Publicado 26/10/2020 17:45CET
- Comunicado -

CAS invalida la regla de World Athletics que impone a los atletas discapacitados demostrar que no hay ventaja competitiv

- El Tribunal de Arbitraje Deportivo (CAS) invalida la regla de World Athletics que impone la carga de la prueba a los atletas discapacitados para demostrar que no hay ventaja competitiva como ilegal y discriminatoria, pero luego prohíbe a Blake Leeper, el velocista de doble amputación, competir con sus prótesis por motivos racialmente discriminatorios

NUEVA YORK, 26 de octubre de 2020 /PRNewswire/ -- Hoy, 26 de octubre, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (CAS) anunció que ha invalidado una norma adoptada por World Athletics (anteriormente "IAAF") - la federación deportiva internacional que gobierna el atletismo - que impuso la carga de la prueba a los atletas discapacitados que les obligaban a demostrar que sus prótesis no les proporcionan una ventaja general frente a los atletas capacitados. Esta es una victoria muy importante para todos los atletas discapacitados, ya que el panel consideró que era ilegal y una violación discriminatoria de la Constitución Mundial del Atletismo exigir a los atletas discapacitados que cumplan con una carga tan onerosa antes de que puedan competir frente a atletas capacitados.

Como constató el panel, "las discusiones de IAAF en torno a la promulgación de la Regla se centraron principalmente en las implicaciones negativas percibidas de los atletas discapacitados que compiten con las ayudas protésicas frente a los atletas capacitados, con poca o ninguna discusión sobre cómo se podía facilitar la participación de esos atletas discapacitados sin comprometer la equidad". La IAAF tenía una "aparente falta de atención y preocupación con respecto a las repercusiones de la Regla en los derechos e intereses de las personas con discapacidad" que el panel constató que era "lamentable", y la IAAF encontraba los derechos y los intereses legítimos de las personas con discapacidad sólo una "consideración secundaria". El panel arbitral suprimió así de la regla el lenguaje que impone la carga de la prueba al atleta, concluyendo que "la Regla es ilegal e inválida en la medida en que impone la carga de establecer la ausencia de una ventaja competitiva general para el atleta que está tratando de utilizar una ayuda mecánica", y "la IAAF carga con la carga" de establecer que cualquier atleta discapacitado que desee utilizar ayudas protésicas para correr frente a atletas capacitados deriva una ventaja competitiva del uso de las ayudas protésicas particulares.

Sorprendentemente, después de alcanzar la decisión correcta sobre la propia Regla, este mismo panel CAS se descontroló bruscamente cuando llegó a la conclusión de que el atleta discapacitado que trajo el arbitraje -- el velocista de doble amputación de 400 metros Blake Leeper- no debería poder competir con sus prótesis frente a atletas capacitados porque supuestamente corre a una altura "antinaturalmente" alta. Específicamente, el panel decidió que debido a que las prótesis de Leeper se fijaron a una altura mayor que la actual Altura Máxima Admisible de Pie (MASH) que las organizaciones paralímpicas han utilizado para diversos eventos, sería injusto permitirle correr a esta altura frente a atletas capacitados. Esta parte de la decisión era racialmente discriminatoria y, por lo tanto, contra las políticas públicas.

Leeper es un afroamericano. Los límites de altura de MASH, en cambio, se derivaron exclusivamente de los datos sobre las proporciones de altura de los caucásicos y asiáticos. Como resultado, los límites de altura de MASH no tienen en cuenta el hecho de que los atletas de color pueden tener diferentes proporciones de altura y no deben ser obligados a correr a alturas que pueden no ser naturales para ellos. Estos puntos de sesgo racial fueron presentados al panel CAS, pero fueron ignorados. El fallo fue especialmente injusto ya que los propios expertos de World Athletics han admitido que "no se sabe si las ecuaciones [en uno de los estudios en los que se basan los nuevos límites de MASH] son predictivas de estatura en otras poblaciones" e incluso han admitido que su trabajo "quizás se fortalecería a partir de estudios futuros con una muestra representativa internacionalmente". Por lo tanto, no había ninguna base científica o fiable para aplicar estas limitaciones de altura a un atleta de color como Leeper, cuyas prótesis fueron constatadas por el panel que no proporcionaban ninguna ventaja competitiva. Y, las reglas de altura de MASH nunca han sido adoptadas por World Athletics, y nunca se han aplicado a atletas capacitados.

Leeper presentará una acción legal para impugnar esta decisión racialmente discriminatoria del panel CAS para impedirle, como atleta de color, competir a la misma altura, en las mismas prótesis, que ha estado utilizando en competiciones mundiales durante cinco años. Ya ha cumplido el tiempo de clasificación para correr en los Juegos Olímpicos de Tokio, que es su sueño, y no renunciará a su lucha para competir contra atletas capacitados en la etapa olímpica sobre la base de un estudio racista que no incluya ningún dato de los atletas de color en su base de datos. De hecho, la altura a la que Leeper corre sobre sus prótesis es comparable a la altura a la que corren otros atletas de 400 metros de clase mundial y no tiene ninguna ventaja competitiva corriendo sin piernas biológicas a esa altura, lo que no ha demostrado ser antinatural para él como atleta afroamericano.

Leeper está siendo representado en este caso de forma pro bono por el bufete de abogados internacional de Winston & Strawn LLP, en un equipo global encabezado por los socios Jeffrey L. Kessler, David Feher, Michael Stepek y Mathilde Lefranc-Barthe. También ha sido apoyado por el testimonio de expertos, proporcionados sobre una base pro bono, del Dr. Hugh Herr del MIT Media Lab y la Dra. Alena Grabowski de la Universidad de Colorado Boulder Applied Biomechanics Lab, y por la investigación científica realizada en la Universidad de Colorado Boulder por los doctores Grabowski, Owen Beck del Instituto de Tecnología de Georgia y Paolo Taboga de la Universidad Estatal de California, Sacramento.

Jeffrey Kessler, abogado principal en el caso, emitió la siguiente declaración después de revisar la decisión de CAS: "Las dos resoluciones del panel CAS son incongruentes entre sí. Por un lado, el panel derriba una Regla Mundial de Atletismo que considera discriminatoria contra los derechos de los atletas discapacitados a competir frente a capacitados. Esta fue una decisión justa que saludamos. Por otro lado, el mismo panel emitió una decisión autorizando una forma aún más insidiosa de discriminación racial --contra los atletas discapacitados de color-- al constatar que sus extremidades protésicas están sujetas a limitaciones de altura artificial basadas únicamente en las proporciones corporales de los atletas caucásicos y asiáticos. Los datos de los atletas de color ni siquiera fueron considerados en estos estudios, como si estos atletas no existieran. Es irónico que Blake Leeper, que ha estado luchando por los derechos de los atletas discapacitados de todas las razas, ahora se encuentre víctima de discriminación contra los atletas discapacitados de color. No creemos que los tribunales tolerarán ese trato discriminatorio y apoyaremos a Blake mientras continúa su lucha para competir en los Juegos Olímpicos".

(CONTINUA)

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Lo más leído

  1. 1

    PP-A ganaría con 2,5 puntos y 7 diputados sobre el PSOE-A y volvería a sumar mayoría con Vox y Cs, según un sondeo

  2. 2

    David Prowse, el actor que interpretó a Darth Vader, muere a los 85 años

  3. 3

    La Tierra viaja más rápido y está más cerca del centro de la galaxia

  4. 4

    Júpiter y Saturno sobrevivirán al Sol expandido pero no saldrán ilesos

  5. 5

    Un hombre de 27 años recibe cuatro heridas por arma blanca junto a la estación de Cercanías de Asamblea