Jonás Trueba reivindica Madrid en 'La virgen de agosto', un homenaje a una ciudad "imprevisible" y "poco postalera"

Publicado 12/08/2019 14:07:42CET
La virgen de agosto
La virgen de agostoLOS ILUSOS FILMS

   MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El cineasta Jonás Trueba reivindica la ciudad de Madrid en verano en su nueva película, 'La virgen de agosto', una carta de amor a una ciudad "poco postalera" y abierta a lo "imprevisible" que, tal y como avanza su título, se estrena el próximo día 15 en los cines.

   "Madrid nunca ha estado bien dirigida, está mal hecha", ha señalado el cineasta durante una entrevista con Europa Press, en la que ha destacado su intención de filmar la ciudad "sin grandes pretensiones".

   Para Trueba, Madrid "es una ciudad abierta en la que puede pasar cualquier cosa" y la forma de contarla es "quedándose en ella a vivirla" porque "funciona en el día a día y en los bares", tal y como lo transmite a través de la protagonista de esta historia, Eva, quien en el verano de sus 33 decide quedarse en la capital durante el mes de agosto para descubrirse a ella misma entre verbena y verbena.

   Además, la película está trufada de personajes venidos "de cualquier parte" que aparecen de manera intermitente y que representan "la esencia de lo madrileño". En esta línea, Itsaso Arana, actriz protagonista y coguionista de esta historia, ha señalado que "lo más hermoso que tiene Madrid no son tanto los edificios sino sus gentes y ese carácter acogedor".

   Preguntado acerca de los nuevos movimientos políticos y del cambio de alcaldía en la capital, Trueba ha señalado que la capital le seguirá gustando como escenario y ha afirmado que "lo mejor de Madrid no ha venido dado por los políticos ni por las políticas".

ITSASO ARANA: "ALIADA" PARA ENTRAR EN LO FEMENINO

   Trueba ha encontrado en Arana, con quien ya trabajó en 'La reconquista', a una "aliada muy importante" para atreverse a hacer esta película, que condensa el universo de una mujer en la treintena. "Lo que más me gusta de la película es lo que concierne a lo femenino, a cuestiones y diálogos a los que no podría haber llegado sin ella, filmar conversaciones a las que normalmente no habría estado invitado", ha reconocido.

   En este sentido, Arana (Tafalla, Navarra, 1985) ha agregado que han intentado ser "sencillos y honestos" y ha puntualizado que lo femenino aparece como una cuestión "adherida" a su persona y no por "vocación ideológica". Sin embargo, sea más por "sensibilidad que por ideas", como ella misma señala, lo cierto es que el espectador asiste a ver "cómo una pasa las horas".

   "La intimidad femenina es difícil de contar, parece que no es espectacular ni retratable y, sin embargo, si le pones el ojo hay sutilezas de las que estoy orgullosa", ha dicho la actriz.

MATERNIDAD: "ESTÁ EN EL AIRE"

   De igual modo, 'La virgen de agosto' no escapa a la maternidad, un tema que se ha colado en la cinta porque "está en el aire" y no porque hayan cogido los periódicos para ver qué está "candente", tal y como hacen otros cineastas, según apunta. "Partíamos de una esencia más existencial de una persona y han ido apareciendo temas más concretos como la maternidad, que está en todas las conversaciones", ha relatado Trueba.

   Preguntado acerca de la posibilidad de filmar historias que se escapen de su generación, Trueba ha reconocido que aunque tiene abierto un proyecto sobre la adolescencia, sus películas van "pegadas a su edad". Tal y como ha manifestado, entiende el cine como un "registro vital" y, en este sentido, cita a Truffaut, quien decía que "el cine es alguien y sus circunstancias".

   Por ello, reconoce que le gusta hacer películas "inspiradoras", que uno lo vea y le apetezca "salir a pasear, tomar el sol, comer sandía, encontrarse con alguien y enamorarse. "Incluso pensar que agosto es un buen mes para quedarse en Madrid", apunta.

Contador
Sensacine