Vara aboga por reformar la Constitución para "tener en cuenta" que el país "no se parece en nada al del 78"

Publicado 04/12/2019 15:21:36CET
Vara en el acto en Badajoz por el Día de la Constitución
Vara en el acto en Badajoz por el Día de la Constitución - EUROPA PRESS

   BADAJOZ, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha abogado por reformar la Constitución Española, que "tiene también que tener en cuenta" que el país "no se parece en nada al del 78", razón por la cual el Tribunal Constitucional "tiene cada vez más que resolver situaciones que no deberían incluso ni haberle llegado" y que "son la consecuencia de la dificultad de interpretar un país a la luz de unas normas que nos dimos hace 41 años".

   "Es necesaria la reforma constitucional y es necesaria además para adaptarla a un país que la Constitución cambió, es decir, este país ha cambiado porque la Constitución Española hizo que cambiara porque nos pusimos manos a la obra a construir un proyecto de país en el que había derechos y también deberes, no lo olvidemos nunca", ha expuesto.

   Así lo ha señalado el jefe del Ejecutivo autonómico durante su intervención este miércoles en Badajoz en un acto con motivo del Día de la Constitución en el que también ha tomado la palabra la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, quien ha señalado por su parte a los jóvenes y el consenso como "factores fundamentales" para abordar los retos a los que se enfrenta la Constitución 41 años después, de manera que la convivencia y el progreso de los ciudadanos "pueda seguir garantizado bajo su amparo muchos años más".

   El acto, que se ha desarrollado en la sede de la Delegación del Gobierno, ha comenzado con una conferencia del profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Extremadura Gabriel Moreno bajo el título 'La reforma constitucional: entre lo posible y lo necesario', seguida de un debate con alumnos de las Facultades de Derecho y Periodismo.

   También han intervenido cuatro alumnos del Grado de Derecho y Criminología de la Facultad de Derecho de la UEx que han expuesto sus puntos de vista sobre el texto constitucional y se han referido a materias concretas como vivienda y empleo en este acto que ha concluido con una intervención musical.

SALIR AL ENCUENTRO

   Guillermo Fernández Vara ha comenzado su intervención destacando que este miércoles se celebra "algo realmente importante en la reciente historia de España", como el día en el que los españoles "salieron al encuentro", sobre lo cual ha sostenido: "es la mejor manera que yo he encontrado de definir lo que significa y representa la Constitución, el día que una generación de españoles decidió salirse al encuentro, el día que una generación de españoles decidió mirar hacia adelante".

   Un día en el que también decidieron que, aunque tuvieran diferentes ideologías, podían tener un proyecto de país "en común", según Vara, para quien la Carta Magna "era sobre todo y por encima de todo un proyecto de país de una sociedad a la que su país no le gustaba y quería un país nuevo y diferente" y que "trabajó por intentar lograr un alto grado de consenso respecto al proyecto de país que queríamos tener por delante".

   Al respecto, ha apuntado que aquella sociedad cantaba 'Libertad sin ira' de Jarcha pero que la actual "desgraciadamente y en ocasiones canta la 'Libertad con ira'" y que España tiene un problema, que los españoles "hoy no se sienten adecuadamente representados" y el Congreso de los diputados "se ha convertido en el Senado".

   En su opinión, "uno de los principales problemas" de España es "precisamente ahora mismo de anclaje de la representación" y en la Cámara baja "no pueden estar un partido que se llame Teruel Existe" dado que en la misma "se está representado a España" y quienes se sienten españoles se pueden preguntar quién les representa. "Para eso estaba el Senado, para representar a los territorios", ha puntualizado.

   Asimismo, el presidente extremeño ha planteado como "necesaria" una reforma constitucional y se ha referido a aspectos concretos como la sanidad, que no se pensó en 1978 que fuera un derecho "fundamental" y "esencial", a la vivienda y a la emancipación de los jóvenes o a la despoblación, resaltando sobre esta última que no se debe vincular a la demografía y que contra la 'España vaciada' se lucha permitiendo que haya y se genere actividad económica "que haga que venga inmigración y que la gente no se tenga que marchar".

   "No pensemos que este problema se va a arreglar porque la situación económica mejore y todos tengan un empleo estable, seguirá sin haber las tasas de natalidad que había hace unos años y si no hay niños tendrán que venir niños y, entonces, hay que saber que todos aquellos que crean que la solución de los países está en poner fronteras para que no venga nadie están condenados al vaciamiento progresivo", ha defendido.

   En este mismo sentido se expresó la delegada del Gobierno, quien puso de manifiesto el hecho de que desde algunos sectores de la sociedad españolas se esté alzando la voz para pedir la adaptación de la Constitución a los nuevos tiempos, a nuevos retos y desafíos "que tenemos que escuchar y abordar" y en este punto, dijo, "los jóvenes son una pieza fundamental".

MEDIO AMBIENTE, DISCRIMINACIÓN Y CONSENSO

   Por su parte, Yolanda García Seco ha abogado por reflexionar en torno a asuntos como el derecho a disfrutar del medio ambiente y la necesidad de luchar contra la destrucción del planeta; el derecho a una sociedad "más igualitaria" y la necesidad de que se elimine "de forma efectiva" cualquier discriminación y la protección e integración plena de la mujer o el derecho a una cartera de servicios sociales de calidad a los que puedan acceder todos los ciudadanos "en igualdad de condiciones".

   Ha resaltado también el derecho a un trabajo y una vivienda que sean dignas, que permita el desarrollo de una vida completa y garantice las pensiones de todos y ha destacado como reto el derecho a una educación "inclusiva" en la que niños, niñas y jóvenes tengan la oportunidad de formarse como personas "en igualdad".

   "No debemos permitir que nuestros jóvenes sientan desafección hacia las normas que rigen nuestra convivencia, especialmente la más importante y para evitarlo, se hace necesario incorporar una nueva visión sobre ciertos temas que son importantes para la España de 2019", ha añadido.

   Ante estos retos, la delegada del Gobierno ha remarcado la importancia de mirar al pasado para seguir avanzando porque la Constitución, las leyes, la democracia y la unidad de la sociedad "nos enseñó el camino" y, en concreto, el consenso en la Constitución del 78 "no fue el principio, sino el final de un largo diálogo donde todos renunciaron a una parte de sus exigencias máximas".

   De esta manera, ha insistido en la importancia de hablar con los jóvenes para seguir avanzando en la convivencia común y en que los españoles sabrán "encontrar el camino para seguir avanzando, al menos otros 40 años, en una sociedad que no deje a nadie atrás", para lo cual ha apelado a mantener un espíritu de diálogo y tolerancia "para seguir avanzando en una sociedad libre, justa y solidaria".

Contador