El Teatro de la Abadía presenta 'José K torturado', que pone en escena las reflexiones de un terrorista

El Teatro de la Abadía presenta 'José K torturado', que pone en escena las refle
TEATRO DE LA ABADÍA
Publicado 20/02/2019 15:29:13CET

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Teatro de la Abadía ha presentado este miércoles 20 de febrero 'José K torturado', de 21 de febrero al 10 de marzo, con texto del periodista Javier Ortiz y dirección de Carles Alfaro, que muestra las reflexiones de un terrorista sobre la ética de la violencia y sus implicaciones en la sociedad.

"Tenemos que darnos cuenta de que los terroristas no están locos y ya está. Creo que no podemos meter la mierda debajo de la alfombra y decir que somos democráticos y estamos en contra de la tortura", ha indicado Alfaro en rueda prensa.

Para el director es "imprescindible" hablar del miedo y de la doble moral, así como poner en escena "la voz del terrorista". "Es complicado transitar por un texto que se sabe de lo que se habla. A mi se me ha negado la voz del terrorista y qué hay detrás de esa persona. Parece que escuchar es legitimar", asegura.

En este sentido, añade que ha tenido que tener "mucho cuidado" a la hora de abordar este tema ya que hoy en día dice, "hay muchas cosas políticamente incorrectas", pero que el teatro es el lugar correcto para hablar de ellas.

Para Ortiz, autor de este texto, la doble moral y el miedo son dos actitudes que, por muy diversos motivos, están arraigadas en el inconsciente colectivo. Por eso, se planteó que "la sociedad no sabe nada de la tortura porque le viene bien, al igual que no saber nada de cárceles o marginalidad".

En un país indeterminado, la policía ha detenido a un terrorista, José K. Éste no tiene ningún inconveniente en reconocer que odia a la humanidad. Reconoce también que acaba de colocar una bomba de gran potencia en una plaza donde se está celebrando una concentración multitudinaria, un mitin político.

En media hora, esa bomba detonará y José K se niega a revelar dónde la ha colocado. Las posibilidades de encontrar la bomba son mínimas y de desalojar la plaza también debido al pánico que provocaría una avalancha de personas.

En este punto, la obra plantea el dilema de si es legítimo utilizar la tortura para evitar un mal mayor y si quienes torturan creen que lo hacen para conseguir algo que es bueno para la colectividad.

"Lo interesante es hasta qué punto detrás de las acciones violentas se esconden cosas muy pequeñas que no nos hace tan diferentes. Hay una frontera que puedes pasarla o no. Este hombre la pasa siendo consciente de lo mismo que somos conscientes todos", explica Alfaro.

Este texto de Ortiz, surgió tras un encargo que se le hizo al periodista para dar una conferencia sobre la tortura en 1998 en Madrid. Alfaro se encargó de crear este "teatro documental" gracias a los textos que conformaban un "decálogo ideológico" del periodista que la hija de Ortiz había recogido en unos manuscritos.

"José K no es un terrorista al uso. Actúa por libre en diferentes países y es muy inteligente. Es un terrorista freelance. Es más difícil entenderle porque no hay coartadas fáciles. Es un monstruo lleno de razones", asevera el director.

UNA PUESTA EN ESCENA SORPRENDENTE

Para la puesta en escena de 'José K torturado', Alfaro ha optado por situar de espaldas al espectador a Hermes. Además, el actor estará dentro de una caja de un metro y medio cúbico.

"Es una celda real de aislamiento en la que meten a una persona para que no pueda estirarse. Al torturado se le van haciendo una serie de inputs para desubicarlo como encenderle la luz una horas y apagarla otras para alterar el sueño y que así no pueda saber si está consciente o no", cuenta Alfaro.

Así, el espectador puede asistir a lo que supone estar en esa tesitura y conocer cómo el terrorista transita entonces por su vida y sus recuerdos. ¿Por qué sigo poniendo una bomba? Para no dejaros vivir en paz. Provoco lo malo para evitar lo peor: que os salgáis con la vuestra", reza un pasaje.

No es la primera vez que Alfaro pone en escena esta obra. Ya lo hizo en 2012 aunque confiesa que "se vio poco". Se trata de una producción de Moma Teatre con la colaboración de Hermes producciones que se enmarca en la línea de los espectáculos programados esta temporada en el Teatro de la Abadía sobre la ética y la responsabilidad ciudadana.

Para leer más