Irene Escolar defiende la "potencia" de los personajes femeninos en el teatro frente a los de cine y televisión

Hermanas
TEATRO KAMIKAZE
Publicado 09/01/2019 17:24:45CET

   MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Irene Escolar protagoniza junto a Bárbara Lennie 'Hermanas (Bárbara e Irene)', de Pascal Rambert, en el Teatro Kamikaze de Madrid del 10 de enero al 10 de febrero, un duelo actoral en una obra creada expresamente para las actrices y que habla de dos seres "salidos del mismo cuerpo pero profundamente dispares".

   En lo que se refiere a la presencia de la mujer en las artes escénicas con papeles protagonistas, Escolar opina que en el teatro "no pasa lo mismo que en el cine o en la televisión".

   "Desde Arthur Miller hasta Shakespeare las mujeres siempre están muy presentes a pesar de no llevar la acción principal. Son muy potentes, tienen algo muy fuerte que decir. Otra cosa es lo que viene en la televisión o en el cine que creo que ahí sí que hay un problema mucho más grande, pero en el teatro pienso que si quisiéramos podríamos encontrar muchos textos con personajes femeninos", asegura en una entrevista para Europa Press la actriz.

   En este sentido, en la obra el papel de la mujer queda reflejado en las voces de las actrices y en los conflictos de los personajes que interpretan. "La imagen de la mujer queda reflejada en nuestros cuerpos, en nuestras voces y en nuestros conflictos, que también podrían ser para dos hombres. Somos dos seres humanos", añade.

   Por eso, considera que no todas las mujeres ahora tienen que "ser mujeres fuertes y empoderadas". "Ellas son mujeres empoderadas en el sentido de que viven de sus carreras, han peleado por sus vidas, tienen un lugar en el que estar y son independientes. Pero no son dos mujeres fuertes, son mujeres con conflictos emocionales de un carácter brutal", explica.

   Además, tal y como asegura Lennie, Rambert quiere hacer esta obra con dos hombres también. Sin embargo, la pieza fue escrita pensando en estas dos actrices y en sus homólogas francesas.

   "Me acuerdo de sentarme con Pascal antes de él escribir nada. Al principio iba a ser una madre y una hija pero al final son dos hermanas porque ese vínculo le interesaba. A partir de ahí yo le dije que me interesaría hacerlo con Irene y él empezó a escribir con nosotras en la cabeza y con las dos actrices francesas. A priori yo pensé que podía haberlo escrito para nosotras o para X, pero después me di cuenta de que no", indica Lennie.

   La idea de escribir una pieza teatral expresamente para las dos actrices surgió tras la colaboración en 2015 entre el director y Lennie con el éxito de 'La clausura del amor', su primer trabajo juntos.

   "Cuando hicimos 'La clausura del amor' tuve claro que quería escribir una obra específicamente para Bárbara Lennie. Fue mucho antes de pensar en la versión francesa. Quería que fuera una historia muy potente entre dos hermanas y hacerlo también con Irene Escolar, a la que vi y me encantó en 'Blackbird', me parecía perfecto", explica Rambert.

   En este sentido, asegura que escribir para Bárbara le sale "de manera natural". Es un guepardo. Yo también. Es fácil captar su energía, entrar en ella. Habitamos el mismo país. Me alegra mucho reencontrarme con ella, con su trabajo único y su presencia y lenguaje tan llenos de talento. También esperaba con impaciencia trabajar con Irene. La he visto como un felino. Con un cuerpo ultra fino y gracioso, pero con algo que está esperando para morderte", añade.

   De ese modo, el creador francés ha escrito y dirigido por primera vez un texto dramático para cuatro actrices: en castellano para Lennie y Escolar, y en francés para las actrices Marina Hands y Audrey Bonnet. "He escrito Hermanas teniendo al mismo tiempo frente a mis ojos las voces y los cuerpos de actrices españolas y francesas. Aunque fueran solo dos hermanas, eran cuatro cuerpos y cuatro voces los que nutrían mi escritura", indica.

LA INMIGRACIÓN Y LAS PRESENCIA EN REDES, CONFLICTOS DE 'HERMANAS'

   'Hermanas' presenta una historia dialogada que habla no solo del odio entre dos miembros de una misma familia sino también del amor y la comunicación que resiste en las relaciones fraternales.

   "Bárbara es una mujer que se dedica al ámbito social, comprometida con el mundo en el que vive, militante y por lo que vemos en la función, se ha construido una personalidad arrolladora y fuerte para encontrar un lugar donde vivir a gusto de cara a los demás. Es una mujer de mundo, de tierra y de lucha", asevera Lennie.

   Por su parte, Escolar habla de Irene como una mujer frágil y "temperamental". "Es una periodista de éxito aunque también tiene una vinculación con el ámbito social como su hermana. Es una mujer muy temperamental pero también con mucha fragilidad y una bomba de emociones y de dolor con una herida abierta muy fuerte lo que le lleva a tener comportamientos medio violentos y que se salen de lo que debería ser", añade.

   En cuanto a la relación entre ambas, las dos actrices la definen como "enquistada". "Ha habido un hecho concreto que es lo que desencadena todo y es una relación muy complicada en la que les cuesta mucho vincularse desde el amor y desde la tranquilidad. Es un vínculo que las convulsiona y que no las permite aceptar a la otra como es. Tienen dos visiones del mundo radicalmente opuestas. Es una función en ese sentido muy política", apostilla Lennie.

   Además, en la obra se tratan temas muy dispares y a la vez actuales como "la responsabilidad como individuo en una sociedad, el papel que tiene la clase acomodada con respecto a la no acomodada, del problema de los refugiados, del problema de la inmigración, de la vejez y qué hacer con una sociedad que envejece, del ser humano en su responsabilidad con la vida, con la falta de escucha, de la inmediatez de las noticias, de la necesidad de estar presentes en las redes y del cúmulo de opiniones, etc", finaliza Lennie

Contador