3 de abril de 2020
 
Actualizado 03/03/2011 19:01:33 +00:00 CET

Hollywood quiere mancillar Blade Runner

Escena de Blade Runner
WARNER BROS.

LOS ANGELES,

Que en Hollywood no se respeta nada... es público y notorio. A dentellada de remakes, precuelas y secuelas los tiburones de industria van devorando clásicos del Séptimo Arte con más o menos solera. Ahora parece que los escualos cinematográficos han puesto sus ojos en Blade Runner. Una pena.

Ha sido Alcon Entertainment, productora responsable de logros tan dudosos como 'The Blind Side (Un sueño posible)' o 'El libro de Eli', la que ha anunciado su intención de lanzar una saga basada en el clásico de ciencia ficción que en 1982 dirigió Ridley Scott.

En su comunicado, la productora anuncia que está ultimando las negociaciones para hacerse con los derechos de la historia y crear una franquicia. No se sabe si en forma de precuela, secuela o incluso podría ser una serie de televisión. Lo que de momento parece descartado -gracias a Dios- es un remake de la cinta de Scott.

De hecho señalan que se aproximarán a la historia con "el máximo respeto y deseo de hacer justicia al film de 1982, que todos amamos". "Reconocemos la responsabilidad que tenemos que hacer justicia a la memoria de la original con cualquier precuela o secuela que produzcamos", apunta el comunicado.

Protagonizada por Harrison Ford, Sean Young y Daryl Hannah, Blade Runner está basada en el relato que en 1968 escribió Philip K. Dick titulado '¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?'. La historia nos lleva hasta el año 2019, don de los Replicantes -robots con apariencia humana creados a través de ingeniería genética para trabajar como esclavos- son perseguidos y "retirados".

Un film de culto que ha dejado para la historia del Séptimo Arte el monólogo de Rutger Hauer (Roy Batty): "He visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir..."