Austria analiza en detalle el Pacto Global sobre Migración para una posible retirada

Sebastian Kurz
REUTERS / LISI NIESNER
Publicado 10/10/2018 15:34:43CET

VIENA, 10 Oct. (Reuters/EP) -

El canciller de Austria, Sebastian Kurz, se ha mostrado este miércoles "muy crítico" con el Pacto Global sobre Migración, sugiriendo que podría sumarse a la lista de países que han optado por quedarse fuera de este tratado internacional impulsado por Naciones Unidas.

"Vemos algunos de los puntos de este acuerdo de forma muy crítica", ha dicho Kurz, en declaraciones a la prensa al término de la reunión de Gobierno.

El líder conservador ha indicado que hará "todo lo posible para mantener la soberanía del país y garantizar que Austria puede decidir por sí misma las cuestiones migratorias".

A este respecto, ha señalado que está en "estrecho contacto" con países como Suiza para conocer su postura. En el caso suizo, su Gobierno ha emitido este mismo miércoles un comunicado en el que da luz verde al Pacto Global sobre Migración porque considera que es más política que jurídicamente vinculante.

"No puede haber ninguna formulación que pueda ser interpretada de modo que signifique que la migración puede ser un Derecho Humano. Ese no debe y no puede ser el caso", ha dicho el vicecanciller austriaco, el líder ultraderechista Heinz-Christian Strache.

Kurz, que llegó al poder catapultado por un discurso antiinmigración y aliado con la extrema derecha del Partido Libertad, ha avanzado que "el Gobierno determinará en las próximas semanas una tendencia concreta de acción" sobre el Pacto.

Austria se enmarca así en el grupo de países dudosos, como Polonia y Dinamarca. Hungría, por su parte, ya ha anunciado que no ratificará el Pacto, mientras que Estados Unidos no ha formado parte de esta iniciativa en ningún momento.

El texto definitivo se cerró el pasado mes de abril con la aprobación de los 193 miembros de Naciones Unidas, excepto Estados Unidos. Se espera que sea ratificado por los entonces firmantes en una ceremonia que se celebrará en diciembre en Marrakech.

Contador