Actualizado 31/01/2021 10:18 CET

Ortuzar advierte de que "el chicle" de las vacunaciones irregulares "no da más de sí " y Sagardui no se irá

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar
El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar - PNV

Cree que Sabas debía haber sido "más humilde y reflexivo, debiéndose a un cargo público, en representación de unas ideas y de unas siglas"

BILBAO, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha advertido a los partidos de la oposición, que ha calificado de "cigarra", de que "el chicle" de las vacunaciones irregulares en los Hospitales de Basurto y Santa Marina "no da más de sí", porque "las explicaciones están dadas, la investigación está hecha" y la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, permanecerá al frente del Departamento.

En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Ortuzar se ha mostrado convencido de que la consejera de Salud logrará 'aguantar en su puesto', "sin ninguna duda". "La consejera está haciendo las cosas bien y está en medio de una situación muy compleja", ha dicho.

El presidente del PNV ha lamentado que en Euskadi exista "una oposición cigarra". "Están bien sentados en su escaño, meten todo el ruido del mundo y, cuando creen que han pillado, intentan estirar el chicle al máximo, pero esto ya no da más de sí", ha dicho.

Por ello, les ha advertido de que Gotzone Sagaurdui "cuenta con el apoyo de su partido" y el Gobierno Vasco tiene mayoría absoluta en el Parlamento Vasco". "Creo que la oposición tiene que darse cuenta y ser respetuosa con que, hace poquitos meses, la gente ha dicho quién quería que le gobernara y lo que tienen que hacer es, sin menoscabar su labor de oposición, ser más propositivos y proactivos".

Además, les ha pedido que "no vengan a dificultar" en un momento en el que "los auténticos datos, que son importantes y no son buenos, son los del avance de la pandemia, con más gente ingresanda en los hospitales, en las UCIS". "Tienen que dejar a la gente que está en esto que se dedique a los verdaderamente importante y no venir a dificultar", ha dicho.

El presidente del PNV ha avisado de que no se puede pretender que la consejera "viva en el Parlamento dando explicaciones que, por cierto, ninguna les va a contentar". "No hay manera de satisfacer a esta oposición porque, además, están volcando una frustración por haber perdido las elecciones en julio", ha dicho

Preguntado por si opina que el hecho de que todos los partidos y sindicatos pidan la dimisión de Gotzone Sagardui es "hacer ruido", ha respondido que "en este caso, sí". "La explicaciones están dadas, la investigación está hecha, se ha llegado hasta el final, hasta donde se puede ir. ¿Para qué seguir estirando el chicle si ya no da más de sí?", se ha preguntado.

Respecto a las denuncias presentadas en la Fiscalía de Bizkaia para que se investigue el asunto, Ortuzar cree que no tienen 'recorrido', al menos "desde el ámbito de la responsabilidad del Gobierno Vasco". "Luego la Fiscalía tendrá que enjuiciar y ver lo que da de sí, si esto luego tiene recorrido judicial". "No soy experto pero, desde el punto de vista de la responsabilidad del Gobierno Vasco y del Departamento de Salud, las responsabilidades están asumidas y bien gestionadas", ha defendido.

SABAS

Sobre la entrevista del ya exdirector de Santa Marina, José Luis Sabas, en la que aseguró que los responsables de Salud conocían su vacunación y la habían autorizado, ha admitido que se llevó "una sorpresa". "Cuando uno, por mucho que pienses que tienes razón, no te has equivocado o tiene justificación lo que has hecho, auque los demás no se la vean, hay que jugar con más humildad", ha manifestado.

El dirigente jeltzale considera también que Sabas debía haber sido "más reflexivo, debiéndose como se debe a un cargo público, en representación de unas ideas y de unas siglas". "Desde ese punto de vista, además de sorpresa, sentí una especie de pena y de mucha contrariedad", ha indicado.

Ortuzar ha asegurado que no se ha puesto en contacto con José Luis Sabas porque "cuando uno cruza ese rubicón de conceder entrevistas, etcétera, es que ya se ha situado fuera".

Además, ha precisado que, si lo hubieran permitido los estatutos del PNV, se hubiera abierto una investigación interna tanto a José Luis Sabas como a Eduardo Maiz, exresponsable del Hospital de Basurto.

Por otra parte, Andoni Ortuzar se ha mostrado convencido de que, tras este episodio, Osakidetza "no sale tocada" porque "es un colectivo de 30.000 personas "que nos está cuidando muy bien" mientras "hay otras zonas en las que se está pasando muy mal".

En este sentido, ha destacado, como reflejo de la buena actuación en el Servicio Vasco de Salud, el hecho de que Euskadi no vaya a tener problemas de segunda vacunación", por haber reservado la segunda dosis, o el que, hace tres días, la consejera riojana de Sanidad se dirigiera al País Vasco "para pedir ayuda".

"Miraba al referente, a Osakidetza. Osakidetza sigue teniendo todo el apoyo, la confianza y es que, además, lo están haciendo muy bien. Creo que es muy injusto lo que se está haciendo a la sailburu (consejera), pero y si eso se extendiera a todo el grupo de la sanidad vasca, sería una gigantesca injusticia", ha concluido.

Para leer más