PSE dice a PNV que "la línea de salida" para negociar es el respeto a la lista más votada de cada uno de estos partidos

Publicado 07/06/2019 15:33:22CET
EUROPA PRESS

Esta premisa condicionará que puedan celebrarse nuevas reuniones y emprender una negociación para un acuerdo global

BILBAO, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Ejecutiva del PSE-EE de Euskadi ha afirmado que "la línea de salida" para abordar una negociación con PNV con el objetivo de alcanzar un acuerdo de gobernabilidad institucional tras las elecciones municipales y forales del pasado 26 de mayo, es el respeto a la lista más votada de cada uno de estos partidos en los diferentes municipios de Euskadi.

Fuentes de la formación socialista han informado a Europa Press de que esta premisa condicionará que puedan celebrarse nuevas reuniones entre ambos partidos, en las que negociarían sobre los gobiernos municipales y forales, después de una primera toma de contacto que mantuvieron en Bilbao el pasado miércoles, en un encuentro al que asistieron los líderes del PNV y el PSE-EE, Andoni Ortuzar e Idoia Mendia, respectivamente.

Los socialistas han asegurado que, en el pacto global que se pueda alcanzar, Irun no puede ser una excepción. En este municipio guipuzcoano, el candidato del PNV a la Alcaldía, Xabier Iridoy, ha iniciado una ronda de contactos con Elkarrekin Podemos, EH Bildu y PP para tratar de sumar apoyos a su candidatura y desplazar al socialista José Antonio Santano, que revalidó su mayoría el pasado 26 de mayo.

Los socialistas vascos han coincidido, de esta forma, con las manifestaciones realizadas hoy por el presidente del PSE-EE y consejero vasco de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, el guipuzcoano Iñaki Arriola, que ha afirmado que, para que las negociaciones de conformación de gobiernos municipales y forales avancen con el PNV, ambos partidos deben respetar los lugares donde han sido más votados.

"CONFIANZA"

El PSE-EE considera, en este sentido, que "la línea de partida para la negociación" en busca de "un pacto global", se sitúa en que se respete la lista mayoritaria de cada una de las dos formaciones porque es de esta manera como "se demuestra la confianza".

Los socialistas creen que, para sentarse en una mesa y entablar un proceso negociador, debe existir "una lealtad", y el caso de Irun no sería "el punto de partida más adecuado". Asimismo, opinan que, si no se respeta la lista más votada del otro, "es muy difícil, no ya negociar nada, sino que haya más contactos".

Por ello, aunque el miércoles pasado las delegaciones del PNV y PSE-EE se emplazaron a mantener nuevos encuentros a partir de la próxima semana, no se ha cerrado fecha para ninguna reunión.

Para leer más