Un total de 36 víctimas de violencia contra las mujeres contaron en 2010 con escolta, un 38% más que el año anterior

Actualizado 23/02/2011 15:25:08 CET
Mariola Serrano.
EP

Cerca del 60% de víctimas y agresores tienen entre 18 y 40 años

BILBAO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 36 mujeres víctimas de la violencia de género fueron protegidas por escoltas durante 2010, un 38 por ciento más que el año anterior, según los datos hechos públicos por la directora de Atención a las Víctimas de la Violencia de Género del Gobierno vasco, Mariola Serrano.

Serrano ha presentado este miércoles en Bilbao el balance en materia de violencia contra las mujeres del ejercicio 2010 que, según ha advertido, no refleja la totalidad de las situaciones de maltrato porque "sigue habiendo muchas mujeres que sufren en silencio".

A lo largo del pasado año, Euskadi contabilizó 4.285 casos de violencia de género (correspondientes a 3.507 mujeres), lo que supone una caída del 8 por ciento respecto a 2009, después de que entre 2002 y 2009 las victimizaciones se multiplicaran por dos, excepto para los delitos contra la libertad sexual. No obstante, Serrano ha precisado que este descenso "no supone en ningún caso una tendencia", sino que habrá que esperar para comprobar si en sucesivos años se mantiene.

Por territorios, 2.366 de los casos detectados en 2010 corresponden a Bizkaia, 1.307 a Gipuzkoa y 612 a Álava. En la mayoría de las ocasiones la violencia la ejerció la pareja o ex pareja, un total de 3.238 casos en Euskadi (el 76%), frente a los 835 de violencia intrafamiliar (19%) y los 212 de delitos contra la libertad sexual (5%).

Del total de victimizaciones, en 2.984 casos la Ertzaintza tuvo conocimiento de ellos a través de denuncias, en el 81 por ciento de las ocasiones interpuestas por la propia mujer.

El mayor número de casos de violencia de género se produce en los meses de junio y julio, durante los fines de semana y en el horario comprendido entre las siete de la tarde y las once de la noche.

El 55 por ciento de los casos detectados el año pasado corresponde a mujeres vascas (el 33% en Bizkaia, el 16% en Gipuzkoa y el 6% en Álava), mientras que el 14 por ciento corresponde a mujeres de otras comunidades autónomas y el 31 por ciento a mujeres nacidas en otros países.

En cuanto a la edad de las víctimas, el 30,5 por ciento se sitúa en la franja comprendida entre los 18 y los 30 años, el 29,1 por ciento en la de 31 a 40 años, y el 19,8 por ciento en la que comprendida entre los 41 y 50 años. Por su parte, los agresores tenían en un 34 por ciento entre 31 y 40 años, en un 26,6 por ciento entre 18 y 30, y en un 23,6 por ciento entre 41 y 50 años.

La directora de Atención a Víctimas de Violencia de Género ha explicado que esta edad varía en función de la tipología de los casos, de manera en la violencia ejercida por pareja o ex pareja la mayor parte de las víctimas tiene entre 18 a 40 años, en los delitos contra la libertad sexual en menores de 30 años, y en la intrafamiliar de género entre 41 a 50 años, así como en los menores de 18 años y mayores de 60.

Durante el pasado año, cinco mujeres perdieron la vida en Euskadi víctimas de la violencia de género, dos de ellas a manos de su pareja o ex pareja y las otras tres víctimas de la violencia intrafamiliar de género. Las cinco --dos de ellas fallecidas en Barakaldo, una en Tolosa, otra en Lasarte y otra en Bilbao-- eran de nacionalidad española y una media de 44 años.

Desde 2002 y hasta 2010, un total de 27 mujeres perdieron la vida como consecuencia de la violencia de género, la mitad de las cuales tenía menos de 35 años. El 74 por ciento murieron a manos de su pareja o ex pareja, y el 66 por ciento convivía con el agresor.

CON ESCOLTA

A fecha 31 de diciembre, 4.709 mujeres disponían de alguna medida de protección y 19 contaban con escolta, medida prevista para casos de riesgo más alto. De estas últimas, un 36 por ciento más que en 2009, tres vivían en Álava, doce en Bizkaia y cuatro en Gipuzkoa. No obstante, a lo largo de todo el año, 36 mujeres tuvieron en algún momento que ser protegidas con escolta, un 38 por ciento más que el año anterior.

Además, al cierre de 2010, el número de agresores y víctimas que llevaban pulseras localizadoras ascendía a diez, con un crecimiento del 43 por ciento respecto al año anterior, y 166 disponían de teléfono móvil entregado por la Ertzaintza para su protección (74 en Bizkaia, 61 en Gipuzkoa y 31 en Álava).

El servicio de atención telefónica para víctimas de violencia contra las mujeres (900 840 111) atendió durante el año pasado 3.369 llamadas, un 17 por ciento más que en 2009 y el triple que en 2006, año en que se puso en marcha. El 73 por ciento de las llamadas las realizó la propia víctima y el 21 por ciento por familiares o amigos. El seis por ciento de las llamadas las efectuaron hombres.

Por su parte, el servicio de asistencia a la víctima (SAV) ubicados en los Palacios de Justicia asistió a 1.482 personas, de las que el 62 por ciento eran víctimas directas o indirectas de la violencia de la pareja o ex pareja.

Asimismo, durante el año pasado, se concedieron ayudas a mujeres víctimas de malos tratos por un importe de 452.412 euros, frente a los 139.1914 euros de 2009. Para 2011, los presupuestos de la Comunidad Autónoma Vasca contemplan una partida, ampliable, de 380.000 euros para este tipo de ayudas que se conceden en función del nivel de riesgo que sufre la mujer y sus dificultades de empleabilidad para facilitarles su independencia económica.

Dentro del programa de ayudas a la contratación, dos empresas, que contrataron a dos mujeres víctimas de violencia de género, se beneficiaron de ellas, la totalidad de las que las solicitaron.

En materia de ayudas de vivienda, se registraron 224 expedientes para acceder al cupo determinado para mujeres víctimas de esta violencia, 19 de las cuales resultaron adjudicatarias en sorteos de vivienda. Otras 14 mujeres solicitaron acceder a la adjudicación directa de viviendas en regimen de alquiler, de las que diez se concedieron y el resto se encuentra en tramitación.

Asimismo, el Gobierno vasco destinó en 2010 un total de 400.000 euros a ayudas para 44 proyectos de asociaciones que trabajan en este campo.

VENTANILLA ÚNICA

Serrano ha anunciado que el decreto de constitución de la atención a víctimas de violencia contra las mujeres como "ventanilla única" se aprobará en Consejo de Gobierno el próximo martes, aunque "de facto" se trabaja así casi desde el principio de legislatura. La aplicación informática elaborada para hacer posible este proyecto "estará en breve disponible".

Desde el Gobierno vasco, ha explicado, se trabaja en la mejora "continua" del sistema de gestión de calidad en la atención a mujeres víctimas de violencia de género por parte de su pareja o ex pareja, "revisando en su totalidad el sistema para incorporar las mejoras necesarias".

Fruto de las tareas de revisión, teniendo en cuenta los casos existentes y con el fin de evitar nuevas víctimas mortales, Serrano ha indicado que el año pasado aumentó el nivel de protección más alto y "se flexibilizó la medida de protección máxima", como es el servicio de escolta. "Y lo que esto supone es que puede que haya más mujeres que aceptan esta medida", ha añadido.

Además, se está impulsando un sistema de gestión de calidad para mejorar desde el punto de vista policial la atención y protección en los casos de agresiones sexuales. También se ha puesto en marcha un grupo de trabajo sobre la situación de las mujeres víctimas de la trata para explotación sexual, cuyos resultados se presentarán "en breve".

Entre las medidas en las que se trabaja desde el Gobierno vasco, se encuentra también la puesta en marcha de un consultorio on-line para jóvenes en los que se abordará este ámbito "en su idioma".