Publicado 27/10/2017 16:35CET
- Comunicado -

Los beneficios reales del agua alcalina antioxidante para nuestro organismo

Pixabay
PIXABAY

Madrid, 27 de octubre de 2017.- Incluir en nuestra dieta el consumo de agua alcalina ionizada afecta positivamente a nuestro organismo puesto que actúa como un antioxidante natural aportando grandes beneficios. ¿Sabes qué es el agua alcalina? ¿Conoces cómo se crea el agua alcalina? Sea cual sea el caso, este reportaje será de tu interés.

Comencemos por el principio; el agua forma parte de nuestro organismo. No en vano, en gran porcentaje, somos eso, agua.   

Sin embargo, los hábitos a los que estamos acostumbrados con la prisa con la que vivimos no siempre nos permite escuchar las necesidades de nuestro cuerpo como deberíamos. Y así, la fatiga, el estrés, el malestar o incluso los estados anímicos acaban formando parte también de nuestras rutinas.   

Basta echar una vista atrás a las rutinas de nuestros padres, que iban caminando a muchos de los destinos diarios, que bebían, sobre todo, agua, que comían comida casera y donde la verdura era protagonista, así como las frutas, y donde el tiempo de la comida era una parada para ver cómo ha cambiado la forma de entender el día a día. Y cómo han cambiado también los ánimos. Y todo tiene una explicación, que comienza,precisamente, por el agua.   

El consumo de agua como base de la alimentación ha dado paso a los refrescos y al consumo de azúcar como hasta ahora no se había hecho. La voz de alarma, que hoy en día ya está sonando y concienciando a la población, ha hecho que los índices de diabetes hayan incrementado de manera preocupante en adultos y, sobre todo, en niños.   

Esta dolencia, que acompañará toda la vida al paciente, ciertamente puede conseguir paliarse en términos de mejora de sintomatología gracias al agua, como ya demostró Alkanatur, una empresa gallega, que realizó un estudio pre-clínico en la Universidad de Vigo para ver si el agua alcalina ionizada conseguía mejorar las condiciones de las células.   

Sus conclusiones demostraban que mejoraba la catalasa y las Tbars (indicadores de la accion de los Radicales libres) del páncreas de dicho estudio pre-clinico, ademas de los trigliceridos. En tan solo dos meses de ingesta del agua de la jarra Alkanatur se mejoró el Estres Oxidativo, estés temidos Radicales libres están detrás de la mayoría de las enfermedades, y se pueden mejorar con algo tan sencillo como beber agua de calidad.   

Cómo el agua alcalina mejora nuestra salud   

Beber agua es un hábito que no debe perderse en ningún momento de nuestra vida. Si cuando los niños comienzan a dar sus primeros pasos con la alimentación, se cuida al detalle la calidad del agua que beben y qué tipo de dieta se les ofrece, de mayores, hay que seguir las mismas pautas.   

Pese a que muchas veces se ha dicho que el agua embotellada es de mejor calidad que la que sale por los grifos, lo cierto es que el hecho de que la gran mayoría de este líquido se almacene durante meses en almacenes logísticos y supermercados en recipientes de plástico, puede hacer que pierdan sus propiedades originales.   

Eso es algo que también llamó la atención del IBS de Granada, que realizó un estudio en el que demostraba que la práctica totalidad de las aguas embotelladas acababan conteniendo en su componente el temido Bisfenol A, un compuesto químico presente en la mayoría de los plásticos y que ha empezado a ser relacionado directamente con algunos tipos de cáncer. Pida siempre un plástico certificado como libre de disruptores Hormonales   

Incluir el agua alcalina ionizada en la dieta diaria, mejora muchos aspectos de nuestra salud. Solo hay que echar un vistazo a tres de ellos para entenderlo.

   

a) Hidratación

b) Regulación de la temperatura corporal

c) Pérdida de peso y de desechos tóxicos

   

1. Hidratación; nuestro organismo, al igual que nuestras células, necesitan hidratación para funcionar correctamente. Pese a que siempre desde la comunidad médica se ha recomendado la ingesta de entre litro y medio y dos litros de agua al día, lo cierto es que los refrescos, cafés y demás bebidas de moda han echado a un lado esta recomendación.   

Todas las células, tejidos y órganos en el cuerpo necesitan de este líquido para realizar de manera correcta la función.   

Basta echar un vistazo a las dolencias más comunes de nuestra sociedad para darse cuenta de que las células juegan un papel fundamental en la propagación de la enfermedad cuando no están sanas. De ahí el hacer especial hincapié en que deben estar bien hidratadas para que ayuden a los órganos, tejidos y músculos a realizar su función de manera correcta.   

Como es un líquido que hay que consumir, no se puede dejar de lado su calidad. Pese a que el agua del grifo es potable, está lo suficientemente tratada como para, bajo la lupa de una analítica, ver restos de cloro y de otros compuestos químicos en ella. Sin embargo, apostar por un agua alcalina, donde su ph alcalino permite que tenga más oxígeno y por tanto mejore la cantidad de iones de hidrógeno que lleva – dentro de la tabla de ph – hacia la parte alta representada por el valor de entre 8,5 y 9,5.

   

2. Regula la temperatura corporal: aunque esto parezca algo que no cobra relevancia para nuestro organismo, lo cierto es que es mucho más importante de lo que parece.   

El agua cuenta con la capacidad de liberar calor para nuestro cuerpo en el momento en el que el sudor se evapora por la piel. La necesidad de los músculos de conseguir una temperatura constante para su buen funcionamiento pasa por ser la clave para sentirse con energía y con la capacidad de realizar rutinas deportivas.   

Basta pensar cómo el cuerpo reacciona cuando tiene fiebre para entender por qué es tan necesario tener esa temperatura regulada en nuestras rutinas. Y todo se consigue gracias al agua, que siendo de buena calidad como el caso del agua alcalina, permite también mejorar el sistema inmune para evitar virus como el de la gripe o incluso le ayuda a combatir el reumatismo o la artritis gracias a la hidratación correcta y a la temperatura que consiguen músculos y tejidos.   

Por si fuera poco, la ingesta de este tipo de agua, también podría estar relacionada con la prevención de los ataques cardiacos y previene la aparición de cánceres como el de vesícula o colon.   

Alkanatur, consciente de la necesidad de mejorar la calidad del agua ionizada y alcalina tal como ocurre en países como Corea o Japón – que incluso forman parte de sus tratamientos hospitalarios- apostó por el diseño de un tipo de jarras que mejoraban la calidad, además, certificando que su plásticos estaban libres de disruptores endocrinos, lo que también colabora en términos de salud con la prevención de patologías como las anteriormente mencionadas.

   

3. Pérdida de peso y desechos tóxicos: cuántas veces los endocrinos han hecho hincapié en la necesidad de ingerir agua para conseguir eliminar los subproductos de la grasa.   

Hortalizas frescas, frutas, alimentos de calidad y, por supuesto, agua alcalina, son los grandes aliados para conseguir que cualquier dieta funcione.   

Durante unos años se ha puesto de moda la llamada dieta alcalina que, en realidad, lo que buscaba era conseguir que el organismo reaccionara dentro de la tabla que va del 0 al 14 en la parte intermedia de la misma para conseguir una mejoría y evitar la acidosis, además de luchar contra los temidos Radicales Libres.   

Apostar por la inclusión del agua alcalina ionizada y de alimentos que sigan esta línea no solo ayuda a perder peso sino que facilita la labor de nuestro organismo a la hora de eliminar los desechos que perjudican su normal funcionamiento.

Para más información:

Autor: Pedro Fernández