Publicado 02/11/2022 14:41

Ribó defiende mantener un aforo de 500 personas en el Gulliver: "Queremos que se disfrute con seguridad"

Imagen de familias con niños en el parque Gulliver de València.
Imagen de familias con niños en el parque Gulliver de València. - Jorge Gil - Europa Press

Campillo destaca que casi 20.000 visitantes han pasado por el parque en los primeros cinco días después de su reapertura tras ser remodelado

   VALÈNCIA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de València, Joan Ribó, ha defendido este miércoles mantener el aforo de público en el parque Gulliver de la ciudad, establecido en 500 personas, para garantizar la seguridad. "Queremos que se disfrute con seguridad", ha dicho el primer edil.

   Asimismo, ante la gran afluencia de público registrada después de su reapertura tras la remodelación a la que ha sido sometido el recinto, ha descartado limitar el tiempo de la estancia y habilitar turnos para entrar. "Eso es muy difícil de controlar", ha apuntado respecto a estas opciones.

   Ribó se ha pronunciado de este modo tras recibir en Alcaldía al rector de la Real Basílica de la Virgen de los Desamparados, Juan Melchor Seguí, preguntado por la acogida que ha tenido este fin de semana y este puente del 1 de noviembre la reapertura del parque Gulliver y por si el Ayuntamiento se ha planteado organizar de algún modo las entradas y salidas para controlar aforo.

   "Tenemos la obligación de controlar la seguridad. Y el control de la seguridad pasa por un número determinado --de usuarios--, una cantidad que si no recuerdo mal es de 450 o 500 personas", ha afirmado Joan Ribó, que ha considerado que contra con más visitantes "no es seguro". "Lo lamento pero no podemos hacer más", ha apostillado.

   El alcalde ha considerado "fundamental que la gente disfrute de este parque nuevo, del parque Gulliver rehecho", pero ha subrayado que debe primar la "seguridad". "Queremos tener la seguridad de que se disfrute con seguridad, valga la redundancia", ha manifestado Ribó, que ha expuesto que limitar la asistencia a "un número determinado" es algo "imprescindible" que "pasa en muchos lugares".

   Preguntado por si el consistorio se plantea la posibilidad de establecer horarios de visitas, de modo que un grupo esté un tiempo determinado y que transcurrido este accedan otros usuarios, el primer edil ha afirmado que "eso es muy difícil de controlar". "Es muy complicado, creo que no se puede hacer", ha insistido.

   Joan Ribó ha opinado que pasados unos días tras la reciente reapertura del parque la gente se irá "serenando", de modo que la "gran afluencia" que hay en estos momentos sea menor y se vaya a "una situación más normal". Ha comentado que el pasado fin de semana, que ha coincidido con el puente del 1 de noviembre, el nivel de turistas en València era alto y ha apuntado que "seguro" que "muchos" de ellos han visitado también el Gulliver.

CASI 20.000 VISITANTES

   Por su parte, el vicealcalde de València y edil de Ecología Urbana, Sergi Campillo ha resaltado que casi 20.000 visitantes han disfrutado de los primeros cinco días de reapertura del parque Gulliver tras su remodelación, según ha informado el consistorio en un comunicado.

   Así, ha precisado que desde el pasado viernes, día en el que reabrió el recinto, y hasta este martes, han sido 19.602 personas las que han disfrutado de las instalaciones renovadas.

   La afluencia, ha apuntado, ha sido "constante" durante todo el puente aunque el pasado domingo fue el día en el que más personas se acercaron al Gulliver, cerca de 5.000. En concreto, se contó con 2.104 visitantes el viernes; 4.495 el sábado; 4.909 el domingo; 3.747 el lunes, y 4.347 el martes.

   Campillo ha calificado de "rotundo éxito" la acogida que la ciudadanía ha dado al parque tras su "rehabilitación integral". El vicealcalde, como ha indicado Ribó, ha recordado que "por motivos de seguridad" se ha establecido un aforo máximo de 500 personas. "Es necesario limitar el aforo a 500 personas", ha manifestado, a la vez que ha dicho que esto "puede provocar colas en los momentos de máxima afluencia".

   El titular de Ecología Urbana ha detallado que "es necesario limitar el aforo para que el personal del Organismo Autónomo de Parques y Jardines encargado de la seguridad pueda llevar a cabo su trabajo".

   Sergi Campillo ha asegurado que el Gulliver es "una figura especial porque tiene una altura considerable", de modo que "tiene que haber personal preparado para cualquier incidencia". Ha insistido que "para priorizar la seguridad de niños y niñas se ha decidido establecer un aforo de 500 personas en la figura".

COLAS

   "Lamento que se produzcan colas porque a nadie le gusta esperar pero es cuestión de priorizar la seguridad y 500 personas a la vez en el Gulliver es una cantidad aceptable", ha declarado el vicealcalde. Ha recomendado, para evitar las colas, acercarse en las horas en las que se prevé una menor afluencia de público. Desde este mes de noviembre y hasta que vuelva a alargar el día, en febrero, este espacio estará abierto de 10.00 a 17.30 horas.

   El Ayuntamiento de València ha recordad que el próximo domingo, 6 de noviembre, como anunció el alcalde, se celebrará "una gran fiesta" de reapertura "para premiar la paciencia de niños y niñas" que han estado esperando mientras se realizaba la remodelación y que "seguro han echado de menos estas instalaciones".

ENFERMERÍA Y AMBULANCIA PERMANENTE

   Asimismo, Campillo ha destacado que el Gulliver tiene un servicio de enfermería permanente con una ambulancia también permanente para poder actuar en caso de que se produjera un accidente más grave.

   En la renovación del parque, que ha permanecido cerrado dos años, se ha invertido un millón de euros. Esta actuación ha permitido hacer completamente accesible la entrada y renovar toda la jardinería. Además, la nueva valla perimetral permite la visualización de la figura desde fuera del recinto.

Contador

Más información