24 de febrero de 2020
 

Cuatro alumnos extremeños presentan a la ministra de Medio Ambiente sus propuestas a favor de un entorno sostenible

Actualizado 24/11/2008 20:45:08 CET

MÉRIDA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cuatro escolares extremeños, junto con otros 63 compañeros procedentes toda España, entregaron hoy a la ministra de Medio Ambiente, Medio Rual y Marino (MARM), Elena Espinosa, un ejemplar del libro 'Jóvenes por la Sostenibilidad. 50 Iniciativas a favor del Medio Ambiente'.

El documento recoge los proyectos medioambientales desarrollados durante el curso 2008-2009 por los más de 5.000 alumnos de 67 centros educativos participantes, según señala la empresa Ecoembres en nota de prensa.

Esta iniciativa de educación ambiental está promovida en España por Ecoembes, sociedad sin ánimo de lucro que gestiona la recogida selectiva, recuperación y reciclaje de los envases ligeros (envases de plástico, latas y briks) y los envases de papel y cartón, e internacionalmente por Pro Europe.

Los cinco alumnos extremeños explicaron a la ministra Elena Espinosa las iniciativas por la sostenibilidad desarrolladas en Extremadura y que abordan problemas medioambientales concretos de sus lugares de origen.

Así, los escolares del IES 'Sierra de San Pedro en La Roca de la Sierra' (Badajoz) presentaron instalación de relojes temporizadores en las aulas, estudio sobre la luminosidad y reducción del impacto ambiental causado por nuestros residuos más comunes. Los objetivos de esta instalación fueron mejorar la luz en los puestos de trabajo de los alumnos, reducir la energía y el dinero que gasta el centro y reciclarlos papeles y plásticos que solemos tirar ala basura.

En el Colegio 'Nuestra Señora de la Granada-Santo Ángel' en Llerena (Badajoz) desarrollaron un proyecto para mejorar ambientalmente el centro escolar y su entorno y aplicar ideas de educación ambiental en la vida cotidiana. El objetivo último de este proyecto era la definición un código de conducta que permita generar una conciencia sobre la necesidad de proteger el entorno natural.

Los alumnos del IESO 'Los Barruecos' en Malpartida de Cáceres llevaron a cabo un estudio de los residuos urbanos más importantes que se generan analizando cómo y por qué se generan, su cantidad, cómo se podría disminuir su generación, su impacto ambiental y cuáles son los canales por donde estos residuos se reciclan. Asimismo, este proyecto contempla el establecimiento en el centro de un sistema de recogida de residuos desde el papel, hasta los móviles o medicamentos.

III ECOPARLAMENTO EUROPEO DE LOS JÓVENES

El Ecoparlamento Europeo de los Jóvenes es un proyecto de concienciación ambiental, impulsado en España por Ecoembes e internacionalmente por Pro Europe, que en 2008 ha cumplido su tercera edición y que propone el desarrollo de acciones por parte de los jóvenes escolares para movilizar a la sociedad en favor del medio ambiente, según explicó Ecoembes en su nota.

A lo largo del curso 2008-2009, más de 500 estudiantes de 67 centros docentes de toda España desarrollaron proyectos medioambientales concretos en sus zonas de residencia que fueron recogidos en el libro 'Jóvenes por la Sostenibilidad: 50 iniciativas a favor del medio ambiente'.

En mayo de 2008, un grupo de 6 delegados, en representación de los 67 centros, viajó a Praga para entregar las 50 propuestas incluidas en el documento, junto a las aportaciones de otros diez países participantes, al director de la División de Ciencias Sociales, Investigación y Política de la UNESCO, Wataru Iwamoto, como contribución al informe 'Década para la Educación en el Desarrollo Sostenible', que se presentará en 2009 en Bonn (Alemania).

Ecoembes es una sociedad anónima sin ánimo de lucro, cuyo objeto es la gestión de un sistema encaminado a la recogida selectiva, recuperación y reciclaje de los envases ligeros (envases de plástico, latas y briks) y los envases de cartón y papel.

Desde mayo de 1998, fecha en la que se inició la recogida selectiva en España, y hasta finales de 2007, se han conseguido recuperar 8,9 millones de toneladas de envases, de las que se reciclaron 6,8 millones de toneladas. Con los envases recuperados se podría llenar, hasta rebosar, más de 650 estadios de fútbol como el Santiago Bernabéu o el Camp Nou.