Publicado 18/12/2020 13:14CET

El presunto "conseguidor" de la mafia rusa en la Marina desplegó una "cadena de favores" usando dinero y regalos

Agentes de la Policía Nacional detienen a 23 personas en una operación contra una red presuntamente dedicada al Blanqueo de dinero de mafias de origen ruso.
Agentes de la Policía Nacional detienen a 23 personas en una operación contra una red presuntamente dedicada al Blanqueo de dinero de mafias de origen ruso. - POLICÍA NACIONAL

   Para "engrasar" su red de contactos, donde había miembros de la administración y fuerzas de seguridad, daba jamones, vino y joyas

   VALÈNCIA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La actuación de un presunto integrante de un grupo vinculado a la mafia rusa dedicada al blanqueo de capital en la zona de la Marina de Alicante había conseguido "desplegar una extensa y potente red clientelar cultivando la amistad y las relaciones personales y comerciales con personas de su entorno policial, administrativo y político para llevar a cabo interacciones siempre en su beneficio".

   Así lo considera el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Benidorm (Alicante) dentro de la causa abierta en relación a la operación contra la mafia rusa en la que fueron arrestadas 23 personas, entre ellas un inspector de la Policía Nacional y dos guardias civiles, incluido el teniente jefe en Altea (Alicante), y el concejal de Seguridad Ciudadana de Benidorm (Alicante), Lorenzo Martínez

   En el auto en el que el instructor acuerda la prisión provisional comunicada y sin fianza para uno de los detenidos --Alexey S.-- considerado el "conseguidor" de la trama-- se explica el "modus operandi" de las organizaciones criminales exsoviéticas, que incluye "la infiltración en la estructura de los estados en todos los niveles --administrativo, policial, empresarial...-- con el fin de tener controlados todos los resortes del poder que pudieran necesitar para llevar a cabo sus delitos con impunidad".

   En el caso en concreto de la comarca alicantina de la Marina, la investigación sostiene que Alexey ha conseguido "desplegar una extensa y potente red clientelar cultivando la amistad y las relaciones personales y comerciales con personas de su entorno policial, administrativo y político para llevar a cabo interacciones siempre en su beneficio".

   De acuerdo a las llamadas intervenidas, se apunta a que este individuo ha desarrollado "una efectiva cadena de favores entre sus conocidos, en la cual ayuda a unos con cualquier necesidad comercial o administrativa que le surja, solicitando ayuda a otra persona de la red clientelar, a la que más adelante ayudará en caso de necesitarlo esta, generando con todos una serie de 'deudas' de favores que utilizará para sus fines comerciales, ya sea llevando a cabo negocios inmobiliarios (...), cobrando dinero a sus clientes por realizarles dichos trámites o siendo la persona de referencia para sus clientes rusos".

    "Para mantener dicha red perpetuamente 'engrasada', además de llevar a cabo dichos intercambios de favores --en los que él ocupa siempre el centro gravitatorio--, también lleva a cabo constantes regalos --jamones, vino, incluso joyas-- a todos sus contactos en todos su ámbitos", relata la resolución a la que ha tenido acceso Europa Press.

   A través de su red clientelar, Alexey jugaría "un papel clave" para que los empresarios vinculados la criminalidad organizada exsoviétiva puedan realizar sus inversiones en España sin ser molestados, llevando a cabo de esta manera operaciones de blanqueo de capital para algunas de estas organizaciones.

   El supuesto "conseguidor", que realiza importantes negocios inmobiliarios valiéndose de su condición de abogado, utiliza también para "apuntalar todas sus actividades una red clientelar de contacto entre diversos miembros de la administración, las fuerzas y cuerpos de seguridad española, quienes le hacen favores para sus contactos en la política --rusa y española-- y el mundo empresarial ruso, a cambio de dinero y/o regalos, la cual cosa redunda en su beneficio económico".

TRÁMITES DE EXTRANJERÍA

   Dentro de "esa red de contactos con las fuerzas de seguridad" hay ciertas personas que le prestan servicios "de naturaleza esencialmente ilegal, nuevamente para desembocar en beneficios comerciales de una forma u otra para él, entre otros, la aceleración de los trámites de extranjería para sus clientes rusos, así como la identificación de cualquier coche sospechoso que ronde la casa de sus clientes utilizándose para ellos las bases de datos de la Policía".

   Entre las transacciones comerciales en las que participaba "el conseguidor" se cita la intención de uno de los empresarios de invertir 400.000 euros en una nave industrial en Ibiza; la petición de otra persona de que su nombre no aparezca en la documentación de la compra de una propiedad en Girona por cuatro millones de euros, o la adquisición de 52 pisos para los que se habla de utilizar bitcoins con el fin de ocultar la procedencia del dinero.

   El auto insiste en que, durante sus actividades, Alexey "mantiene estrechas relaciones con una serie de personas pertenecientes a las administración española, las fuerzas y cuerpos de seguridad --Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local--, así como con algunos políticos del Partido Popular de Altea, haciendo regalos constantes a todos ellos y pidiéndoles luego favores a unos para los otros --y eventualmente para él-- creando una red clientelar que orbita en torno suyo y que le proporciona grades beneficios en sus relaciones comerciales".

   Se alude asimismo a las relaciones que mantenía Alexey con dos exconcejales del Ayuntamiento de Altea: el exedil de Escena Urbana, Tráfico, Seguridad y Empresa Pública, "con quien tiene una estrecha relación", y el portavoz del PP de Altea y exconcejal del Área de Presidencia y Medios de Comunicación, "unido con una estrecha relación que incluye la militancia política".