hijo

Actualizado 14/03/2009 13:00:01 CET

MADRID (EUROPA PRESS, por Esther Sanz)

La hija adolescente de Sarah Palin se hizo famosa durante la campaña electoral en Estados Unidos por su precoz embarazo. Bristol, de 18 años, apoyó en varios actos a la ex candidata a la vicepresidencia, sentada en primera fila, luciendo barriguita y acompañada de su pareja, Levi Johnston. Ahora, la joven ha vuelto a ser noticia tras romper con su novio, semanas después de que ambos cancelaran su boda, prevista para este año. Los protagonistas no han querido explicar los motivos de su separación, que se produjo hace quince días, pero el padre de Levi, Keith, ha declarado a la revista 'People' que su hijo es un "padre devoto y orgulloso" que visita con frecuencia al bebé que tuvo con Bristol, de apenas dos meses. Por su parte, Bristol Palin continúa con sus clases en el instituto de Wasilla (Alaska) y mantiene sus planes de matricularse en la universidad. Algo que llenará de satisfacción a su popular madre, quien la insistió mucho en que terminara sus estudios pese a su temprana maternidad.

En el mundo del espectáculo, Patrick Swayze ha negado que esté al borde de la muerte, tal y como publicó el periódico 'The National Enquire', que también difundió unas fotografías en las que el protagonista de 'Ghost' aparecía muy delgado y sin pelo. "Todavía no ha llegado mi final", afirmó Patrick en un comunicado recogido por 'People' y en el que explica que ha comenzado un tratamiento nuevo de quimioterapia al que está respondiendo bien. Esto se contradice con las informaciones de hace unas semanas que aseguraban que el actor había renunciado a la quimio debido a que su enfermedad no mejoraba y quería evitar sus devastadores efectos secundarios, con la idea de afrontar con la mayor calidad de vida posible la recta final de su cáncer de páncreas. Además, en su nota, Patrick Swayze comenta que tiene un perro nuevo y que ha empezado a trabajar en su nuevo libro, y se muestra muy agradecido por la buena acogida que la serie 'The Beast' ha tenido entre el público.

También muy a su pesar, Rihanna ha vuelto a protagonizar las portadas del corazón. Su abogado ha señalado que la estrella podría testificar en contra de su pareja, Chris Brown, quien la agredió gravemente hace un mes antes de la gala de los Grammy. Estas declaraciones ponen en duda que los dos cantantes se hayan casado para evitar que ella declarara en el juicio, como se publicó la semana pasada. El hecho de que el letrado pidiera que Brown se mantuviese alejado de Rihanna también desmintiría su supuesto enlace, el cual sorprendió sobremanera a la familia, los amigos y los seguidores de la intérprete de 'Umbrella'. Se rumorea también que la joven podría estar embarazada, algo de lo que su abogado ha preferido no opinar. De hecho, el letrado ha afirmado que Rihanna sólo quiere que "todo sea rápido" y volver cuanto antes "a su vida y a su carrera".

Otra cantante, Mel C, está de actualidad por motivos más alegres: su maternidad. Apenas tres semanas después de dar a luz a su primera hija, Scarlett, la ex 'spice girl' la ha presentado en sociedad a través de la revista 'Hello!'. Melanie ha concedido un reportaje fotográfico, en el que no participa su pareja, Thomas Starr, para evitar ser perseguida por los paparazzi en busca de una fotografía de su pequeña, que se une así a la particular familia del grupo que revolucionó el pop en los noventa. En este sentido, la cantante comenta que la primera en felicitarla tras el nacimiento de Scarlett fue Victoria Beckham. Aparte, Mel asegura estar "muy feliz" con la llegada de su niña, quien ha heredado su pelo moreno. Además, la primera portada de Scarlett servirá para contribuir a una buena causa, ya que todo lo recaudado por su mamá será destinado a fines benéficos.

En la crónica nacional, Laura Sánchez ha confirmado sin rodeos que el futbolista Aitor Ocio y ella se han separado. La modelo y actriz ha explicado en exclusiva a la revista 'Lecturas' que la decisión ha sido tomada "de mutuo acuerdo" y que es "definitiva", si bien ha aclarado que siguen siendo amigos. Esta buena relación entre ellos facilitará su ruptura, cuya causa principal puede haber sido la distancia, ya que él reside en Bilbao y ella vive a caballo entre Sevilla y Madrid. Aparte de su sólida amistad, la ex pareja tiene algo muy bello en común: su hija Naia, de dos años y medio. Para evitar que la niña eche en falta a su padre, a pesar de su corta edad, Laura seguirá viajando regularmente a Bilbao. Naia, que "habla como una pequeña cotorra" y es muy "alegre y divertida", según su orgullosa mamá, es el centro de la vida de la andaluza y seguramente se convertirá en su mejor apoyo en estos momentos difíciles.