El Talia estrena 'Las esclavas de Dios', una comedia alocada que feminiza a Kubrick, Allen, Wilder y Tarantino

Publicado 19/06/2019 15:42:32CET
TEATRO TALIA

VALÈNCIA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Año 2025, cuatro de los mejores guionistas y directores de cine --Stanley Kubrick, Woody Allen, Billy Wilder y Quentin Tarantino-- han muerto y, por capricho de Dios, han aparecido en el purgatorio con cuerpo de mujer para rescribir el Apocalipsis e intentar salvar al mundo.

Este es el punto de partida del espectáculo 'Las esclavas de Dios', una comedia "absurda y alocada" que se estrenará este jueves en el Teatro Talia de València.

Dirigida por Raúl Artacho, las actrices encargadas de meterse en la piel de estos grandes del cine son: Amparo Oltra como Woody Allen, Arantxa González que encarna a Billy Wilder, Lucía Aibar, que interpreta a Stanley Kubrick, y María Minaya como Quentin Tarantino. Por su parte, Josep Manel Casany da vida a Dios.

La idea de esta comedia, como ha comentado Artacho, surgió hace año y medio aunque la desechó hasta estas Navidades cuando fue retomada. "Siempre me hizo mucha gracia eso de que Dios hizo el mundo en seis días según La Biblia, y pensé: ha tenido que tener un equipo creativo acojonante detrás, para crear esto. Quizás fue un equipo de guionistas", ha sugerido.

El motivo de escoger a estos cuatro es porque además de "gustarle", según Artacho hacían buena combinación entre ellos porque "Allen le debe mucho a Wilder y Tarantino le debe mucho a Kubrick" pero también porque han sido cuatro hombres que "en su vida terrenal no se portaron bien con las mujeres, de ahí esa especie de 'penitencia' para que entiendan, empaticen y comprendan un punto de vista que ellos no abordan demasiado en algunas películas".

"Los verdaderos creadores del mundo son las mujeres porque son las que hacen la cosa más grande del mundo que es dar a luz, son madres los padres no tienen esa capacidad. Por lo que si dios tuvo un equipo creativo debieron ser mujeres", ha explicado.

Minaya, que además de actriz en esta obra también ejerce como productora, ha señalado que uno de los propósitos es que los espectadores "tengan ganas de revisar las películas a las que se hacen referencias". Como ha comentado, durante la representación no se hacen proyecciones de las mismas pero la idea "es hacer cineforums en los que se debata sobre ellas, acompañadas de expertos pero no es necesario conocer su filmografía para ver esta obra de teatro".

"EL MACHISMO ESTÁ AHÍ"

"La obra no es pretenciosa a la hora de ahondar en el feminismo, aunque tampoco se obvia porque el machismo está ahí y si no se erradica el mundo no va a mejorar jamás. Por ejemplo se plantea cómo acabar con el machismo. Es una comedia absurda, con el planteamiento inicial de que estos cuatro directores están en el purgatorio como guionistas esclavas de dios, porque lo que se ven son mujeres, con la situación de que se acerca el Apocalipsis y algo hay que hacer para evitarlo", ha remarcado Minaya.

Según Artacho, la feminización de los directores les modifica la personalidad porque "han sido hombres muy hombres" y ahora al ser mujeres se encuentran con "una serie de problemáticas que antes no tenían". "De pronto son más lúcidas o ácidas de lo que todavía ya eran", ha indicado.

Por su parte, González ha incidido en que ellas interpretan personajes que los propios directores de cine han creado, en el caso de Wilder se mete en la piel de Marilyn Monroe o Tarantino es Uma Thurman. "La lectura de la obra que más me gusta es la de los hombres que se ponen medallas cuando quien realmente hace el trabajo son mujeres", ha subrayado.

La producción --que estará en cartel hasta el próximo 30 de junio-- se ha tenido que adelantar porque el propio Teatro Talia no disponía de otras fechas hasta el 2020 y la función de mañana será el estreno absoluto de la obra, como ha destacado la productora, que la ha descrito como "trepidante, gamberra, alocada y con mucha acción".

Preguntado por las características de Dios, Casany lo ha calificado como una divinidad perezosa que "lo que sueña se convierte en realidad y desde que le mataron a su hijo entró en depresión, por lo que le ayudan a hacer el trabajo y se debate entre aniquilar a la humanidad o suprimir el machismo".

BANDAS SONORAS EN DIRECTO

Dos músicos --Roqui Alber/Federico Crespo como trompetista y efectos sonoros y Eduard Marquina al piano-- acompañarán cada representación, con la interpretación de bandas sonoras de películas a las que se menciona. Una música que interactúa con la obra, con cierto protagonismo del jazz, sobre todo en cuando interviene Woody Allen.