Actualizado 02/01/2010 13:44

García (APM) dice que prácticamente ninguna de las resoluciones del caso Egunkaria le ha dejado satisfecho como jurista

Afirma que medidas como la del cierre del periódico "debieron haberse pensado y repensado muchísimo más"

BILBAO, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Antonio García, afirmó hoy haber leído prácticamente todas las resoluciones que se han dictado en el 'caso Egunkaria' y "prácticamente ninguna" de ellas le ha dejado "satisfecho como jurista". "Desde luego, los razonamientos que en esas resoluciones incorporaban, a mí desde el derecho no me han convencido", indicó.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, García reconoció que el 'caso Egunkaria', -en el que están imputados por integración en ETA los directivos del periódico euskaldun clausurado en 2003, Martxelo Otamendi, Iñaki Uria, Txema Auzmendi, Joan Mari Torrealdai y Xabier Oleaga-, es un caso "extraordinariamente particular y especialísimo para cualquiera, no sólo para el conjunto de la ciudadanía, sino para inclusive el conjunto de la comunidad de los juristas".

Dicho esto, precisó que no le han parecido "jurídicamente muy correctas algunas de las decisiones que se han adoptado en ese caso". Por ello, apuntó que medidas como la que se adoptó en relación con ese periódico -haber cerrado el diario- desde su punto de vista "debieron haberse pensado y repensado muchísimo más".

No obstante, manifestó que debe acercarse a esas resoluciones con "un extraordinario respeto, reconociendo que han sido dictadas por el tribunal o el órgano jurisdiccional que tenía atribuida la competencia para dictarlas". "A mí no me han gustado, -insistió- y desde luego vamos a ver qué pasa en el 'caso Egunkaria', hay que tener un poco de confianza en el funcionamiento de las instituciones".

García reconoció que en el 'caso Egunkaria' hay elementos que "difícilmente se pueden reparar". "Una vez que se han cerrado un periódico, se han producido las consecuencias que todos conocemos, y si se acabase constatando que lo que se hizo en ese asunto no fue desde lo jurídico lo más correcto, la verdad es que sí, los daños que se habrían producido serían prácticamente irreparables", señaló.

Para el jurista, esto no sería bueno pero "siempre cabría pensar si existe algún tipo de acción, de llegar a ocurrir a darse finalmente esa hipótesis, que permita por lo menos desde lo económico reparar los daños que se han producido".

Preguntado por el hecho de que la fiscalía no haya presentado acusaciones en el 'caso Egunkaria', García indicó que el hecho de que el fiscal "diga que no hay caso, no significa nada". "El fiscal no constituye en el procedimiento penal español más que una parte acusadora que no ostenta prerrogativas ni privilegios frente a la existencia de alguna otra. Por tanto, el fiscal puede tener un criterio, pero el que tenga el fiscal no tiene porqué ser sacrosanto", explicó.