Podemos rompe la negociación del Presupuesto 2019 con la Junta aunque no presentará enmienda a la totalidad

Blanco-Morales y Jara Romero, en los extremos
JUNTA
Actualizado 31/10/2018 18:05:40 CET

   La Junta aprobará el 7 de noviembre el proyecto de ley de unos PGEx "expansivos" y con crecimiento del gasto social

   MÉRIDA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Extremadura aprobará el próximo 7 de noviembre en Consejo de Gobierno el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2019, sin contar para su aprobación con el apoyo del PP ni de Podemos, que este miércoles ha decidido no apoyarlos después de recibir la negativa a incluir en las cuentas regionales el proyecto integral de empleo con el que pretende crear 15.000 empleos.

   Tanto de la ruptura de las negociaciones para alcanzar un proyecto de ley acordado, que garantizaría a la Junta sacar adelante sus cuentas en el trámite parlamentario, como la fecha de aprobación de las cuentas por parte del Ejecutivo autonómico, se han conocido tras la reunión mantenida este miércoles entre la vicepresidenta y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, y la diputada de la formación morada, Jara Romero, que se ha prolongado durante más de tres horas sin alcanzar un acuerdo.

   En declaraciones posteriores a los medios de comunicación, la vicepresidenta ha señalado que la Junta tiene previsto presentar sus cuentas la próxima semana a pesar de no tener asegurado que salgan adelante en la Asamblea, en tanto que el Grupo Popular ni siquiera se ha sentado a negociar, y que Podemos condicionará su decisión definitiva a las mejoras que se puedan introducir en el texto en el trámite legislativo.

   Por tanto, ha señalado que Podemos tendrá que explicar a los ciudadanos por qué no ha apoyado unos presupuestos que, sin dar cifras concretas, presentarán "un crecimiento notable, crecen las políticas sociales y las económicas, y además serán unos presupuestos comprometidos con las personas, con las empresas y que acompañarán los proyectos de la vida de los extremeños para su futuro".

   "No hay voluntad de negociación", ha espetado la consejera, quien ha añadido que "son los intereses electorales los que situados por encima de los intereses generales, del trabajo serio, del trabajo riguroso, han primado".

   En este sentido, ha lamentado que el PP "no ha querido sentarse a la mesa". "Ni siquiera ha querido conocer cuáles son las líneas maestras de este presupuesto", ha lamentado, mientras que Podemos "después de algunas sesiones de negociación ha decidido no apoyar" estos presupuestos.

   No obstante, ha señalado que su teléfono "sigue abierto para hablar con todos los que quieran sumarse a un proyecto de futuro para los extremeños", a quienes escucharán y en el trámite parlamentario "se puede seguir trabajando para que estos presupuestos salgan adelante".

SIN VOLUNTAD DE ENTENDIMIENTO

   Preguntada por el desencuentro con Podemos, ha señalado que "el esfuerzo negociador del Gobierno ha llegado hasta donde se podía llegar responsablemente". "Se han admitido, escuchado, explicado aquellos aspectos que no podían ser admitidos", ha señalado Pilar Blanco-Morales, quien ha subrayado la disposición al "entendimiento" del Ejecutivo regional.

   Por ello, "tendrán que explicar ellos (los diputados de Podemos) por qué han venido a negociar si no querían ellos un entendimiento", ha dicho la vicepresidenta, ante lo que ha añadido que asimismo deberán dar explicaciones acerca de por qué "no han querido apoyar unos presupuestos que crecen, donde crecen las políticas sociales, la inversión y las política económicas".

   Con respecto al proyecto planteado por Podemos para crear 15.000 empleos, ha dicho en primer lugar que no es ningún plan de empleo, al tiempo que ha señalado que las cuentas elaboradas por el Ejecutivo de Guillermo Fernández Vara recogen políticas de incentivación de creación de empleo que están "muy por encima de lo que ellos planteaban", y que una vez que sean presentadas los diputados de Podemos "se van a retratar".

   Por tanto, y a falta de contar con los votos que garanticen la aprobación de las cuentas regionales para 2019, ha señalado que si finalmente no se recaban apoyos en el trámite parlamentario, se prorrogarán los presupuestos vigentes, que "son unos buenos presupuestos", y habrá un gobierno que "los cumplirá, los ejecutará y seguirá trabajando para mejorar la vida de los ciudadanos".

DECEPCIÓN EN PODEMOS

   Por su parte, Jara Romero, ha dicho que están "muy decepcionados" con la negativa de la Junta a incorporar a su presupuesto su proyecto integral de empleo, dotado con una inversión de 170 millones de euros, con los que pretendían crear 15.000 puestos de trabajo en Extremadura.

   Un proyecto que "no están dispuestos a aceptar" en la Junta ni siquiera un año como este en el que, además de alcanzarse un acuerdo presupuestario a nivel estatal entre el PSOE y Podemos, se ha planteado un "presupuesto expansivo" y que, por tanto, desde la formación morada consideran que habría que dar "un paso más" en la creación de empleo, pero "la Junta se ha negado".

   "Se podría haber hecho mucho más", dados los "datos de pobreza" que hay en la región, que la sitúan "a la cabeza de España", la brecha de España y "sobre todo un exilio que es sangrante".

   "Se ha cedido por ambas partes, pero entendíamos que este año, en el que los presupuestos son expansivos, se podía haber hecho un esfuerzo mucho mayor para incluir esos 170 millones y crear esos 15.000 puestos de trabajo en Extremadura, que es una prioridad", ha insistido.

"No hay acuerdo porque la Junta no ha llegado a ofrecer esa cantidad y nosotros desde el principio hemos sido muy sinceras", ha dicho la diputada de Podemos, quien ha añadido que una vez decidido que no hay acuerdo en la aprobación del proyecto de presupuestos, el escenario que se abre es que el Ejecutivo regional los lleve a la Asamblea y que se puedan "mejorar" en el trámite parlamentario.

NO HABRÁ ENMIENDA A LA TOTALIDAD

   Por tanto, y aunque la decisión definitiva depende de la dirección del partido, desde el Grupo Parlamentario no presentarían enmienda a la totalidad ni apoyará la que pueda plantear ningún otro partido, lo que en la práctica garantiza a la Junta que sus cuentas no sean devueltas una vez entren en el parlamento, puesto que el PP, en caso de presentarla, no podría sacarla adelante, porque solamente podría contar con el apoyo de Ciudadanos, que tiene un escaño.

   Asimismo, no ha querido adelantar el signo del voto de Podemos al presupuesto una vez esté en la Asamblea, puesto que considera que "hay margen" para alcanzar acuerdos al tratarse de un presupuesto expansivo.

   En todo caso, ha reconocido que en Podemos están "muy decepcionados" con el resultado de la negociación porque pensaban que "era el año del compromiso con Extremadura, en el que realmente se podría reflejar una inversión que pemitiera la creación de puestos de trabajo, acabar con la precariedad, no seguir creando trabajo que precarice a los trabajadores".

   A preguntas de los periodistas sobre los argumentos ofrecidos por la Junta para rechazar el proyecto integral, Romero ha apuntado a la falta de recursos propios, si bien ha considerado que "hay margen de maniobra para reasignar fondos y plantear esta propuesta", pero "cada uno tiene sus prioridades políticas".