Julia Navarro publica 'Tú no matarás': "La sociedad española en la Transición puso punto y aparte y miró adelante"

Julia Navarro en las Pirámides de Gizá
JUAN MANUEL FERNÁNDEZ
Actualizado 25/10/2018 11:21:39 CET

ALEJANDRÍA, 25 Oct. (de la enviada especial de Europa Press, Ainhoa de la Hera) -

La escritora Julia Navarro vuelve con su nueva novela 'Tu no matarás' (Plaza & Janés), casi mil páginas con las que reflexiona sobre cuestiones como el odio, la venganza, la compasión o la amistad con la posguerra española, Alejandría en los años 40 y la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo.

"La sociedad española en la Transición decidió poner punto y aparte y mirar hacia delante. No creo que esté pendiente de lo que sucedió hace 40 años. Es una sociedad que ha apostado por el futuro, porque sobre el pasado ya no tenemos poder", ha expresado en una entrevista concedida a Europa Press en Alejandría (Egipto), con motivo de la publicación del libro, este jueves 25 de octubre.

En este sentido, ha matizado que es necesario diferenciar lo que sucede a nivel político de lo que sucede a nivel social, y ha mencionado que "aunque haya políticos que estén poniendo hoy en día lo que sucedió tras la Guerra Civil" la sociedad no está respondiendo con el mismo discurso.

"Otra cosa es cuando hay asuntos concretos. Por ejemplo, ¿Qué hacer con Franco? A mi me parece que es absolutamente lógico que un dictador no tenga un mausoleo, y menos uno en el que esté enterrado con sus víctimas. Eso es desde todo punto de vista una situación anómala que hay que resolver", ha reflexionado.

Y es que de todo esto habla la primera parte de su libro -dividido en tres- que transcurre en Madrid, unas páginas que "le costaron mucho escribir" y que incluso "le ahogaron", ya que le producía "u dolor muy profundo" tener que recordar la posguerra "echando la mirada hacia atrás" y reviviendo su infancia "en aquel barrio de Madrid".

'Tu no matarás' relata la amistad entre Fernando, joven editor hijo de un republicano represaliado, Catalina y Elogio, tres jóvenes que deciden huir de una España azotada por la Guerra Civil escapando de su propias circunstancias. Así, durante su exilio recorrerán escenarios como la Alejandría de la Segunda Guerra Mundial, el París ocupado, Lisboa, Praga, Boston o Santiago de Chile.

Es por ello que la escritora quiere hacer hincapié en que la Transición "no fue un experimento de laboratorio de cuatro políticos que la pactaron", si no que fue un impulso de la propia sociedad que "remó en la misma dirección por la conquista de las libertades", algo que, según señala, puede aseverar puesto que "es hija de la transición".

"Hay una tendencia por parte de algún grupo político de querer cuestionar todo, y está en su derecho. Pero yo me rebelo ante el postulado de que todo lo que se hizo en la transición está mal", ha expresado para añadir que "le da mucha pena" que las generaciones "más jóvenes" no sepan lo que de verdad ocurrió en aquellos años, y que en estos momentos "se quiera denostar".

UNA ALEJANDRÍA QUE YA NO EXISTE

En cuanto a la segunda parte del libro, que transcurre en Alejandría, Navarro ha matizado que se trata de un relato "a color" que refleja la cuidad egipcia de los años 40, una ciudad cosmopolita que "ya no existe aparentemente".

"Elegí Alejandría porque es una ciudad de la que me enamoré cuando era muy jovencita. Me quedé fascinada con la ciudad y tuve ese flechazo. Años después volví con la guía de Forster y soy una enamorada de los poemas de Cavafis. Digamos que esto era un homenaje a esa Alejandría", ha explicado la escritora, quien ha precisado que en la realidad "los españoles no emigraron a Egipto" sino a lugares como América Latina.

En este punto, señala que observar las diferencias que existen entre la Alejandría de los años 40 y la de hoy es una buena excusa para reflexionar sobre que "no hay nada estático en esta vida". Algunos consulados se están marchando, la terraza del mítico Hotel Cecil ha cerrado, pero Navarro señala que "a pesar de ya no ser la misma" siempre tendrá "un poso sedimentado" de más de 2.000 años de historia por los que han pasado "personas de todo el mundo".

"La sociedad ha cambiado y las circunstancias políticas son distintas. Pero hay que ver el contexto internacional que tenemos ahora y ver que no está ocurriendo solo en medio oriente", ha opinado para indicar que "se está produciendo un cuestionamiento de la democracia en occidente en estos momentos" además de "una ola de xenofobia absolutamente preocupante". "Antes de ver la viga en el ojo ajeno, vamos a verla en el propio", ha dicho.

DICTADURA DE LO POLÍTICAMENTE CORRECTO

Otra de las cuestiones actuales que le perturban de la sociedad occidental es "la dictadura de lo políticamente correcto", algo que está "mermando la libertad de expresión" y está transformado a la sociedad en "hipócrita, cínica y miedosa".

En cuanto a la última parte del libro, Paris, la autora ha explicado que se centra en el final del exilio de los protagonistas y que muestra el escenario de la segunda guerra mundial y de una Europa desolada por la violencia.

"Es una novela para reflexionar sobre lo que pasó y el por qué. El libro son una serie de personas que se meten en un bucle, el círculo empieza en Madrid y termina en París", ha explicado. Para ella, la historia de la humanidad es "una repetición continua de errores" con "banderas diferentes" que terminan sacando "lo peor del ser humano" y "lo mejor también".

Por ello, Navarro, que aspira a que sus novelas sean "verosímiles", trabaja con unos personajes "llenos de claroscuros" huyendo de todo "heroicismo". "Se meten en un bucle del que no pueden salir, pero también es una reflexión del mundo del que venimos, y del mundo que afortunadamente tenemos hoy", ha concluido.