Actualizado 07/12/2010 15:56 CET

Los alumnos vascos superan la media en matemáticas e igualan la de lectura, pero están por debajo en ciencias

Presentación de los resultados del Informe Pisa
EP

Celaá cree que las pruebas, desarrolladas en la lengua materna, evidencian que la Educación vasca va "en la orientación correcta"

BILBAO, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

La competencia matemática de los alumnos vascos en el Informe Pisa supera la media de los países de la OCDE, mientras que la competencia lectora se sitúa en esta media y la competencia científica está por debajo de la media OCDE. Los resultados de los estudiantes vascos mejoran significativamente con respecto a 2006 en matemáticas y también evoluciona positivamente en lectura, mientras que en ciencias se mantienen.

La consejera de Educación, Universidades e Investigación, Isabel Celaá, ha presentado este martes en una comparecencia en Bilbao los principales resultados del Informe Pisa 2009, en el que se han examinado alumnos de quince años de 65 países de la OCDE y asociados. En el caso de España, han tomado parte catorce comunidades autónomas.

En total, han realizado las pruebas Pisa 4.768 estudiantes de 177 centros de Euskadi, de los que el 84,4 por ciento se han examinado en castellano y el 15,6 por ciento en euskera. En esta ocasión, las pruebas se han efectuado en la lengua materna de cada estudiante --al igual que en otros países participantes--, sin que se aprecien diferencias significativas entre las capacidades de los examinados en castellano y las de los examinados en euskera.

En el área de lectura, los alumnos vascos han anotado 494 puntos, en la media de los países de la OCDE (493) y "significativamente" mejores que la media del Estado español (481). Los estudiantes de Euskadi se sitúan "en el grupo de cabeza" de las comunidades autónomas, junto a Castilla León, Cataluña, La Rioja, Navarra y Aragón, y no tienen "diferencias significativas" con zonas como Países Bajos, Estados Unidos, Suecia, Alemania, Francia o Reino Unido.

Aunque Euskadi está, en palabras de la consejera, "muy bien" en el rendimiento en los dos niveles más bajos de lectura porque sólo concentran un porcentaje del 15 por ciento de los estudiantes mientras que la media OCDE es del 20 por ciento, en los dos niveles más altos su tasa es más baja ya que se eleva al 4 por ciento mientras que la media OCDE es del 7 por ciento. Por ello, si bien ha destacado que el grueso de los alumnos vascos se ubican en la franja media de competencias, "tenemos potencial de crecimiento hacia la excelencia".

En materia de lectura, las chicas han logrado mejores resultados que los chicos. Desde que comenzó a participar en las pruebas Pisa en 2003, Euskadi se mantiene en la media de los países de la OCDE con "una gran estabilidad" en cada uno de los niveles de rendimiento.

"ESTUPENDOS" EN MATEMÁTICAS

Los mejores resultados para los alumnos vascos se dan en las pruebas de matemáticas, en las que han contabilizado 510 puntos, "significativamente mejores" que las medias del conjunto de la OCDE (496 puntos) y española (483). Sus resultados, que han sido calificados por Celaá como "estupendos", son similares a los de Alemania y superiores a los de Francia, Suecia, Reino Unido, Estados Unidos y "la mayoría" de las comunidades autónomas.

Los niveles de rendimiento más bajos concentran al 15 por ciento de estudiantes vascos, mientras que en el conjunto de la OCDE es del 25 por ciento. En los niveles más altos, se encuentra, por su parte, el 13 por ciento de los alumnos de Euskadi, por encima de la media OCDE (12%). En este caso, los chicos han obtenido mejores resultados que las chicas.

En las tres ocasiones en las que el País Vasco se ha sometido a las pruebas Pisa (2003, 2006 y 2009), ha ido creciendo el porcentaje de alumnado en los niveles superiores y decreciendo el que se ubica en niveles bajos, con lo que en 2009 por primera vez ha logrado "resultados significativamente superiores" a la media OCDE.

Por el contrario, los resultados en ciencias de Euskadi (495 puntos) están por debajo de la media de la OCDE (501), aunque por encima de la media estatal (488), aunque "sin diferencias significativas". En este campo, el País Vasco obtiene resultados similares a los de Francia, Austria, Italia y España, y dentro de ésta a comunidades como Cataluña o Murcia.

La consejera ha destacado que el resultado de los alumnos vascos "no está nada mal" en lo relativo a los niveles más bajos de competencia porque incluyen al 14 por ciento de los que hicieron las pruebas, frente al 20 por ciento del conjunto de países OCDE. Sin embargo, sólo el 3 por ciento de los estudiantes vascos alcanza los niveles más altos, mientras que la media OCDE es del 8 por ciento.

En esta materia, Euskadi mantiene los resultados de 2006, aunque se ha registrado una "gran disminución" respecto a los dos anteriores informes Pisa en los niveles bajos (del 21,9% en 2003). También ha disminuido, sin embargo, el porcentaje de los niveles más altos (del 5,4% en 2003). En este campo, no se aprecian diferencias significativas entre los resultados de los alumnos y de las alumnas.

Preguntada sobre las causas de estos resultados en ciencias, la consejera ha explicado que, en esta comunidad, se dedica "menos tiempo escolar" a esta materia que en otras comunidades que no cuentan con una educación bilingüe, algo que se trata de paliar con actividades extraescolares y el trabajo en nuevas metodologías "más eficientes".

En este sentido, ha indicado que aumentar esta cantidad de horas dedicadas a la ciencia "podría ser interesante", pero supondría incrementar "tiempo escolar" al alumnos porque "no tenemos nada para restar", lo que tendría "connotaciones muy severas".

"ORIENTACIÓN CORRECTA"

Celaá ha destacado que el informe pone de manifiesto que el sistema vasco de Educación "se está moviendo en una estupenda orientación, en la orientación correcta".

"Estamos trabajando de manera progresiva y positiva en la reducción del porcentaje de alumnos que están en los niveles inferiores del desarrollo de competencias", ha resaltado la consejera, que ha apuntado que "lo importante es "no perder talento" y "llevar el grueso de las personas hacia adelante". Según ha advertido, "de nada vale llevar a los líderes hacia arriba pero dejar un gran pelotón en niveles inferiores".

En esta línea, ha recordado que, entre los objetivos Europa 2020, "se van a crear 15 millones de empleo de alta cualificación y de cualificación media" y, al mismo tiempo, se estima que se destruirán "13 millones de empleos de baja cualificación".