Publicado 02/09/2020 12:21:51 +02:00CET

Extremadura dará ayudas para el alquiler de vivienda a mujeres prostituidas tras ordenar el cierre de locales de alterne

La vicepresidenta primera de la Junta, Pilar Blanco-Morales, en la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno.
La vicepresidenta primera de la Junta, Pilar Blanco-Morales, en la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno. - JUNTA

   MÉRIDA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Extremadura va a poner en marcha una línea de ayudas al alquiler de vivienda dirigida a mujeres prostituidas, víctimas de explotación sexual y trata, con el fin de asistir a un colectivo afectado por la orden de cierre de todos los locales del alterne de la comunidad autónoma como medida para contener la expansión de la pandemia de Covid-19.

   Un cierre que ya fue anunciado la semana pasada y que se recoge en un nuevo acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta aprobado en la reunión de este miércoles, que contempla otras medidas, como la equiparación de los horarios de apertura de casinos y bingos de la comunidad al del resto de establecimientos de hostelería, también como medida para prevenir contagios del coronavirus.

   La vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, ha dado cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno, en sustitución de la consejera de Igualdad y portavoz, Isabel Gil Rosiña, de baja por maternidad.

   Así, ha señalado que el cierre de los prostíbulos de la comunidad se refleja en un acuerdo de medidas básicas de prevención en materia de salud pública para la nueva normalidad que viene a modificar al anterior de 22 de julio, con el objeto de, además de introducir estas nuevas medidas sobre locales de alternes y de juego, también para compilar y reunir en un único acuerdo todas las medidas y recomendaciones alcanzadas hasta la fecha en la comunidad autónoma.

   Blanco-Morales ha recordado que el cierre de los locales de alterne ya fue ordenado por el Consejo de Gobierno anterior, una decisión que se justifica en la "difícil identificación de la clientela" de estos establecimientos, lo que hace "prácticamente imposible la trazabilidad" en caso de contagios.

   La vicepresidenta primera ha avanzado que la consejera de Movilidad, Transporte y Vivienda, Leire Iglesias, ha dado cuenta del estado en el que se encuentra el programa de ayudas al alquiler para colectivos vulnerables para evitar impagos, procedente de la modificación del Plan Estatal de Vivienda.

   Un programa que la Administración regional dotó con 2,3 millones de euros con la posibilidad de ampliar el crédito hasta los 2,7 millones, y que mantiene abierta su plazo de solicitud hasta el próximo 30 de septiembre.

   En este sentido, y aunque no ha podido precisar más sobre las cantidades que se destinarían a las ayudas al alquiler para mujeres prostituidas, a la espera de que finalice el plazo, ha avanzado que no se agotarán estos créditos y que el remanente se destinará a esta medida extraordinaria, que según ha señalado, no ha puesto en marcha ninguna otra comunidad autónoma.

   En concreto, este programa ha recibido hasta la fecha 1.267 solicitudes, de forma que "no se van a agotar los fondos", que se destinarán a estas nuevas ayudas para atender a otro colectivo en situación de vulnerabilidad.

VISITAS EN CENTROS SANITARIOS

   El acuerdo de este miércoles también regula las salidas de residentes en centros sanitarios, de modo que no se permiten aquellas que se realicen por tiempo inferior a siete días para minimizar riesgos de salidas de menos de 48 horas en las que no se hace PCR, al considerarse ineficaz dado el corto espacio de tiempo en el que la persona permanece en el exterior.

   Así, se establece un "tiempo prudencial" que conjugue la autonomía de la persona con la seguridad del resto de residentes y con la posibilidad de realizar pruebas que "realmente sirven".

   En cuanto al régimen de visitas en centros sanitarios, se garantiza un mínimo de dos por semana y residente, y se faculta a los centros para que modulen en el total de visitas semanales lo que estimen mejor en función de sus características, con un máximo de uno por día y de una hora de duración.

   Finalmente, se aúna en un mismo instrumento todas las medidas contra el coronavirus que se han ido publicando hasta la fecha, adoptando así un "un principio de buena técnica legislativa", y se garantiza el conocimiento de las mismas por los ciudadanos.

   En concreto, se han compilado en este acuerdo la resolución del 17 de julio de medidas excepcionales en el uso de la mascarilla, las de 5 de agosto, sobre recomendaciones relativas a las reuniones de personas en espacios públicos y privados, así como la de medidas en relación con los dispositivos residenciales para personas mayores con deterioro cognitivo, discapacidad y trastorno mental, así como la resolución de 20 de agosto sobre los eventos multitudinarios, locales de ocio y centros sanitarios.

Contador