Publicado 07/08/2020 13:02:43 +02:00CET

PNV votará en el Congreso en contra del decreto ley que recoge el acuerdo con la FEMP sobre remanentes, según Aburto

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto
El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto - Ayuntamiento de Bilbao - Archivo

Afirma que Bilbao "no va a dejar los remanentes en manos del Estado" y critica que el decreto ley "no respeta la especificidad foral"

BILBAO, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, ha afirmado que el PNV votará en el Congreso de los Diputados en contra del decreto ley que recoge el acuerdo entre el Gobierno central y la FEMP para el uso de los remanentes y del superávit.

Aburto ha mantenido este viernes una reunión telemática con otros alcaldes de grandes ciudades Estado para analizar al acuerdo alcanzado esta semana entre la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y el Gobierno del Estado.

A su finalización, Aburto ha incidido en que allí donde estén en juego "los intereses de los bilbaínos", estará el Ayuntamiento defendiéndolo y "no hipotecando nunca planes e inversiones de futuro que puedan resultar de interés para el desarrollo de la Villa".

Tras afirmar que la capital vizcaína está en "una buena situación económica para afrontar el futuro", el primer edil ha advertido, no obstante, de que "no estará exento de dificultades, pero se contará con los recursos necesarios para el mantenimiento de los servicios básicos, la cohesión social, los barrios y el desarrollo económico".

"EN CONTRA DEL CONCIERTO"

"El decreto ley que se nos plantea va en contra del Concierto Económico porque no respeta la especificidad foral. La tutela financiera de los ayuntamientos vascos corresponde a las diputaciones forales y eso es algo que debe quedar muy claro, no corresponde al Estado", ha advertido.

En esta línea, ha subrayado que los consistorios vascos no se financian con los recursos del Estado, al no haber "flujos económicos que vengan del Estado". "Esta es la razón fundamental por la que el PNV votará en el Congreso en contra de este decreto ley por no respetar el Concierto Económico", ha anunciado.

Tal y como ha detallado Aburto, con el decreto ley el Estado pide a los ayuntamientos que "dejemos nuestros remanentes para financiar un fondo para los ayuntamientos". "Bilbao no va a dejar los remanentes en manos del Estado por ser un caramelo que exige condiciones", ha añadido.

Entre las condiciones que se establecen, ha detallado que se encuentran la de que el gasto se realice en "agenda urbana, movilidad sostenible, cuidados de proximidad y cultura", pero "la autonomía municipal está para que los ayuntamientos gasten su dinero en lo que consideren de más interés".

"Tampoco queda claro cómo se van a devolver estos remanentes ni cuál va a ser el interés, ni el plazo. Se habla de 15 años, pero no sabemos si lo van a devolver en 2037 o cada año", ha afirmado, para añadir que, por todo ello, "Bilbao no va a entregar los remanentes al Estado". "Pedimos usarlos con la flexibilidad necesaria para atender las necesidades de los bilbaínos", ha finalizado.