Trabajadores de Treves denuncian que la empresa pone etiquetas de Marruecos a productos fabricados en Pontevedra

Actualizado 27/08/2009 17:19:18 CET

El PSdeG reclamará a la Xunta en el Parlamento que rechace la deslocalización que pretende la fábrica

PONTEVEDRA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los portavoces de los trabajadores de Treves en Pontevedra denunciaron hoy que la empresa está marcando los productos de forma engañosa, al poner etiquetas de Marruecos a productos que se fabrican en Pontevedra, con el objetivo de justificar su proyecto de deslocalización.

La denuncia se hizo pública tras una reunión en la ciudad del Lérez, a la que acudieron los delegados sindicales y el portavoz de Empleo del Grupo Parlamentario del PSdeG, José Tomé Roca.

"Es muy grave", señaló el diputado socialista, tras reiterar que, de este modo, la empresa pretende "simular" que en Pontevedra se produce cada vez menos, cuando "la verdad es que no traen materia prima". Tomé Roca se basó en datos que le aportó UGT sobre la evolución de Treves en Pontevedra, para concluir que la única motivación para cerrar la fábrica ubicada en Salcedo es mejorar el lucro empresarial.

"Treves no tiene números rojos", aseguró, y añadió que "no hay causas objetivas ni económicas, ni tecnológicas para trasladar la producción de Pontevedra a Marruecos, dejando desamparados a los trabajadores". En este sentido, argumentó que "Treves obtiene unos beneficios de casi 4.000 euros al año por cada trabajador de la nave de Salcedo".

PROPOSICIÓN

En este contexto, el portavoz de Empleo avanzó que los socialistas gallegos presentarán en la Cámara autonómica una Proposición no de Ley para trasladar esta problemática a la sede parlamentaria y exigir a la Xunta que "tome cartas en el asunto y rechace el expediente de regulación de empleo que pretende Treves".

"La Consellería de Traballo debe implicarse y no estar escondida como hizo en el conflicto del metal, porque así no se apoya el tejido laboral gallego", manifestó.

Tomé Roca anunció también que el PSOE se pondrá en contacto con Citröen, para la que trabaja Treves, al entender que "tiene mucho que decir". A su juicio, "puede contribuir a mantener la producción de sus empresas auxiliares".