Actualizado 08/09/2020 15:06:31 +00:00 CET

El PSPV pide evitar lecturas "paranoicas" de la reunión Puig-Cantó sobre presupuestos y aboga por sumar

Manolo Mata en imagen de archivo
Manolo Mata en imagen de archivo - I.CABALLER/CORTS VALENCIANES - Archivo

Compromís recuerda que Cantó no está en el Consell y cree que este quiere aparecer como "gran líder"

   VALÈNCIA, 8 (EUROPA PRESS)

   La elaboración de los Presupuestos de la Generalitat de 2021 y la posibilidad de que fuerzas más allá del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem), como Ciudadanos, puedan llegar a apoyar las cuentas ha sido este martes objeto de valoración por parte de todos los grupos: el PSPV aboga por buscar "aliados" y huir de lecturas "paranoicas" del encuentro entre el 'president' Ximo Puig y Toni Cantó, mientras desde Compromís han recordado que este no está dentro del Consell, que es quien elabora las cuentas, y que la negociación se da en el seno del parlamento.

   Unides Podem ve bien que se sumen otros partidos siempre que la hoja de ruta sea el Botànic, Cs incide en que las cuentas deben centrarse en el pacto de reconstrucción, el PP está a la espera de una llamada de Puig y Vox anticipa la oposición si son presupuestos "ficticios".

   En concreto, el portavoz del PSPV en Les Corts, Manolo Mata, ha afirmado en relación a la reunión entre Puig y Cantó que "no hay ningún pacto ni secreto, ni abierto, ni cerrado" entre el socialistas y naranjas en torno a los presupuestos y si finalmente se produce "tendrá que ser con el gobierno botánico", por lo que ha instado a no hacer "lecturas viejas, sospechosas y paranoicas de lo que es una relación normalizada".

   En declaraciones a los medios, el socialista ha insistido en que las cuentas deben ajustarse a lo marcado por el pacto de reconstrucción firmado por todos los grupos menos Vox y, a partir de ahí, "buscar aliados" porque en el momento actual "hace falta generosidad y altura de miras". Y Cantó, ha subrayado, pidió reunirse con Puig y así lo ha hecho, en calidad de jefe del Consell, no de secretario general del PSPV.

   "Cuando Carlos Mazón --presidente de la Diputación de Alicante-- se va a comer con Mónica Oltra yo no le digo que por qué no me invitan a mí", ha indicado Mata, que ha reiterado que hay una fuerza dispuesta a apoyar el presupuesto del Botànic: "No puedes decirle a la gente que se sumó al pacto de reconstrucción que se queden fuera de la evolución y concreción económica de ese pacto. Si alguien quiere colaborar bienvenido será. ¿Por qué tenemos que dejarlos fuera? ¿Eso supone recelos? No". Estamos aún en liturgias de la vieja política".

   Ha incidido en que el acuerdo de reconstrucción es "de esencia botánica" y, por tanto, "el qué" está claro porque está escrito en ese documento y a partir de ahí hay que "buscar aliados". "Hace falta generosidad y apertura de miras". Y ha subrayado Mata que el presidente no ha trasladado ninguna cifra a Cantó porque aún no hay presupuesto, de igual modo que ha recordado que PSPV y Cs no suman por sí solos tampoco.

   Ha afirmado que si alguien plantea el apoyo en base, por ejemplo, a cambiar a consellers o echar a alguien "no lo conseguirá". "Nunca romperemos en Botànic, está blindado; queremos sumar y si alguien entiende que sumar es destrozar la política de izquierdas, se equivoca".

   El portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha señalado que el procedimiento de elaboración de los presupuestos lo regula el Estatuto y corresponde al Consell presentarlos y a Les Corts enriquecerlos con el debate entre los grupos.

   Así, ha señalado que "quien no está dentro del Consell no puede hacer la negociación que se hace con el conseller de Hacienda". El "cómo", ha dicho, está claro y el "qué", el contenido, es con el que se puede trabajar, aunque se ha mostrado escéptico con Cs: "Durante la pandemia hemos visto a Cantó, que solo está preocupado por el 'quién', por aparecer como un gran líder, proponer un recorte de más de 3.000 millones de euros y ahí no podemos estar de acuerdo".

   Según ha dicho, sobre esa base será "complicado" un acuerdo pero Compromís está "dispuesto a hablar". Y ha hecho énfasis en que las cuentas deben tener como hoja de ruta el Acord del Botànic II, "actualizado en algunos puntos y mejorado por otros pactos". "Debemos coger lo que mejor acople de todos ellos a la situación actual de la pandemia, las cosas van cambiando", ha indicado Ferri, que ha añadido que "no es necesario que se sume la oposición para contemplar esas medidas".

EL ACORD DEL BOTÀNIC O DE RECONSTRUCCIÓN COMO BASE

   Para el parlamentario de la coalición, la base de esas cuentas ha de ser el Botànic y no el acuerdo de reconstrucción, que ve como "complemento", en la línea de las proposiciones no de ley que se aprueban en el parlamento. "A lo mejor lo que se aprobó a principios de agosto puede servir o no, depende de la situación de cada momento", ha aseverado, mientras el Acord del Botànic está "más vigente que nunca".

   "Que dentro del marco institucional un presidente reciba a un síndic de la oposición es correcto", ha señalado, y ha ironizado afirmando que "hablar es gratis". No le preocupa que se pueda dar una negociación previa de las cuentas con Cs porque, ha reiterado, "el procedimiento para presentar los presupuestos es el que es" y "la influencia que pueda tener un partido exterior a un gobierno es mínima".

   Mata ha indicado al respecto que es cierto que la elaboración del presupuesto corresponde al Consell pero ha apuntado que puede tener en cuenta "las consideraciones de la sociedad civil, las prioridades de otras fuerzas" y el pacto de reconstrucción. A su juicio, dado que el Botànic tiene mayoría absoluta, "en el peor de los casos tendremos un presupuesto solo botánico", que lanzaría "un mal mensaje para la sociedad".

   También ha añadido que ese pacto de reconstrucción "no puede ser una proposición no de ley" a la que atender y ha reiterado que ese texto supone un mandato al Consell y debe tener una traslación económica.

   Desde Unides Podem, la portavoz adjunta Beatriu Gascó ha destacado que le parece una buena noticia que "Cs rompa con sus socios del PP y de Vox tratando de sumarse a las fuerzas botánicas".    "Si podemos continuar botanizando a la oposición, bienvenida sea esa oposición", ha añadido.

    Asimismo, ha señalado que en el propio pacto de reconstrucción "ha pesado la hoja de ruta del Botànic", que marcará las cuentas: "Y todas las fuerzas que quieran sumarse, perfecto, pero es el Acord del Botànic el que debe predominar".

   Por su parte, Tony Woodward (Cs) ha incidido en que están dispuestos a negociarlos "pero teniendo en cuenta que tienen que ir alejados del sectarismo y centrados en el pacto de reconstrucción".

Y va a pedir en Les Corts que se planifique el seguimiento de ese acuerdo para que se fiscalicen esos presupuestos y se diga si van o no en la línea del pacto porque "no tiene sentido que se confeccionen al margen", ha indicado el diputado Fernando Llopis.

EL PP TIENDE LA MANO

   Por su parte, la portavoz adjunta del PP Eva Ortiz ha señalado que podrían dar su apoyo a las cuentas "si el Botànic hace lo que tiene que hacer" y ha señalado que en primer lugar Puig debería llamar a Isabel Bonig para hablar, con un borrador en la mano "creíble, fiable y serio" para hablar de cuestiones concretas.

   Los 'populares' tienen "la mano tendida" al diálogo y creen que es Puig quien debe decir "si le interesa hablar con el PP o es que "igual va sobrado de apoyos y no le interesa".

   El portavoz adjunto de Vox, José María Llanos, ha indicado que Puig "intenta negociaciones bilaterales con Cs, Oltra se cabrea porque dice que no hay nada que negociar" y su grupo "no se va a botanizar y va a oponerse desde el primer momento si los presupuestos son tan ficticios".

   

Contador