Atraco: "Hay un problema para que las nuevas bandas lleguen al público del rock"

Actualizado 15/01/2020 17:20:37 CET
Atraco
Atraco - JUAN PÉREZ-FAJARDO - Archivo

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

Atraco inician el año despidiendo la gira que les ha mantenido en ruta desde que lanzaran el pasado año su homónimo álbum de debut, todo un tratado de rock callejero de lo más clásico en el que participan ilustres como Ariel Rot y Alejo Stivel -por separado-, Juanse de Ratones Paranoicos y Julián Kanevsky.

Serán dos noches, las de este 17 y el 18 de enero, en la "mítica" sala El Sol de Madrid, donde los integrantes de Atraco han "visto a muchas bandas" que les encantan, según destaca a Europa Press el vocalista, Diego, quien apostilla: "Tener la oportunidad de subirnos a su escenario y hacerlo nuestra casa dos noches seguidas es un regalo muy especial".

Tras prometer "dos noches de rock and roll" de alto voltaje, apunta también Diego para este doblete tan especial contarán con amigos invitados como los mencionados Ariel Rot y Julián Kanevsky, así como Isma Romero y Adri de Desvariados.

"Venimos con las pilas muy cargadas después la gira. Queremos derrochar todo lo que se nos ha quedado dentro en estos meses y gritar con nuestro Madrid que el rock and roll sigue vivo. Y encima cada noche vienen amigos diferentes a colaborar y vamos a darle una vuelta al repertorio para hacer algo muy especial", adelanta.

Ante la inminencia de este punto y seguido en la andadura del grupo, echa la vista atrás el cantante al asegurar que el último año ha sido el mejor de su vida: "Por suerte, ha sido un año en el que se han alineado los planetas para que las cosas nos fuesen mejor de lo que podríamos llegar a esperar. Crucemos los dedos para que todo esto siga así en el 2020".

Tan bien les ha ido a Atraco con su debut que incluso se plantaron en Argentina para hacer tres conciertos presentado sus canciones en un país donde "el rock and roll es un sentimiento, su religión, y los Rolling Stones son los apóstoles de esa iglesia".

Teniendo en cuenta la influencia y la presencia argentina en su música, no extraña que Diego afirme que nunca se habían sentido tan en casa a pesar de estar tan lejos. "Ver cómo gente que tiene que hacer horas de viaje va a escuchar en un concierto tuyo canciones que se escribieron a miles de kilómetros de ese lugar pone la piel de gallina", subraya.

Incluso han llegado Atraco en los últimos meses hasta Alemania y Francia, lo que lleva a Diego a calcular que en el pasado año han hecho "casi una vuelta al mundo completa con 36.710 kilómetros. El rock and roll es de quien quiera escucharlo y, por eso, no hay que cerrarse a un país. El rock and roll no tiene fronteras, la única frontera es nuestra imaginación y somos unos chavales que no dejamos de soñar".

Y agrega divertido: "Si tuviésemos que resumirlo diríamos que fueron pocas horas de sueño, un montón de aviones casi perdidos y la mejor gira en la que hemos tenido la suerte de estar. No nos hemos reído tanto ni hemos tenido mayor sentimiento de familia con nadie en una gira y esa gira fue eso y más".

NO ESTÁ DE MODA EL ROCK AND ROLL

Todo esto conseguido por Atraco demuestra que eso de que el rock está muerto no es más que una pequeña gran falacia. A su juicio, "las modas vienen y van, pero dejan un poso en la gente y a quien le gusta un género concreto le vas a transmitir las tripas más que cien mil personas que escuchen tu música comprando en el Bershka".

"Nosotros respetamos todos los géneros musicales, pensamos que el arte empieza en el momento en el que alguien pone la intención de querer hacer arte", defiende Diego, quien acto seguido remata: "Mientras esa sea la intención está todo bien, pero por desgracia eso se diluye hoy en día".

Afirma tajante el vocalista entonces que el rock and roll es "un sentimiento" que les lleva a "mover los pies y querer hacer que todo el mundo se rompa la cadera viendo a Atraco". Y plantea que no tienen la premisa de "cambiar el mundo", ya que sencillamente son felices y se sienten "llenos de vida" al conectar con quienes asisten a sus conciertos y "se evaden un poco de la realidad de mierda".

Defiende en este punto, asimismo, que hay "muchas bandas" para un buen relevo generacional en el rock: "Afortunadamente Madrid tiene ahora mismo una cantera de bandas que, como nosotros, están luchando por esto. Gallos, Desvariados, Errata, Miss Amanda, Calibre 91... Hay muy buen rollo y somos una panda que cuando se junta no ve el peligro. Creemos que algo está cambiando y hay que luchar de la mano".

Concede, eso sí, que "hay un problema para que las nuevas bandas lleguen al público del rock", al que le cuesta dar oportunidades a los jóvenes desconocidos pero sí responde en masa cuando nos visitan los clásicos internacionales.

"Afortunadamente, aún quedan medios que ponen su granito de arena para que esto cambie. Pero hemos visto una y mil veces que el público rockero está abierto, que cuando te escuchan en un concierto y se les mueve el pie derecho saben que tenemos el mismo código", argumenta.

Lo que está claro es que Atraco no van a detenerse ahora, pues pronto arrancarán una nueva gira que anunciarán "en breve" para tener el presente año "muy cargado". De hecho, están trabajando ya en su segundo disco, por lo que están deseando meters en el estudio.

Y entre sus planes de futuro, uno de lo más curioso que encierra cierto tipo de actitud ladronzuela haciendo honor a su nombre: "Jay, el bateria de la banda, hace hipnosis y estamos barajando la idea de llevar a cabo hipnosis de masas. Algo similar a lo que ha hecho el autotune con la mente de la gente pero metiéndoles rock and roll".

Contador

Para leer más