Condenado a ocho meses el hincha del Betis que agredió a un hombre en Bilbao

Actualizado 25/06/2019 17:17:36 CET
EUROPA PRESS

BILBAO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El hincha del Betis Manuel H.P., de 30 años, que agredió el 27 de abril de 2017 a un hombre en una terraza de la Plaza Nueva de Bilbao horas, antes de celebrarse el partido de liga entre el equipo sevillano y el Athletic Club en la capital vizcaína, ha aceptado la pena de ocho meses de cárcel por un delito contra la integridad moral y otro leve de maltrato, tras alcanzarse un acuerdo entre las partes.

   Además, el segundo acusado, que difundió la grabación en redes sociales, será condenado a seis meses de prisión. Ninguno de los dos podrá entrar en Euskadi en un plazo de dos años, y ambos han indemnizado a la víctima con más de 3.000 euros.

   El Juzgado de lo Penal número 2 de Bilbao juzgaba este martes al aficionado del Betis Manuel H.P. y a otra persona por la agresión de Bilbao de un varón. Tras llegar a un acuerdo entre las partes, se ha celebrado una vista de conformidad, según ha informado el abogado de los procesados, Ricardo Corzo Rodríguez. El letrado ha presentado informes que demuestran que el agresor tiene problemas psiquiátricos y de consumo de drogas, y se han aceptado como atenuantes.

   Los hechos ocurrieron el 27 de abril de 2017, antes de celebrarse el partido entre el Athletic y el Betis, cuando el acusado se acercó a un hombre que estaba sentado en una terraza en la Plaza Nueva, le increpó al grito de 'Viva España' y le preguntó si era "proetarra". Acto seguido, le tiró una cerveza en la cabeza y le pegó un tortazo.

   El agredido logró escapar de otro golpe que le lanzó el agresor y de una fuerte patada, que impactó en el perro que acompañaba el agredido. Manuel H.P. cuenta con historial delictivo. El vídeo grabado por un acompañante del agresor se hizo viral.

   El principal acusado no ha podido desplazarse a la capital vizcaína para la celebración del juicio y estaba previsto que declarara por videoconferencia desde Sevilla. Sin embargo, tenía una orden de no entrar en la capital andaluza, por lo que el juez ha permitido que se le hiciera una llamada telefónica. El otro procesado sí ha comparecido ante el Juzgado bilbaíno.

SIN TRASFONDO IDEOLÓGICO

   En declaraciones a los periodistas tras celebrarse la vista oral, Corzo ha explicado que "ha quedado claro" que Manuel H.P. no ha cometido un delito de odio y que no había ningún trasfondo ideológico en la agresión, porque su cliente "no era consciente de lo que hacía". "Queremos pedir disculpas al señor que se ha agredido porque, en ningún caso, mi cliente se acuerda de lo que ocurrió", ha apuntado.

   Además, ha recordado que la víctima ha sido "plenamente" indemnizada", lo que se considera también un atenuante de reparación del daño, y el procedimiento ha finalizado, a la espera de la redacción de la sentencia, una vez que ya se conocen las penas. En todo caso, el abogado ha solicitado la suspensión de la ejecución de la condena de ocho meses de prisión del agresor, en base a los informes que ha presentado.

   "Mi cliente no ha cometido ningún tipo de delito de odio. No es una persona que se dedique a esto, ni que tenga una ideología, como se ha dicho, nazi o neonazi. Simplemente tenía sus facultades influenciadas por las atenuantes que se han alegado", ha apuntado.

   El letrado ha explicado que no se ha producido "alarma social" y no hay datos que apunten a que el acusado "provoque otra vez este tipo de circunstancias". En cuanto a los antecedentes con los que cuenta, ha apuntado que no son "por hechos iguales".

   Por último, ha quedado prohibida la publicación por Internet del vídeo de la agresión y se ha ordenado la destrucción de todos los soportes informáticos sobre la grabación, con el acuerdo del ministerio público.

Contador

Para leer más