Publicado 18/03/2022 14:57

El Defensor del Pueblo pide que las multas a festivales por incumplir niveles de ruido sean "disuasorias"

Archivo - Concierto en un festival de música
Archivo - Concierto en un festival de música - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

    MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Defensor del Pueblo ha recordado al Ayuntamiento de Madrid que las multas impuestas a festivales de música que incumplan con los niveles de ruido deben de ser "disuasorias" y evitar que la comisión de la infracción "no resulte más beneficiosa para el infractor que el incumplimiento de las normas".

   En concreto, esta institución recoge en su informe anual de 2021 al que ha tenido acceso Europa Press las actuaciones relativas al Festival de Verano 2021-MadBeach Club, celebrado en Madrid, que generaron diversas quejas por los niveles de ruido, al estar cerca de zonas residenciales.

   El Defensor del Pueblo ha vuelto a indicar al Ayuntamiento de Madrid, como en su día hizo respecto al Mad Cool, que los grandes eventos musicales que se realicen cerca de zonas residenciales "deben ser evaluados con detenimiento antes de su autorización, dando audiencia no solo a los promotores del evento sino a todos los interesados, entre los que se incluyen los vecinos afectados".

   Además, en este caso, el lugar donde se produjo el evento se encuentra dentro la Casa de Campo, que es un Bien de Interés Cultural que ha de ser salvaguardado de posibles afecciones ambientales. Es por ello que el Defensor del Pueblo también ha solicitado al Ayuntamiento de Madrid conocer cómo se valoró la incidencia ambiental y cuáles han sido las conclusiones.

   Asimismo, ha trasladado al Ayuntamiento madrileño que, ante niveles de ruido muy superiores a los autorizados, la Policía municipal debe poder precintar el foco del ruido, como medida provisional y sin tener que esperar a que sea ratificada por el órgano administrativo competente cuando se inicie el procedimiento.

   "En este tipo de eventos puede suceder que las multas impuestas no resulten disuasorias y se repitan los comportamientos infractores. Por ello, se ha recordado al ayuntamiento que el establecimiento de la sanción pecuniaria debe prever que la comisión de la infracción no resulte más beneficiosa para el infractor que el cumplimiento de las normas infringidas", añade el informe.

    Esta institución ha explicado que la pandemia ha motivado que el número de eventos culturales, musicales y festivos sea menor que en años previos a la crisis sanitaria. No obstante, ha seguido habiendo conciertos, más en 2021 que en 2020.

   "Los ciudadanos que residen cerca de los recintos donde se celebran estos espectáculos multitudinarios sufren sus efectos y exponen que pasan noches sin dormir, tanto por el ruido procedente de la música como por el trasiego de personas y vehículos en sus barrios", ha alertado.

   En este sentido, recuerda que ha de tenerse en cuenta que los festivales musicales duran varios días y que se realizan al aire libre con potentes equipos de sonido y de amplificación.

   "Los ciudadanos muestran su decepción con las administraciones por autorizar estos eventos sin imponer medidas efectivas para contrarrestar ruidos y vibraciones, olores o suciedad, entre otros efectos indeseados", ha concluido.