El músico español Pablo Ferrández recibe el violonchelo Stradivarius Lord Aylesford

Pablo Ferrández, con el violenchelo de Stradivarius
ESCUELA SUPERIOR DE MÚSICA REINA SOFÍA
Publicado 13/02/2014 13:07:40CET

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El violonchelista Pablo Ferrández (Madrid, 1991) ha recibido el violonchelo Stradivarius Lord Aylesford perteneciente a la prestigiosa colección de la Nippon Music Foundation, en calidad de préstamo artístico.

Esta concesión convierte a Ferrández en el único músico español que ha accedido a un instrumento de esta Fundación. El conocido como violonchelo Lord Aylesford es uno de las 63 joyas creadas por Antonio Stradivarius (1644-1737) que aún perduran. Anteriormente ha sido utilizado por grandes músicos como Gregor Piatigorsky o Janos Starker.

La fecha de realización de este violonchelo data de 1696 y es, posiblemente, uno de los más antiguos de la factoría del luthier de Cremona. Su nombre se debe al noble inglés que lo adquirió y en cuya familia se ha conservado durante más de cien años.

Actualmente forma parte del grupo de instrumentos de cuerda (catorce violines, dos violonchelos y una viola) perteneciente y administrado por la Nippon Music Foundation. Esta fundación radicada en Tokyo tiene entre sus objetivos la preservación y proyección del legado de estos instrumentos que son considerados los mejores y de más bello sonido del mundo.

Así, les ha dado una nueva vida entregándolos en préstamo a los solistas, veteranos y jóvenes, por su prestigio o gran potencial. Tal es el caso de Pablo Ferrández, ex alumno de la Escuela Superior de Música Reina Sofía.

Ferrández estudió desde los 13 años en la Cátedra de Violonchelo de este centro de alta formación profesional bajo la dirección de la profesora Natalia Shakhovskaya. En 2011 ingresó en la Kronberg Academy, Alemania, para trabajar con Frans Helmerson, que también fue profesor de la Cátedra de Violonchelo en la Escuela Reina Sofía entre los años 1995 y 2000

Durante los años en los que estuvo estudiando en la Escuela, Pablo Ferrández tocó con directores como Antoni Ros-Marbá o Peter Csaba. También pudo asistir a lecciones magistrales de David Geringas, Arto Noras, Ivan Monighetti y Frans Helmerson y tuvo ocasión de actuar en más de cuarenta conciertos como solista, en cámara o miembro de alguna de sus formaciones orquestales.

La Nippon Music Foundation fue creada en 1974 con el objetivo de mejorar la cultura de la música en Japón. En 1994 inició el "Proyecto de préstamo de instrumento" a través del cual se ha contribuido al enriquecimiento del panorama artístico mundial universal gracias a la preservación y préstamo a músicos de los instrumentos de cuerda de alta calidad adquiridos por la Fundación.

La Fundación los cuida y preserva para que las próximas generaciones de músicos puedan disfrutar y acceder de manera gratuita a estos instrumentos con más de 300 años de historia. Los músicos son seleccionados por el Comité de Préstamos Instrumento que preside el Maestro Lorin Maazel

La Fundación ha organizado conciertos en lugares emblemáticos como el Mozarteum en Salzburgo, el Museo del Louvre en París o bajo el David de Miguel Ángel en Florencia. Los ingresos de estos eventos se donan a organizaciones locales con destino a proyectos de promoción de la música clásica entre otros fines culturales.