El PP pide "claridad" a Puig y "dejar de tomar el pelo" a Intu Mediterráneo

El diputado del PP José Salas
PP
Publicado 13/12/2018 13:02:56CET

VALÈNCIA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Comercio del grupo 'popular' en Les Corts, José Salas, ha exigido este jueves al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, "claridad, dejar de marear y de tomar el pelo y garantizar la seguridad jurídica a inversores como Intu Mediterráneo", el macroproyecto que el grupo británico quiere implantar en la localidad valenciana de Paterna.

José Salas ha calificado en un comunicado de "muy poco serio" que "cada uno en el Consell diga una cosa distinta sobre el proyecto" ya que, según ha dicho, "por un lado, Puig dice que no hay problema, Climent (el conseller de Economía, Rafa Climent) plantea objeciones y el director general de Comercio, Natxo Costa, deja claro que nunca se va a aprobar y se dedica a provocar y echar gasolina".

Respecto a Costa, Salas sostiene que "no es de recibo que un director general se comporte como un mafioso amenazando con tuits porque no le gusta el proyecto comercial, realizando modificaciones legales expresas para torpedear un proyecto multimillonario", en alusión al mensaje que lanzó el alto cargo de Comercio en una red social, donde pidió a Intu que se fuera a casa con las palabras 'Intu go home'.

A su juicio, "producen vergüenza ajena las divergencias, contradicciones y falta de coherencia de un gobierno valenciano que obligó al inversor a rediseñar el proyecto y, una vez hecho, ahora vuelve a negárselo poniéndole nuevas trabas".

El diputado 'popular' ha lamentado que, en estos momentos, "hay una inseguridad jurídica total para la llegada de cualquier inversor, con modificación expresa de normativa para obstaculizar proyectos solo porque no les gusta".

"Esto sí es hipoteca reputacional que ahuyenta inversiones y desprestigia nuestra tierra, rechazando la llegada de 800 millones de inversión y cinco mil puestos de trabajo", ha indicado, al tiempo que ha criticado que Puig "sigue dándole vueltas al tema para casi cuatro después no hacer nada".

A su juicio, "no tiene ninguna credibilidad porque es incapaz de poner orden, aclararse, y cada uno va por su lado" y ha instado a que digan "claramente que no se va a aprobar y dejar de tomar el pelo a la gente". "Déjenla trabajar porque ni hacen ni dejan hacer", ha pedido.