Rubén Sanz, el chulo guaperas de "Escenas de matrimonio", triunfa tras ser modelo

Ruben Sanz.
EP
Actualizado 28/02/2008 1:00:54 CET

"AHORA LAS CHICAS SE ACERCAN MÁS A MI, SIENTEN CURIOSIDAD", AFIRMA EL JOVEN ACTOR

Ya lo imaginábamos, Rubén Sanz, el chulo guaperas de Escenas de matrimonio era modelo. En la vida real cuida su cuerpo, su vestimenta y su estilo, como lo hace su personaje Roberto en una de las series con más éxito de la temporada. Me ofrecieron este proyecto cuando estaba participando en una serie autonómica y en un principio sólo era algo temporal . Pero parece que la crítica y el público disfrutan con su personaje porque Roberto no para de ganar protagonismo y minutos televisivos. Él cuenta ilusionado como la gente lo para por la calle y los niños le piden autógrafos a todas horas. Es el mundo del éxito y de la televisión, un regalo que le ha llegado sin avisar y que espera seguir manteniendo durante mucho tiempo.

Parece que tu personaje está ganando protagonismo, ¿por qué crees que ha sucedido esto?

Parece que a la gente le gusta lo que ve. Creo que la pareja joven es la que más posibilidades tiene de tener amistades y por eso nosotros damos mucho juego. No me esperaba tanto éxito, es como si me hubiera tocado la lotería.

Chulo, confiado, muy masculino, ¿cómo ves tú a tu personaje?

Mi personaje es muy chulo pero buena gente. Es muy fresco y le da a Miguel ese puntito de picardía que le falta. Él es un novio más clásico, se corta más a la hora de hacer locuras y mi personaje le hace romper con todo y que arriesgue un poco más.

¿Está celoso por la estabilidad sentimental de sus dos amigos?

Ni come ni deja comer. Le gusta meter baza pero en el fondo los necesita a los dos. Miguel y él se necesitan para salir de la rutina. Son totalmente diferentes.

¿Cómo acabaste en una de las series de más éxito de la temporada?

Yo estaba actuando en otra serie autonómica de la productora y me llamaron porque necesitaban a un chico específico para un día en concreto. Les gustó el resultado y repetimos...

¿Siempre quisiste ser actor?

Empecé como modelo pero poco a poco fui metiendo la cabeza en la interpretación porque me gustaba más. Lo primero que hice serio relacionado con la televisión fue la serie autonómica y ahora Escenas de matrimonio . Ha sido todo muy rápido y he tenido mucha suerte. La televisión es un buen escaparate tanto lo bueno como para lo malo.

¿Te reconocen tus amigos en la televisión?, ¿te pareces a Roberto ?

Dicen que se ríen mucho conmigo y que me ven muy natural. Hay muchas similitudes entre Roberto y yo. A mi me gusta cuidarme, la ropa y suelo ir arreglado. Me preocupa mi estado físico pero no es el centro de mi vida. Espero no ser tan cara como mi personaje...

¿Qué vas hacer después de Escenas de matrimonio ?

En esta profesión hay que ir despacio e intento no plantearme demasiado el futuro. Disfruto del momento y ésta es la mejor escuela de interpretación que hay. Estoy aprendiendo mucho de mis compañeros.

¿Cómo has asumido la popularidad?

Es de lo más mágico que tiene esto. Es una manera de que reconozcan tu trabajo. Me hace mucha ilusión que se acerquen niños a saludarme y a pedirme autógrafos.

¿Se acercan más las mujeres ahora que eres una persona conocida?

No te voy engañar, se acercan más. Es normal, sienten curiosidad.

¿Cómo eres tú en la vida real?

Soy muy amigos de mis amigos. La serie funciona tan bien porque refleja lo que tienen los chicos de la calle. Yo también juego a la PlayStation , salgo con mis amigos, etc.