Bizkaia renueva las certificaciones de calidad y gestión ambiental que ya tenían 15 de sus 28 playas

Gangoiti y Emparanza con representantes de municipios con playas certificadas
DFB
Publicado 07/09/2018 12:56:20CET

BILBAO, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Bizkaia ha renovado las certificaciones de calidad y gestión ambiental que ya tenían 15 de sus 28 playas. AENOR ha concluido en su auditoría anual que, tras las adaptaciones realizadas para cumplir los nuevos requisitos establecidos por las normas que rigen los certificados UNE-EN ISO 9001:2015 y UNE-EN ISO 14001:2015, los arenales de La Arena, Ereaga, Arrigunaga, Arriatera-Atxabiribil, Plentzia, Gorliz, Bakio, Aritzatxu, Laida, Laga, Ea, Ogella, Isuntza, Karraspio y Arrigorri son merecedores de estas certificaciones.

Como reconocimiento al trabajo realizado en los últimos años por parte de la Diputación Foral de Bizkaia dentro del sistema integral de gestión de playas y por los ayuntamientos de los municipios en los que se enclavan estas últimas, este viernes se ha realizado un acto de entrega de los certificados en Bilbao, al que han asistido la directora en el País Vasco de AENOR, Luz Emparanza, y el director de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Bizkaia, Unai Gangoiti.

Gangoiti ha subrayado que el objetivo de la Diputación "ha sido siempre ofrecer unos servicios de calidad a la ciudadanía y garantizar un uso más respetuoso de nuestras playas, como medio natural que son".

"Hemos buscado ese objetivo aplicando un modelo, el de las normas internacionales ISO 9001 y 14001 que implican una forma de trabajar que persigue la mejora continua en la gestión y que abarca todas las actividades ligadas a la gestión de los arenales. Desde que adoptamos este sistema hasta ahora, hemos hecho muchos progresos. Y quiero agradecer este trabajo a todas las entidades y personas que lo han hecho posible", ha explicado.

Por su parte, la directora de AENOR en el País Vasco ha indicado que "la doble certificación que esta Diputación ha renovado para sus playas subraya el compromiso de esta institución foral con el desarrollo sostenible, lo que se traduce en una garantía para los usuarios de estos arenales".

La implantación y el desarrollo del sistema integral de gestión aplicado para lograr y mantener las certificaciones tiene como objetivo un uso más respetuoso del medio natural que constituyen las playas de Bizkaia y permitir que todas las personas usuarias disfruten de una mayor calidad en los arenales.

En ese sentido, este sistema ha incluido la puesta en marcha de programas dirigidos a prestar servicios de mayor calidad y a reducir los impactos medioambientales que sufren las playas como consecuencia de su uso como espacio de ocio por parte de más de 2 millones de personas.

Así, este sistema abarca todas las actividades realizadas, tales como el control sanitario, la vigilancia en los arenales, el equipamiento de los mismos, el fomento de actividades culturales y divulgativas y su control, la mejora de los accesos y el establecimiento de servicios específicos para personas con discapacidad o el desarrollo de ordenanzas sobre el uso de las playas estableciendo requisitos similares en todas ellas.

IMPLANTACIÓN EN EL TIEMPO

El proceso para obtener los certificados de calidad y gestión ambiental ISO 9001 e ISO 14001 en los arenales del territorio vizcaíno arrancó en junio de 2001, cuando el entonces Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Bizkaia y el de Sanidad del Gobierno Vasco, junto con la Federación Vizcaína de Salvamento y Socorrismo, la Obra Social de BBK y los municipios del litoral vizcaíno, firmaron el Acuerdo Marco para la Gestión y Calidad de las playas de Bizkaia.

Fruto de ese acuerdo, las instituciones y las entidades firmantes desarrollaron un Sistema Integrado de Gestión que comenzó inicialmente en cinco arenales (Bakio, La Arena, Laga, Laida y Karraspio) y que se ha ido extendiendo posteriormente, con el objetivo de presentar a la ciudadanía unos servicios de calidad, garantizando, al mismo tiempo, la protección del espacio natural en el que se prestan.

Para ello se ha utilizado como modelo las normas internacionales ISO 9001 de calidad e ISO 14001 de medio ambiente. A diferencia de las banderas azules, que únicamente reconocen el cumplimiento de unos requisitos, las normas internacionales ISO implican una forma de trabajar que apuesta por la mejora continua en la gestión.

La implantación de estos sistemas de gestión se ha traducido en la instalación de paneles solares en las playas como fuente de energía renovable para la megafonía del Servicio de Prevención de Accidentes, Socorrismo y Asistencia y ecorreductores en los servicios públicos, fuentes y duchas de las playas para minimizar el consumo de agua.

Del mismo modo, se ha hecho especial hincapié en la adopción de medidas para minimizar la generación de residuos y realizar una recogida selectiva de los mismos, ya sean los generados por las personas usuarias como los que depositan las mareas.