Los 14 mejores solos de guitarra de Brian May

Brian May, de Queen, tocando en un concierto en Londres
GETTY - Archivo
Actualizado 21/01/2019 14:08:03 CET

MADRID, 21 Ene. (EDIZIONES - David Gallardo) -

Suele defender Brian May que los mejores solos de guitarra son los que se pueden cantar igual que la melodía de la voz. Y a fe que, a lo largo de los años, ha conseguido eso en no pocas ocasiones sacando emociones de su Red Special, su famosa guitarra construida por él mismo junto a su padre cuando apenas era un quinceañero.

Su relevancia como guitarrista está más que aceptada y acreditada y, de hecho, en 2017 resultó escogido como el mejor de su gremio en una encuesta de la revista The Music Radar que contó con más de 130.000 participantes. Un bonito logro 45 años después del inicio de su carrera musical con Queen a principios de los setenta.

Pues bien, por esto y por la resurrección comercial de Queen gracias al biopic Bohemian Rhapsody, homenajeamos a Brian May -autor de algunas de las más famosas canciones del grupo, aún hoy en activo manteniendo su legado con el batería Roger Taylor- seleccionando un buen puñado de solos de guitarra. Si no los mejores, por lo menos sí incontestables.

KEEP YOURSELF ALIVE

El debut homónimo de Queen en 1973 mostraba a una banda potente y de puro rock. El tema que abre el disco, Keep yourself alive, ya da pistas claras del talento que había en el cuarteto.

BOHEMIAN RHAPSODY

El cuarto álbum del grupo, A night at the opera (1975), contiene su obra magna, Bohemian Rhapsody. Compuesta por Freddie Mercury, pero llevada a otro nivel por Brian May, quien además deja para la posteridad un solo icónico de los que da gusto cantar.

INNUENDO

Uno de los solos más poderosos en la carrera de Brian, con esos aires de guitarra clásica que luego pasan a ser cercanos al heavy metal. Una canción de las 'gordas' para el último disco en vida de Freddie Mercury, el Innuendo de 1991.

WAS IT ALL WORTH IT

No es en absoluto de los temas más conocidos de Queen, pero el cierre del álbum The Miracle (1989) resulta apabullante al atesorar toda la grandilocuencia y la pegada del Brian May más decididamente rockero. Porque el que tuvo retuvo.

DON'T STOP ME NOW

Aportación frenética a la ya de por sí veloz canción, en la que la guitarra de Brian juguetea con libertad y naturalidad con la voz de Freddie. Estamos en el álbum Jazz de 1978.

GIMME THE PRIZE

Una pieza de puro hard rock en el álbum A kind of magic (1986), que pasó a la posteridad por su lado mucho más pop, pero en el que Queen conservan su portentosa pegada en Gimme the prize.

HAMMER TO FALL

Esta canción de The Works (1984) contiene unos inapelables riffs que son, efectivamente, como un martillo cayendo. Para cuando llega el momento del solo, Brian lo disfruta desmelenándose a gusto.

DRAGON ATTACK

Con sejemante título, ya de por sí avasallador, resultaría zafio que no encontráramos un sinfín de guitarrazos en esta canción de The Game (1980). Hay muchos, claro, y queda patente de paso la versatilidad de Brian, que más que por el solo destaca aquí por su capacidad para sostener y engrandecer cualquier tema.

LET ME ENTERTAIN YOU

Un clásico menor en el repertorio de Queen -de su disco Jazz de 1978-, pero que fue importante durante una etapa en sus presentaciones en vivo. Ideal para el lucimiento de Freddie como líder y de Brian como perfecto escudero sosteniendo todo el minutaje del tema.

I WANT IT ALL

Cuando Queen se ponían en clave de rock de estadio no tenían rival. I want it all es buena prueba de ello y cuenta, de paso, con un momento de 'guitar hero' sin parangón, que podemos encontrar en su disco The Miracle (1989).

BRIGHTON ROCK

Los Queen de Sheer her attack (1974) eran una apisonadora que asolaba todo a su paso con el salvajismo de la juventud y la ambición desmedida de quien se siente conquistador del mundo. Brighton Rock se convirtió en indispensable en los directos de Queen, en un rato para el goce y disfrute de May.

FRIENDS WILL BE FRIENDS

La melodía de este clásico de A kind of magic (1986) es pegadiza, pero no más que esa guitarra que abre la canción y que después revolotea alrededor de la voz, entrando y saliendo, mutando, aportando nuevos colores.

WE WILL ROCK YOU

Es corto y es sencillo, pero este himno de News of the World (1977) desprende una electricidad que lo hace incomparable sobre la famosa base rítmica que todos hemos hecho alguna vez dando palmas. Porque no siempre hace falta tanta parafernalia para resultar efectivo.

THE SHOW MUST GO ON

La despedida de Brian para Freddie Mercury está en Innuendo (1991) y rebosa épica a raudales. Desde luego, la emoción ante la cercanía del fin resulta evidente. Y ahí está Brian May para decir adiós a su amigo como mejor sabe: Sacando todo el sentimiento posible de su guitarra.