Fernando Blanco pide agilidad en la Justicia y apela a una "reflexión" sobre su uso político

Rueda de prensa de Fernando Blanco junto a sus abogados en Santiago
EUROPA PRESS
Actualizado 13/11/2018 14:03:13 CET

   "A mí lo que me resarciría es que no volviera a suceder", asegura sobre una instrucción que duró casi ocho años antes de ser archivada

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Tras casi ocho años de instrucción y cerca de siete desde su primera declaración en sede judicial, el exconselleiro de Innovación e Industria con el bipartito, Fernando Blanco (BNG), ha sido desimputado y la causa contra él archivada por la Audiencia Provincial de Lugo. "A mí lo que me resarciría es que no volviera a sucederle a nadie", ha asegurado tras estos años en los que reconoce coste político y personal.

   Cuando fue imputado era candidato para el Senado y diputado del BNG en el Parlamento de Galicia, un cargo que abandonó, según ha incidido este martes en rueda de prensa, "absolutamente convencido" de lo que hacía y para no perjudicar a su formación política, de aquella capitaneada por Guillerme Vázquez, quien se mostró contrario a esta dimisión y quien, dijo Blanco, no se la pidió. Aclaró, no obstante, que lo hacía pensando que quedaría resuelto y archivado en cuestión de meses.

   Con todo, el BNG sí había establecido el listón político de las imputaciones para exigir dimisiones de los cargos públicos, algo que en estos años, ha considerado Fernando Blanco y ante su caso, les ha hecho reflexionar sobre estas exigencias. Este mismo lunes, la actual portavoz nacional del Bloque, Ana Pontón, pidió al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que se "retractase" de las acusaciones al exconselleiro nacionalista.

"REFLEXIÓN"

   En este sentido, ha apelado a una "reflexión" generalizada de los partidos políticos por como "se puede usar el uso de la justicia como arma política" para quien "no le gusten los resultados" electorales. "No es una lucha limpia, hay que hacer una reflexión. Yo en términos políticos estuve inhabilitado ocho años y esto no es razonable", ha manifestado a preguntas de los periodistas.

   Al ser preguntado si se siente con fuerza para retomar la primera línea política, ha considerado que "todo en la vida tiene una época". Rememoró como desde la oposición impulsó una ley de cajas que consiguió el apoyo del PP, como grupo mayoritario, y del PSdeG: "Me da la sensación de que hoy eso sería imposible, vemos unas radicalizaciones tremendas".

   Al hilo de ello, Fernando Blanco ha aprovechado para llamar a una reflexión sobre "las políticas de confrontación", puesto que, bajo su punto de vista, esto es incluso "más importante" que la cuestión de las imputaciones. Así, ha hecho votos por el "diálogo" entre las fuerzas políticas, frente a lo que está ocurriendo actualmente, "construyendo un mundo que es mucho peor".

   También uno de sus abogados, Evaristo Nogueira, que este martes acompañó en la rueda de prensa a Fernando Blanco junto a Xosé Antón Pérez-Lema, ha sostenido que "no se puede judicializar la política para forzar dimisiones".

"SE FACILITÓ TODA LA INFORMACIÓN"

   Tras siete años, "uno se pregunta por qué tarda tanto". Fernando Blanco ha defendido que en todo este tiempo "nunca comentaron nada, ni positiva, ni negativamente", tampoco "declaraciones públicas", pero ha cuestionado por qué "facilitando toda la información y cuando nunca se trató de retrasar este proceso" transcurrieron tantos años desde su imputación.

   Blanco ha observado un "deficiente funcionamiento de la justicia" y ha pedido que se impulsen las reformas que hagan una justicia más ágil. "Me alegro de que rematara, la única duda que tenía era es en qué tiempo, desde luego erré en el tiempo en que iba a ser resuelta", ha expresado el exconselleiro, quien también lamentó que en algún momento sintió que "había periodistas que jugaban a ser jueces y jueces que fuesen periodistas".

   El exdirigente nacionalista también cuestionó el "secreto de sumario, que todo el mundo sabe que se vendía por cachos a tres euros" y ha agradecido a su defensa el trabajo realizado y el apoyo recibido, así como a su familia, amigos y al propio BNG.

PONE EL FOCO EN LA FISCALÍA

   En su intervención, el abogado Xoán Antón Pérez-Lema ha lamentado que haya jueces de instrucción que "prioricen la investigación frente a los derechos d elos investigados" y subrayó que "desde el principio", pese a que no tenía que probar su inocencia, se aportaron "pruebas" documentales de la compra de un vehículo y la lotería, cuestiones por las que había sido investigado.

   Así, este abogado ha sostenido que en marzo de 2014 ya podía haberse cerrado la causa y puso el foco en que la Fiscalía no se pronunció en ese sentido, lo que retrasó el sobreseimiento.

   Por su parte, Evaristo Nogueira ha considerado a Fernando Blanco el "paradigma de esa pena que no está recogida en el código penal, el paradigma del banquillo". "Una instrucción no puede durar ocho años, es inconcebible en un estado de derecho", ha subrayado. "Hay unas consecuencias irreparables, políticas, personales, que no tienen vuelta atrás", ha aseverado.

Contador