Publicado 24/07/2020 14:08:09 +02:00CET

El 75% de agentes culturales valencianos teme la pérdida de ingresos por la Covid-19, según un informe

Presentación Del Estudio IMPACTE DE LA CRISI DE LA COVID-19 SOBRE LES ORGANITZACIONS I AGENTS CULTURALS DE LA COMUNITAT VALENCIANA
Presentación Del Estudio IMPACTE DE LA CRISI DE LA COVID-19 SOBRE LES ORGANITZACIONS I AGENTS CULTURALS DE LA COMUNITAT VALENCIANA - EVA MÁNEZ LÓPEZ

   Gestión cultural y libro, sectores más afectados por los ajustes de plantilla

   VALÈNCIA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El 75,73% de los agentes culturales valencianos encuestados por el equipo de Econcult de la Universitat de València (UV), dirigido por Raúl Abeledo, esperan pérdidas de ingresos respecto a las previstas en el segundo trimestre de 2020 (marzo-junio), mientras que el 45,37% teme sufrir pérdidas aún superiores.

   Así lo revela la encuesta, realizada entre los meses de abril y mayo de 2020, cuyos resultados han sido presentados este viernes por Abeledo en un acto en el que ha estado acompañado del director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont.

   El informe cuenta con 800 respuestas a nivel estatal de las cuales 400 corresponden a agentes y organizaciones culturales valencianas para "analizar el impacto que ha causado la crisis de la Covid-19 en el ecosistema productivo cultural de la Comunitat Valenciana".

   Uno de los principales resultados que se pueden extraer es que más de la mitad de los encuestados (56,83%) ha llevado a cabo iniciativas culturales gratuitas, ascendiendo hasta el 63,17% el número que afirma haber recibido alguna propuesta a este respecto, algo que según ha destacado Abeledo "acentúa la precarización".

   Prácticamente todos los encuestados (92,93%) han declarado que se verán afectados a largo plazo por las medidas de confinamiento "con un impacto entre ligero y cierre de la organización". La mitad (45,85%) ha valorado como significativo su impacto a largo plazo, que les obligará a realizar reducciones en sus plantillas para continuar, "con la consiguiente pérdida de ocupación cultural que

   esto conlleva".

   En relación con los ajustes de plantilla, destacan como subsectores más afectados los de gestión cultural (40%) y libros, literatura y lectura (23,53%). Los menores porcentajes los presentan artes visuales (9.59%) y otras disciplinas (9.30%).

   En cuanto a la implementación del teletrabajo, destacan subsectores como el diseño y las artes aplicadas (66,67%) y gestión cultural (60%) como aquellos que más han optado por esta acción. En el extremo opuesto se encuentran las artes escénicas, en las que este porcentaje retrocede hasta el 34,53%. En relación con el incremento en inversión digital, los valores más elevados corresponden a gestión cultural (46,67%), mientras que los menores se recogen en diseño y artes aplicadas (16,67%).

"NINGÚN TIPO DE AYUDA"

   Respecto a las ayudas para el sector, sólo el 7,32% de los encuestados ha señalado haberla recibido en el momento de realizar la encuesta. Además, el 42,20% de los encuestados han asegurado no tener acceso a "ningún tipo de ayuda". En cuanto a la valoración de estas subvenciones, el 75% de los encuestados ha considerado "claramente insuficiente el apoyo público".

   Para los encuestados, la medida más eficaz para hacer frente a la crisis es "una acción integral, específica y sistemática a través de la creación de un plan estratégico para promover la recuperación de los sectores culturales y creativos". La segunda medida más valorada es el aumento de la contratación pública de las organizaciones culturales como por ejemplo, la financiación de proyectos culturales o las convocatorias abiertas.

   Según ha destacado Abeledo, ahora más que nunca resulta imprescindible que la Generalitat Valenciana actualice y adapte el vigente Plan Estratégico Cultural Valenciano 'Fes Cultura' (2016-2020) a los retos que la Covid-19 determina en sus cinco principales ejes de actuación: industrialización y consolidación de los sectores culturales y creativos; territorialización; cooperación interinstitucional; internacionalización; democratización y acceso a la cultura.

   El director del informe ha explicado que la encuesta tiene su origen en una iniciativa de Econcult en el marco del proyecto europeo Interreg MED "Chebec", el objetivo del cual es impulsar las estrategias de internacionalización de los agentes y organizaciones culturales en las regiones mediterráneas.

   Aprovechando este cuestionario, según ha indicado Abeledo, han ampliado su investigación "tanto al ámbito de la Comunitat Valenciana como al conjunto de España".

   Además, ha destacado que el sector cultural ya se encontraba en unas difíciles condiciones "después de una década de políticas de austeridad y de reducción del gasto público en cultura, así como por la precariedad laboral estructural del sector", dónde todavía se notan "los efectos de la anterior crisis financiera de 2008.

   Por su parte, Perez Pont ha asegurado que le "preocupa" que se hable de "volver a la nueva normalidad ya que la cultura no tenía una buena situación, debido a la precariedad, la falta de recursos y oportunidades". "Creo que esta es una buena oportunidad para hacer una reflexión sobre esta situación y pensar que es lo que podemos cambiar y cuales son las oportunidades", ha añadido.

TRANSFORMACIÓN ESTRUCTURAL

   Más allá de las respuestas coyunturales contempladas en este análisis, la crisis del Covid-19 "muestra la necesidad de asumir el reto de la transformación estructural de los sectores culturales de la Comunitat Valenciana". "La cultura es un factor estratégico para el desarrollo sostenible de las regiones, dada su incidencia en la creatividad y la capacidad de innovación", ha explicado Abeledo.

   A pesar de este potencial, según ha explicado el director del informe, "la situación del sector se encuentra en las antípodas de su valor social, ambiental y económico". "La precariedad y la fragilidad estructural del ecosistema cultural es un hecho

   incontestable", ha aseverado.

   Para el experto, aunque algunos agentes culturales se hayan adaptado a los medios digitales para sobrevivir a esta crisis, "la digitalización también puede ser una herramienta de doble filo". "Por ejemplo, Spotify no es un mecanismo que para los artistas les pueda garantizar una sostenibilidad económica, este tipo de plataformas son oligopolios globales y es como la batalla de David contra Goliat, no son una alternativa real".

   Abeledo ha destacado que "la evolución futura dependerá de varios factores", como el valor social dado a la cultura por la ciudadanía; la capacidad de articular y movilizar agentes y organizaciones culturales para defender sus intereses y articular políticas públicas decisivas, innovadoras e ingeniosas.

   "Si la ciudadanía no valora la cultura que las políticas culturales no sean adecuadas para los políticos no tiene una especial trascendencia porque realmente no hay una sensibilidad de los votantes hacia ese elemento", ha señalado.

Contador