Puig muestra su "respeto personal" a Català pero asegura que el PP significa el "retroceso" para València

Puig atiende a los medios
GVA
Publicado 10/01/2019 13:14:06CET

Cree que el PPCV es "una avanzadilla en la derechización del PP" y busca "frenar el cambio" con el apoyo de la ultraderecha

VALÈNCIA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, no ha querido hacer una valoración de la elección de María José Català como candidata del PP para València, aunque sí ha mostrado su "respeto personal" a una persona a la que tiene "afecto". No obstante, ha indicado que "el problema no es tanto quién es el candidato del PP, sino qué representa el PPCV para València, y representa retroceso, es volver atrás allá de dónde hemos salido huyendo".

Así se ha pronunciado Puig en rueda de prensa al ser preguntado por su valoración respecto a la decisión hecha pública por los 'populares' este jueves de que Català sea la candidata a la Alcaldía de la capital del Túria.

"Respeto absoluto siempre a cualquier candidato de cualquier partido político", ha dicho, recordando que no valora las candidaturas de otros partidos. No obstante, ha advertido que los 'populares', más allá de quién sea su candidata, representan "retroceso" para la ciudad.

Por otra parte, preguntado tras el pacto entre PP y Ciudadanos en Andalucía con el apoyo de Vox pediría a la candidata a la Generalitat, Isabel Bonig, y a Català que no se aliaran con la formación de Santiago Abascal, Puig ha indicado que no le cabe "ninguna duda" de que "el PPCV es una avanzadilla en la derechización del PP".

"AQUÍ YA ERAN MÁS DERECHAS"

"Aquí eran ya más de derechas cuando aún no se había dado este giro tan a la derecha que ha dado el PP", ha indicado el también secretario general de los socialistas valencianos, para quien Bonig "es, evidentemente, el exponente más claro de lo que es ese retroceso democrático".

Ha hecho hincapié en el "cambio de posición" de Bonig "de una manera tan clara en la última semana", ya que "avaló inmediatamente el cambio con Vox en Andalucía" y ahora "parece que está diciendo que no hay que ir mirando hacia atrás en la lucha contra la violencia de género". "Me gustaría más creerme esta segunda parte", ha admitido.

En todo caso, ha destacado que "todo el imaginario de la derecha valenciana está en estos momentos situado en un cambio, que no sería un cambio, sería un retroceso, un contracambio basado en el apoyo de Vox", y ha asegurado que "no hay una alternativa al Govern del Botànic en estos momentos, simplemente una actuación ligada a la extrema derecha para frenar el cambio en la Comunitat".

"Aquí, el gobierno del cambio quiere ser frenado por aquellos que, ligados a la extrema derecha, quieren volver al pasado y la vuelta al pasado es lo que no necesita y no quiere la Comunitat Valenciana", ha concluido.

Contador