Publicado 12/05/2021 14:36CET

Química con los músicos y apuesta por el patrimonio valenciano, las credenciales de Liebreich como director de la OV

Archivo - Alexander Liebreich dirige a la Orquesta de València
Archivo - Alexander Liebreich dirige a la Orquesta de València - EVA RIPOLL/AJUNTAMENT DE VALÈNCIA - Archivo

El nuevo director afirma: "València ya está en el mapa, no tengo que ponerla yo"

VALÈNCIA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El director bávaro Alexander Liebreich tuvo una "cita a ciegas" con la Orquesta de València hace cinco años, cuando la dirigió por primera vez. De aquel concierto en 2016 nació una colaboración que se ha repetido en diferentes ocasiones hasta el compromiso en 2021. Liebreich dirigirá la formación valenciana las próximas cinco temporadas, en las que buscará potenciar el patrimonio musical valenciano.

Así ha presentado sus credenciales el nuevo director titular de la Orquestra de València, que sustituirá a Ramón Tébar a partir de septiembre por un período de cinco temporadas. En la próxima será director titular asignado, ya que las temporadas se programan a dos años vista, por lo que a partir de 2022-2023 se encargará también de la dirección artística.

Liebreich ha destacado en su presentación la "química" que sintió con los músicos y ha destacado su interés por asumir la dirección de una orquesta de una ciudad, ya que recientemente ha estado al frente de las formaciones musicales de las radios de Praga y Katowice.

En este sentido, ha ensalzado a compositores como Martí i Soler y Francisco Coll y ha explicado que disfrutó de su concierto en la Lonja de hace dos semanas. "Estar ahí fue algo único", ya que pese a lo "complicado" de la acústicas, es un lugar "muy especial" que forma parte del patrimonio de la ciudad.

Además, ha expresado su deseo de que el Palau de la Música reabra "lo antes posible" y ha planteado que celebrará la reapertura con "algo especial" que podría incluir una obra comisionada por un compositor valenciano.

De hecho, su intención es que cada temporada haya al menos dos compositores noveles comisionados con la Orquesta: uno valenciano o español y otro de fuera: "Es muy importante combinar lo regional con lo internacional".

UN "BASTARDO" AL FRENTE DE LA ORQUESTA

Esta simbiosis también se plasma en sus planes para la programación: "Por supuesto que vamos a tocar a Haydn, pero también hay que apostar por programación moderna". Por ello, ha apostado por la "mezcla", como se siente él mismo.

Liebreich se considera a sí mismo un "bastardo". "No soy alemán", afirma, y se define como hijo del "cuadrado que forman Munich, Viena, Praga y Trieste". De hecho, ha destacado la importancia de la ciudad en la que vive, Munich, y del río Danubio, así como de la música polaca, donde ha trabajado durante 15 años. Este bagaje tendrá influencia en sus propuestas, ha adelantado.

Precisamente, se ha referido también a la relevancia de la localización en un mundo post-pandemia: "No estoy seguro de que podamos hacer esta locura de ir de un sitio para otro a diario", ha apuntado, y ha resaltado que "es importante tener el sentimiento de que tienes tu corazón en un lugar". "Quiero estar aquí, pasar tiempo con amigos y familia", ha remarcado.

"Mis raíces están en Europa, en Múnich. Estoy allí todo el tiempo, son mis raíces y mi bagaje", ha señalado al ser preguntado por lo que ha rechazado para dedicarse a la Orquesta de València. "Tienes que planear tu tiempo, pero no solo eso, sino el poder que tienes en tu corazón y tu dedicación para hacer las cosas".

En este sentido, ha apuntado que se vio en esa situación cuando tuvo la oportunidad de trasladarse a Estados Unidos. "Tienes que vivir allí con toda tu familia, y tienes que trabajar con los patrocinadores", ya que allí el negocio privado es predominante. En ese momento, tomó la decisión de asentarse en Europa.

"VALÈNCIA YA ESTÁ EN EL MAPA"

Ahora Liebreich se enfrenta al reto de dirigir la Orquesta de València las próximas cinco temporadas, con la que primero tendrá que "comunicarse y afinar el trabajo musical". Considera que como director su labor no es tanto "determinar las cosas" sino "comprender cómo funciona la orquesta".

La Orquesta, ha considerado, "entiende muy bien los lenguajes", como comprobó hace dos semanas con su concierto basado en un programa francés. Así, ha remarcado la importancia de los "buenos músicos" frente a las "estrellas" y ha destacado a la arpista de la Orquesta Luisa Domingo.

Respecto a la vida cultural de la ciudad, ha reivindicado: "València ya está en el mapa, no tengo que ponerla yo", ha señalado, y ha realzado que es "una gran ciudad para la cultura" y "una de las más importantes en España". Además, ha subrayado la trascendencia internacional de Calatrava.

Igualmente, ha incidido en la larga tradición de la Orquesta de València y el arraigo en el territorio valenciano de las bandas de música. De hecho, el director del Palau de la Música, Vicent Ros, ha apuntado que Liebreich les ha pedido información y partituras sobre compositores valencianos cuyas obras "apenas se tocan" como Francisco Cuesta, Vicente Asensio o José Evangelista.

Esto es una de las tareas que le han encomendado desde la dirección del Palau. De hecho, para la presidenta, Glòria Tello, "es muy importante poner en valor el patrimonio pasado y presente". También ha mostrado interés porque la Orquesta haga giras en cuanto lo permita la pandemia.

La educación, el trabajo con los niños y las residencias artísticas son otro de los puntos que ha apuntado Liebreich. De hecho, en el contrato se prevé la posibilidad de que dirija conciertos para público infantil.

Referente al contrato, Tello ha explicado que Liebreich cobrará "lo mismo" que Tébar aunque con los impuestos ajustados a su país de origen (Alemania). En este sentido, por cada nuevo concierto percibirá 13.000 euros y por cada concierto que repita, así como los infantiles, recibirá 6.500.

Respecto a los programas, el director deberá conducir entre seis y ocho conciertos la próxima temporada como director titular asignado, y entre nueve y 12 el resto, cuando será director titular artístico. También podrá expresar sus propuestas y preferencias respecto a las visitas de otros directores internacionales.

¿CUÁNDO REABRIRÁ EL PALAU?

Esta pregunta no ha venido solo del lado de los periodistas, sino también del propio Liebreich. "Espero que sea muy pronto", ha indicado el director.

Tello ha explicado que en estos momentos se está redactando el proyecto de obra. La empresa encargada tenía tres meses desde que se adjudicó (en marzo) por lo que que espera recibir el proyecto a principios de junio para que se pueda licitar la obra.