El último cañón de la Generalitat Valenciana vuelve a casa más de tres siglos después de su fundición

Publicado 26/06/2019 11:28:30CET
Cañón 'pedrero' datado en 1679
Cañón 'pedrero' datado en 1679MUSEO MILITAR DE VALÈNCIA

VALÈNCIA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Museo Militar de València presentará el próximo viernes, 28 de junio, la última adquisición para su colección permanente, un cañón 'pedrero' datado en 1679, el último fundido cuando este territorio aún conservaba sus Fueros --abolidos en 1707, mediante el Decreto de Nueva Planta-- y símbolo de la Generalitat. La pieza, que protagonizará la renovada sala dedicada a los ejércitos de los siglos XVI y XVII, decorada por el pintor valenciano Francisco Santana, regresa de este modo "a casa" más de tres siglos después.

En concreto, el cañón se fundó hace 340 años en el Pla del Remei, en la 'Casa de Armas' de la Generalitat para la defensa de la ciudad, por lo que puede considerarse "el último representante de una larga tradición militar valenciana", destacan responsables del museo.

Este cañón pedrero de 1679 tiene grabados los escudos de los distintos estamentos de la Generalitat: Civil, Eclesiástico y Militar.
Así mismo, se ven grabados el nombre de los diputados que lo pagaron, de su fundidor, el campanero mayor de València Francesc Cases y de su diseñador, artillero de la Casa de Armas de la Generalitat Valenciana, Vicent Bru, detallan.

Se trata, así pues, de "una obra única, que ha llegado a nuestros días, sin duda alguna debido a su asombrosa calidad artística, ya que este tipo de piezas se refundían reiteradamente durante siglos para crear nuevas armas, lo que sin duda ocurrió con sus hermanos".

"TESTIGO DE UNA HISTORIA FASCINANTE"

La pieza, añaden desde el centro, "no solo tiene un indudable interés por sí mismo, sino por ser testigo de una historia fascinante ligada a él, que se está investigando, persiguiendo su rastro entre los documentos originales de esa época que se conservan".

El cañón permaneció a lo largo de siglos en Cataluña y estuvo expuesto durante años en el Museo Militar de Montjuic para, posteriormente, a ser depositado en el Castillo de San Felipe de Figueras (Girona). Ahora, tras más de trescientos años, vuelve a su casa para poder ser conocido y disfrutado por los visitantes del Museo Histórico Militar de Valencia.

El Museo Histórico Militar de Valencia fue inaugurado en mayo de 1995, "para un mejor y más amplio conocimiento del Ejército". Está ubicado en el Acuartelamiento de San Juan de la Ribera, en el valenciano paseo de la Alameda.

La gran mayoría de sus fondos son de los siglos XIX y XX, y sus colecciones abarcan banderas y estandartes, uniformidad, maquetas, dioramas y miniaturas, técnicas y Logística y armamento pesado y ligero, entre otros fondos.

Su exposición permanente supera ampliamente las 4.500 piezas y pretende brindar a los visitantes "un ambiente ampliamente didáctico, objetivo, comprensible y ameno, para que los visitantes encuentren un espacio de cultura y ocio en el que los fondos expuestos adquieran valor por sí mismos, generando un acercamiento a la historia militar de España".

Contador